Miércoles, 06 de julio de 2016

Escrito por Minerva Expósito Guixeras

Pena máxima: no está criminalizada la homosexualidad

El informe de Homofobia de Estado de ILGA (2016) indica que Santo Tomé y Príncipe descriminalizó las relaciones sexuales realizadas con consentimiento entre personas del mismo sexo tras las recomendaciones del Examen Periódico Universal (EPU) de Naciones Unidas en el año 2012. Además, la edad mínima para consentir las relaciones sexuales es la misma tanto en parejas de personas del mismo sexo como en parejas de personas de diferente sexo. Según el informe del Departamento de Estado de EEUU (2015), existen leyes anti-discriminación, pero estas no especifican la orientación sexual ni la identidad de género.

A pesar de que la homosexualidad no es ilegal, sigue existiendo estigma, discriminación y hostigamiento hacia las personas LGBT. El informe del Departamento de Estado (2015) dice que, ocasionalmente, hay denuncias de discriminación social, principalmente referidas al rechazo por parte de la familia y amigos. Aunque no se conocen informes que establezcan que el estigma y la intimidación son factores que impidan denunciar los abusos. Este informe indica que no existen organizaciones LGBT, aunque no hay ninguna ley que las prohíba.

En cuanto al VIH/SIDA, las comunidades y las familias suelen rechazar a las personas seropositivas, aunque no se conocen informes de discriminación oficial debido al estado seropositivo. 

Las estadísticas de AfroBarometer muestran en la sociedad una tolerancia del 75% hacia las personas seropositivas y del 46% hacia las personas homosexuales.

Fuentes:

Carrol, A. “Homofobia de Estado. Estudio jurídico mundial sobre la orientación sexual en el derecho: criminalización, protección y reconocimiento” [online]. ILGA, mayo de 2016 (Edición No. 11). Disponible en: http://ilga.org/downloads/02_ILGA_Homofobia_De_Estado_2016_ESP_WEB_150516.pdf [Consultado: 06/07//2016]

Dulani, B. et al. “Good neighbours? African express high levels of tolerance for many, but not for all” [online]. AfroBarometer, 1 de marzo de 2016 (No. 74). Disponible en: http://afrobarometer.org/sites/default/files/publications/Dispatches/ab_r6_dispatchno74_tolerance_in_africa_eng1.pdf [Consultado: 06/07/2016]

“Sao Tome and Principe 2015 Human Rights Report” [online]. U.S. Department of State, 2015. Disponible en: http://www.state.gov/documents/organization/252931.pdf [Consultado: 06/07/2016]

Stewart, C. “Two tiny nations drop anti-gay laws: Palau and Sao Tome” [online]. Erasing 76 Crimes, 16 de octubre de 2014. Disponible en: https://76crimes.com/2014/10/16/two-tiny-nations-drop-anti-gay-laws-palau-and-sao-tome/ [Consultado: 06/07/2016]

Miércoles, 11 de julio de 2016

Escrito por Minerva Expósito Guixeras

Pena máxima: cadena perpetua por sodomía

El artículo 61 de la Ley sobre Delitos contra la Persona de 1861 castiga con cadena perpetua los delitos de sodomía y bestialismo. El informe del Departamento de Estado de EEUU (2015) indica que el artículo prohíbe solo los actos entre hombres, por lo que se entiende que no hay prohibición legal en cuanto al sexo entre mujeres. Además, aunque las leyes de Sierra Leona prohíben la discriminación, no se especifica la prohibición de discriminación basada en orientación sexual o la identidad de género. Las leyes de crímenes de odio no cubren al colectivo LGBT.

El informe de Homofobia de Estado de ILGA (2016) menciona que, en abril del año 2014, el Comité de Derechos Humanos de Naciones Unidas declaró a Sierra Leona que “el Estado parte debe revisar su Constitución y su legislación para asegurar la prohibición de la discriminación por motivos de orientación sexual e identidad de género y despenalizar las relaciones homosexuales consensuales entre adultos, con el fin de que su legislación sea compatible con el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos. El Estado parte debe adoptar también las medidas necesarias para poner fin a la estigmatización social de la homosexualidad y dejar tajantemente claro que no tolera ninguna forma de acoso, discriminación o violencia por motivos de orientación sexual o identidad de género”.

Además, el segundo ciclo de Sierra Leona del Examen Periódico Universal (EPU) de Naciones Unidas tuvo lugar en enero del año 2016. Seis países hicieron recomendaciones en relación a la orientación sexual y la identidad de género. Pero el Estado no se ha pronunciado al respecto.

El informe de ILGA (2016) indica que el entorno sociopolítico es altamente hostil en Sierra Leona respecto al colectivo LGBT. El informe del Departamento de Estado (2015) menciona que la ley prohíbe los actos entre hombres, pero aun así la ley limita a las personas LGBT en cuanto a ejercer sus derechos de libertad de expresión y de asociación pacífica. A pesar de eso, encontramos organizaciones que apoyan a las personas LGBT, como Dignity Association y Pride Equality, aunque mantienen un perfil bajo. Estos grupos afirman que la policía se organiza contra ellos. Aunque tres miembros principales de Pride Equality, George Freeman (fundador), Denzil Kargbo y Ephraim Wilson,  tuvieron que huir del país debido a la grave persecución y acoso hacia el grupo, por lo que huyeron a Ghana y de ahí, con apoyo de la Fundación Triángulo y de la Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR), solicitaron asilo en España. Desde España continúan trabajando por la visibilidad del colectivo LGBT y mostrando su realidad en África.

Otro ejemplo es la organización Women’s Centre for Good Governance and Human Rights (WOCEGAR), la cual se centra en los derechos de la mujer, del colectivo LGBT y la buena gobernanza. La coordinadora nacional del grupo, Mary Coteh, recibió una llamada el 28 de agosto del 2014 para amenazarle diciendo que, si no paraba su trabajo en derechos humanos, propagaría la información falsa de que ella tenía ébola.

Con motivo del Día Internacional contra la Homofobia, Transfobia y Bifobia en el año 2013, las organizaciones Dignity Association y Pride Equality publicaron el primer informe sobre violaciones de derechos humanos en personas LGBT.

Aunque la ley no restringe a las personas de hablar sobre asuntos LGBT. Este informe también indica que las autoridades no toman acción contra los perpetradores de crímenes cometidos contra las personas LGBT.

La discriminación social basada en orientación sexual o identidad de género ocurre en cada faceta de la vida de las personas LGBT conocidas, por lo que muchas de estas personas eligen tener relaciones heterosexuales para protegerse. La orientación sexual y la identidad de género sirven como base para la discriminación en el ámbito educativo, laboral y sanitario. Para las personas LGBT es difícil recibir servicios sanitarios, ya que el personal violaría la confidencialidad debido a su orientación sexual.  Eso provoca que muchos elijan no ser tratados ni hacerse pruebas respecto a infecciones de transmisión sexual. La organización Global Rights realizó una encuesta en el año 2013, donde más de la mitad encuestada del personal sanitario afirmó que no estaban dispuestos a proporcionar servicios médicos a personas LGBT. Las familias suelen abandonar a los hijos LGBT, lo que puede llevar a estos hijos a ejercer la prostitución para sobrevivir. Además, las mujeres lesbianas son víctimas de “violaciones correctivas”, las cuales son planeadas por la familia con la intención de cambiar la orientación sexual de la persona. En cuanto a los grupos religiosos, estos promueven la discriminación hacia el colectivo LGBT.

Respecto al VIH/SIDA, el informe del Departamento de Estado (2015) dice que las personas seropositivas son estigmatizadas por la sociedad. Las ONGs indican que hay casos de niños a los que se les ha impedido el acceso a la educación debido a su estado seropositivo. Los adultos se ven con dificultades para acceder a puestos de empleo o para ascender en su trabajo. Hay casos de hombres que se divorciaron de sus mujeres (dejándolas sin apoyo financiero) porque estas tenían VIH/SIDA. El informe indica que son raros los casos de violencia hacia personas seropositivas, ya que las familias, más bien, abandonan a estas personas. La discriminación lleva a veces a estas personas a cometer suicidio para no seguir soportando la estigmatización.

AfroBarometer muestra en sus estadísticas una tolerancia en la sociedad del 23% respecto a las personas con VIH/SIDA y del 6% respecto a la homosexualidad.

Fuentes:

Carrol, A. “Homofobia de Estado. Estudio jurídico mundial sobre la orientación sexual en el derecho: criminalización, protección y reconocimiento” [online]. ILGA, mayo de 2016 (Edición No. 11). Disponible en: http://ilga.org/downloads/02_ILGA_Homofobia_De_Estado_2016_ESP_WEB_150516.pdf [Consultado: 29/06/2016]

“Draft Report of the Working Group on the Universal Periodic Review” [online]. Human Rights Council, United Nations, 4 de febrero de 2016. Disponible en: http://www.upr-info.org/sites/default/files/document/sierra_leone/session_24_-_january_2016/a_hrc_wg.6_24_l.13.pdf [Consultado: 29/06/2016]

Fernández Maeso, M. “De la desigualdad al exilio” [online]. El País, 29 de septiembre de 2013. Disponible en: http://sociedad.elpais.com/sociedad/2013/09/28/actualidad/1380373044_170305.html [Consultado: 11/07/2016]

“Sierra Leone 2015 Human Rights Report” [online]. U.S. Department of State, 2015. Disponible en: http://www.state.gov/documents/organization/252937.pdf [Consultado: 29/06/2016]

“Sierra Leone IDAHO Report 2013” [online]. International Day against Homophobia, Transphobia & Biphobia, 2013. Disponible en: http://dayagainsthomophobia.org/sierra-leone-idaho-report-2013/ [Consultado: 29/06/2016]

Steward, C. “Sierra Leone threat: Stop activism or we’ll spread ebola rumor” [online]. Erasing 76 Crimes, 29 de Agosto de 2014. Disponible en: https://76crimes.com/2014/08/29/sierra-leone-threat-stop-activism-or-well-spread-ebola-rumor/ [Consultado: 29/06/2016]

Viernes, 24 de junio de 2016

Escrito por Minerva Expósito Guixeras

Pena máxima: de 1 a 3 años de prisión y multa de entre 100.000 a 500.000 francos (152,4 – 762,2 €) por actos “contra natura”

En Togo los actos sexuales realizados con consentimiento entre personas del mismo sexo son ilegales. El artículo 88 del Código Penal de 1980 (revisado en abril del año 2000) establece como delito los actos “contra natura” con personas del mismo sexo, los cuales son castigados con una pena de prisión de 1 a 3 años y una multa de entre 100.000 a 500.000 francos. Además, ni la constitución ni la ley prohíben la discriminación basada en orientación sexual o identidad de género. Existen leyes anti-discriminación, pero estas no se aplican a las personas LGBT. Las leyes tampoco permiten a las personas transgénero cambiar el género en los documentos de identidad.

El informe de Homofobia de Estado de ILGA (2016) dice que en el segundo ciclo del Examen Periódico Universal (EPU) de Naciones Unidas de Togo en octubre de 2011, Togo recibió cinco recomendaciones en relación a la orientación sexual, pero las rechazó afirmando que “Togo no estaba dispuesto a legislar sobre la cuestión de la homosexualidad, dado que los homosexuales no padecían ningún tipo de discriminación. Dicha legislación podría de hecho ser contraproducente, dada la actitud de la población”. Entre las recomendaciones, España propuso poner en marcha campañas de concienciación.

El informe de ILGA (2016) indica que en los últimos años ha habido retos en el desarrollo de un discurso sobre orientación sexual e identidad de género, además la policía reprime al colectivo LGBT.  Aun así, hay activismo. El informe indica que “la mayor amenaza para las personas LGBT de Togo es la iglesia y los líderes religiosos. La iglesia católica es muy poderosa, influye fuertemente en cuestiones de moral, política y otros asuntos”. El informe del Departamento de Estado de EEUU (2015) indica que la ley no se aplica de forma directa, sino que, cuando ocurren los arrestos, se les suele acusar de algún otro delito como forma de justificar el arresto, como perturbar la paz u orinar en público. El colectivo LGBT sufre discriminación en el empleo, alojamiento y en el acceso a servicios sanitarios y a la educación.

El informe del Departamento de Estado (2015) indica que el gobierno ha permitido el registro de grupos LGBT con el Ministerio del Interior como grupos relacionados con la salud, sobre todo los grupos enfocados en la prevención del VIH/SIDA.  Los activistas informan de que la violencia hacia las personas LGBT es común, pero la policía ignora las quejas.

En cuanto al VIH/SIDA, la ley prohíbe la discriminación basada en VIH/SIDA y el gobierno lucha contra esta discriminación. Sin embargo, la discriminación hacia las personas seropositivas se encuentra en varios niveles. Por ejemplo, hay informes de familiares de personas seropositivas que han rechazado compartir los cubiertos con ellos. Como indican en Erasing 76 Crimes, los grupos que luchan contra el VIH/SIDA en Togo señalan que los esfuerzos para combatir el VIH/SIDA no van más allá de hacer listas de grupos de riesgo, sin asegurarse de que se atienda a estos grupos. En teoría, Togo tiene un programa de prevención que incluye la distribución gratuita de preservativos y lubricantes, pero en la práctica esto no se da. Esto es debido a que los tres grupos enfocados a hombres que tienen sexo con hombres, incluyendo el grupo local Men’s, no reciben los suficientes condones y lubricantes, así como tampoco reciben  dinero para poder comprarlos. Men’s es el único grupo que reparte condones y lubricantes gratuitos a hombres que tienen sexo con hombres en Lomé, la capital de Togo.

AfroBarometer muestra una tolerancia en la sociedad del 71% hacia las personas seropositivas y del 10% hacia los homosexuales.

Fuentes:

Carrol, A. “Homofobia de Estado. Estudio jurídico mundial sobre la orientación sexual en el derecho: criminalización, protección y reconocimiento” [online]. ILGA, mayo de 2016 (Edición No. 11). Disponible en: http://ilga.org/downloads/02_ILGA_Homofobia_De_Estado_2016_ESP_WEB_150516.pdf [Consultado: 24/06/2016]

“Code Pénal du Togo” [online]. Disponible en: http://www.vertic.org/media/National%20Legislation/Togo/TG_Code_Penal.pdf [Consultado: 24/06/2016]

Dulani, B. et al. “Good neighbours? African express high levels of tolerance for many, but not for all” [online]. AfroBarometer, 1 de marzo de 2016 (No. 74). Disponible en: http://afrobarometer.org/sites/default/files/publications/Dispatches/ab_r6_dispatchno74_tolerance_in_africa_eng1.pdf [Consultado: 24/06/2016]

LeBlanc, D. “AIDS in Togo and Cameroon: Empty promises kill” [online]. Erasing 76 Crimes, 9 de julio de 2014. Disponible en: https://76crimes.com/2014/07/09/togo-and-cameroon-empty-promises-kill/ [Consultado: 24/06/2016]

“Togo 2015 Human Rights Report” [online]. U.S. Department of State, 2015. Disponible en: http://www.state.gov/documents/organization/252951.pdf [Consultado: 24/06/2016] 

Viernes, 24 de junio de 2016

Escrito por María García y actualizado por Minerva Expósito Guixeras

Pena máxima: tres años de prisión por sodomía

En Túnez los actos sexuales realizados con consentimiento entre personas del mismo sexo son ilegales. Además, tienen leyes de promoción que restringen la libertad de expresión respecto a la orientación sexual desde 1913. El artículo 230 del Código Penal de 1913 castiga con una pena de prisión de 3 años por el acto de sodomía. El informe de Homofobia de Estado de ILGA (2016) aclara que en la versión en árabe se confirma que las mujeres están incluidas en la prohibición. Este artículo añade que, quien promueva la indecencia de forma intencional y pública, será castigado con una pena de prisión de 6 meses y una multa de 48 denarios (4,43 €). En informe del Departamento de Estado de EEUU (2015) indica que en las leyes y la constitución se prohíbe la discriminación, pero no especifica la orientación sexual y la identidad de género.

En el segundo ciclo del Examen Periódico Universal (EPU) de Naciones Unidas de Túnez tuvo lugar en mayo del año 2012. Recibió tres recomendaciones acerca de la despenalización de los actos sexuales realizados con consentimiento entre personas del mismo sexo, pero las rechazó diciendo que “En cuanto a la despenalización de la homosexualidad, Túnez indicó que sería posible llevar a cabo un diálogo nacional, transparente y objetivo sobre el tema. Sin embargo, en este momento el país no está preparado para adoptar tal decisión”.

Es importante destacar que las leyes homofóbicas son utilizadas como una herramienta política, por ejemplo, el líder del Partido Liberal fue sentenciado a 3 meses de cárcel por sodomía. Aunque ha sido reclamada la descriminalización el gobierno se mantiene firme en su decisión, incluso el Ministro de Derechos Humanos afirmó que “la homosexualidad es una enfermedad que tiene que ser tratada”.

El informe de ILGA (2016) dice que el primer grupo activista reconocido legalmente fue SHAMS (en español, ‘Sol’) en junio de 2015. Su registro tuvo una gran oposición, pero logró registrarse antes de que venciera el plazo para presentar objeciones en mayo de 2015. A pesar de eso, el 29 de diciembre el Tribunal de Primera Instancia obligó a SHAMS a suspender sus actividades durante un periodo de 30 días por defender la despenalización de la sodomía y los derechos de las minorías sexuales y de género. El gobierno alegó que el objetivo original de SHAMS en su registro había sido modificado sin autorización previa. SHAMS impugnó la decisión y su demanda en contra de la orden del gobierno fue aceptada. Además, como indica el informe, “SHAMS obtuvo notoriedad luego de manifestaciones que tuvieron lugar en diciembre de 2015, tras la detención de un joven gay tunecino, Merwen, en septiembre de ese año, quien había sido privado de su libertad después de haber sido sometido a una examinación anal forzada tendiente a “establecer” su orientación sexual”. Finalmente, el Tribunal de Primera Instancia de Túnez desestimó la demanda, por lo que el Secretariado General del Estado, para tratar de evitar el recrudecimiento de la confrontación, alegó que la licencia depende del hecho de que el trabajo de Shams se base en“ayudar a las minorías sexuales a comportarse de forma moral y darles apoyo psicológico”,pidiendo además un cambio en su nombre. El objetivo de Shams es la eliminación del artículo 230 que criminaliza la sodomía. La legalización de este grupo es un paso adelante para que los activistas no se vean obligados a trabajar en la sombra. A pesar de estos percances los activistas tunecinos mantienen su línea de trabajo apoyando a las personas LGBT en Túnez, de hecho comenzaron una campaña de recogida de firmas en Facebook“contra la violencia social y política”, debido a la violencia que enfrenta el colectivo y los activistas. Por ejemplo, El 27 de abril de 2016 un grupo de tres hombres asaltaron brutalmente a Bouhdid Belhedi por su afiliación al grupo SHAMS.

Aun así, los activistas son más abundantes en internet, donde, sorprendentemente, no son censurados. Uno de los ejemplos es Minorías Chouf, una asociación de activistas visuales bastante reconocidas por sus acciones, las cuales están centradas en luchar contra la lesbofobia y la transfobia en un país en el que existen unas percepciones de género muy estrictas. Dos miembros de esta asociación fueron atacadas en marzo de 2015, tras la denuncia de una violación correctiva a otra compañera en Febrero. En una declaración afirmaron “somos mujeres y como mujeres nunca pararemos de reclamar nuestro derecho de existir por y para nosotras mismas”, condenando la falta de seguridad existente en el país africano. Asimismo, el trato tanto de los oficiales de policía como del personal sanitario fue más que deficiente violando su derecho a la privacidad. La víctima afirmó que muchas mujeres violadas en Túnez son culpadas por ello. Otro de los casos más mediáticos fue el encarcelamiento de un ciudadano sueco por “actos homosexuales”, finalmente la última noticia es que pese a la presión de diferentes ONG así como de la embajada sueca en Túnez esta persona fue condenado a tres meses de cárcel.

De acuerdo a las ONGs, las autoridades usan la ley contra la sodomía para detener e interrogar personas acerca de sus actividades sexuales y su orientación. Las ONGs informan de 56 casos de arrestos bajo la ley de sodomía en el año 2015. El informe de ILGA señala que el 10 de diciembre de 2015, en el Día Internacional de los Derechos Humanos, seis estudiantes fueron condenados a 3 años de prisión bajo el artículo 230. A los seis estudiantes se les forzó a realizarse un examen anal. En marzo de 2016 el Tribunal de Apelación redujo sus sentencias. Indican que hay casos similares de violaciones de derechos. En mayo de 2016 el Comité contra la Tortura de las Naciones Unidas condenó el uso de exámenes anales forzados en las personas acusadas de ser homosexuales. Indican que estos exámenes pueden rechazarse en teoría, pero de hacerlo, esto se interpretaría como un signo de culpabilidad.

Debido a la actitud social hacia la homosexualidad, las personas LGBT se mantienen discretas. El informe del Departamento de Estado (2015) indica que no hay información oficial acerca de discriminación basada en orientación sexual en el empleo, en el alojamiento, en el acceso a la educación o a los servicios sanitarios (puede que no se informen estos casos por miedo a las represalias).

El informe del Departamento de Estado (2015) indica que en marzo se organizó un pequeño festival del orgullo gay en Túnez, capital, el primero del país. Las asociaciones también organizaron eventos en el Día Internacional contra la Homofobia, Transfobia y Bifobia el 17 de mayo. Aunque el Día Internacional contra la Homofobia, Transfobia y Bifobia ya había sido celebrado durante los años anteriores.  

En cuanto al VIH/SIDA, el director ejecutivo de ONUSIDA, Michel Sibidé, elogió a Túnez por su papel de líder en la respuesta al SIDA ya que Túnez fue anfitrión de la 18ª Conferencia Internacional sobre el VIH/SIDA y las ITS en África en 2015, además de ser de los países pioneros en ratificar la Convención Árabe sobre prevención del VIH y protección de los derechos de las personas que viven con VIH.

AfroBarometer muestra en sus estadísticas un nivel de tolerancia en la sociedad del 55% frente al VIH/SIDA y del 17% frente a la homosexualidad.

Fuentes:

Carrol, A. “Homofobia de Estado. Estudio jurídico mundial sobre la orientación sexual en el derecho: criminalización, protección y reconocimiento” [online]. ILGA, mayo de 2016 (Edición No. 11). Disponible en: http://ilga.org/downloads/02_ILGA_Homofobia_De_Estado_2016_ESP_WEB_150516.pdf [Consultado: 24/06/2016]

Chennaoui, H. “Los LGBTQI en Túnez: entre la politización de la intimidad y la represión social” [online]. ÁfricaLGBT, 28 de febrero de 2015. Disponible en: http://www.africalgbt.org/index.php/es/item/277-tunez-politizacion-intimidad [Consultado: 24/06/2016]

Cordal, S. “Tunisia’s lesbian community mobilises against deep-rooted prejudice” [online]. Disponible en: http://www.theguardian.com/global-development/2015/sep/02/tunisia-lesbian-community-prejudice-chouf-article-226-230 [Consultado: 24/06/2016]

Dulani, B. et al. “Good neighbours? African express high levels of tolerance for many, but not for all” [online]. AfroBarometer, 1 de marzo de 2016 (No. 74). Disponible en: http://afrobarometer.org/sites/default/files/publications/Dispatches/ab_r6_dispatchno74_tolerance_in_africa_eng1.pdf [Consultado: 24/06/2016]

“Laws on Homosexuality in African Nations” [online]. The Law Library of Congress, Global Legal Research Center, febrero de 2014. Disponible en: http://www.loc.gov/law/help/criminal-laws-on-homosexuality/homosexuality-laws-in-african-nations.pdf [Consultado: 24/06/2016]

González, M. J. “Decepciones de la primavera árabe: homosexualidad en Túnez” [online]. ÁfricaLGBT, 27 de mayo de 2013. Disponible en: http://www.africalgbt.org/index.php/es/entrevistas/item/54-decepciones-de-la-primavera-arabe-homosexualidad-en-tunez [Consultado: 24/06/2016]

Peregil, F. “La comunidad gay lucha por sus derechos en Túnez” [online]. El País, 8 de junio de 2015. Disponible en: http://elpais.com/elpais/2015/06/05/opinion/1433529857_605355.html [Consultado: 24/06/2016]

“Tunisia 2015 Human Rights Report” [online]. U.S. Department of State, 2015. Disponible en: http://www.state.gov/documents/organization/253161.pdf [Consultado: 24/06/2016]

“Tunisia IDAHO Report 2013” [online]. Día Internacional contra la Homofobia, Transfobia y Bifobia, 2013. Disponible en: http://dayagainsthomophobia.org/es/tunisia-idaho-report-2013/ [Consultado: 24/06/2016]

 “Túnez se compromete a asumir el liderazgo en la respuesta al sida de la región” [online]. ONUSIDA, 20 de junio de 2014. Disponible en: http://www.unaids.org/es/resources/presscentre/featurestories/2014/june/20140620tunisia [Consultado: 24/06/2016]

Steward, C. “U.N. Panel to Tunisia: Stop forced anal exams” [online]. Erasing 76 Crimes, 22 de mayo de 2016. Disponible en: https://76crimes.com/2016/05/22/u-n-panel-to-tunisia-stop-forced-anal-exams/ [Consultado: 24/06/2016]

Steward, C. “Tunisia: Attack targets LGBTQ activist from Shams” [online]. Erasing 76 Crimes, 30 de abril de 2016. Disponible en: https://76crimes.com/2016/04/30/tunisia-attack-targets-lgbtq-activist-from-shams/ [Consultado: 24/06/2016]

Steward, C. “Assaults in Tunisia: ‘daily violence remains unpunished” [online]. Erasing 76 Crimes, 17 de marzo de 2015. Disponible en: https://76crimes.com/2015/03/17/assaults-in-tunisia-daily-violence-remains-unpunished/ [Consultado: 24/06/2016]

Steward, C. “Over Swedish protest, Tunisia imposes 2-year sentence” [online]. Erasing 76 Crimes, 9 de febrero de 2015. Disponible en: https://76crimes.com/2015/02/09/over-swedish-protest-tunisia-imposes-2-year-sentence/ [Consultado: 24/06/2016]

Viernes, 08 de julio de 2016

Escrito por Minerva Expósito Guixeras

Pena máxima: la homosexualidad no está penalizada

En Yibuti, según el Código Penal, las relaciones sexuales realizadas con consentimiento entre personas del mismo sexo son legales. Además, la edad mínima para consentir las relaciones sexuales es la misma tanto en parejas de personas del mismo sexo como en parejas de personas de distinto sexo. Sin embargo, la constitución y las leyes anti-discriminación solo prohíben la discriminación basada en raza, género o idioma, sin especificar, entre otras cosas, la orientación sexual, la identidad de género o estado seropositivo.

El informe del Departamento de Estado de EEUU (2015) indica que no hubo incidentes denunciados de violencia social o discriminación basada en orientación sexual o identidad de género, aunque esto es debido seguramente a que las víctimas no se atreven a denunciar los abusos por el estigma existente en la sociedad. Este informe también afirma que las normas sociales no permiten discutir públicamente sobre la homosexualidad, por lo que las personas LGBT no reconocen de forma abierta su orientación sexual o identidad de género.

Además, no se conocen organizaciones LGBT, por lo que no hay organizaciones que ofrezcan apoyo social o legal a las personas LGBT cuando una de ellas es detenida o acosada. La declaración de Kasdil (nombre falso) aparece en la página de la Universidad de Calgary: “Nuestra situación general es muy peligrosa porque no tenemos ninguna asociación que pueda representarnos en una lucha legal; no tenemos mucho Internet; no tenemos servicios sanitarios, educación o diversión. Esperamos contar con las organizaciones mundiales para ayudarnos”. Toda actividad es llevada en secreto por miedo a sufrir acoso por parte del gobierno y de sus familias. Por ello, aunque la homosexualidad es legal según las leyes de Yibuti, en la práctica no lo es, por lo que las penalizaciones legales no están claras. Esto es debido a que el gobierno se adhiere más a la ley islámica que a la constitucional (el islam es practicado por el 94% de la población), según indican en la página Global Gayz.

En cuanto al VIH/SIDA, el informe del Departamento de Estado (2015) dice que no se han denunciado casos de violencia o discriminación hacia personas con VIH/SIDA, aunque el estigma hacia las personas seropositivas persiste. El informe indica que existen asociaciones locales que colaboran junto al gobierno para combatir la discriminación basada en VIH/SIDA.

Fuentes:

Ammon, R. “Gay life in Djibouti, Africa” [online]. Global Gayz, 15 de febrero de 2012. Disponible en: http://www.globalgayz.com/gay-life-in-djibouti-africa/ [Consultado: 08/07/2016]

Archer, R. “Djibouti LGBTI Resources” [online]. International Refugee Rights Initiative: Rights in Exile Programme. Disponible en: http://www.refugeelegalaidinformation.org/djibouti-lgbti-resources [Consultado: 08/07/2016]

Carrol, A. “Homofobia de Estado. Estudio jurídico mundial sobre la orientación sexual en el derecho: criminalización, protección y reconocimiento” [online]. ILGA, mayo de 2016 (Edición No. 11). Disponible en: http://ilga.org/downloads/02_ILGA_Homofobia_De_Estado_2016_ESP_WEB_150516.pdf [Consultado: 08/07//2016]

“Djibouti 2015 Human Rights Report” [online]. U.S. Department of State, 2015. Disponible en: http://www.state.gov/documents/organization/252887.pdf [Consultado: 08/07/2016]

Ramsay, R. F. “African Sexual Minorities & Gender Variant Resources: Somalia, Djibouti & Eritrea” [online]. University of Calgary. Disponible en: http://www.ucalgary.ca/sw/ramsay/africa/somalia-djibouti-eritrea.htm [Consultado: 08/07/2016]

Miércoles, 13 de julio de 2016
Escrito por Minerva Expósito Guixeras
Pena máxima: cadena perpetua
En Gambia los actos sexuales realizados con consentimiento entre personas del mismo sexo son ilegales según el Código Penal de 1965 (modificado en 2005). Según el informe de Homofobia de Estado de ILGA (2016), el artículo 144 establece que, quien tenga o permita una relación sexual “contra natura” con otra persona, comete delito grave y será castigado con una pena de prisión de 14 años. En este artículo, la relación sexual “contra natura” comprende el sexo anal y oral, la introducción de objetos por vía anal o vaginal con la intención de simular el acto sexual o las relaciones entre personas del mismo sexo. El artículo 145 penaliza con 7 años de prisión a quien intente cometer los actos especificados en el artículo 144. El artículo 147(2) (modificado en el año 2005) castiga con 5 años de prisión los actos homosexuales (indecencia grave) entre mujeres, realizados en público o en privado, o los intentos de cometer actos homosexuales. El informe del Departamento de Estado de EEUU (2015) indica que hay leyes anti-discriminación, pero estas no especifican la orientación sexual ni la identidad de género.
El informe de ILGA (2016) añade que el 25 de agosto de 2014, el Parlamento aprobó la reforma del Código Penal, la cual castiga la “homosexualidad agravada” con cadena perpetua. Esto viene especificado en el artículo 144A, el cual explica que se comete homosexualidad agravada cuando: la víctima sea menor de 18 años, quien cometa el delito tenga VIH, quien cometa el delito sea padre o tutor de la víctima, quien cometa el delito tenga autoridad sobre la víctima, la víctima sea una persona con discapacidad, quien cometa el delito sea reincidente o quien cometa el delito suministre o cause el uso de drogas por parte de la víctima, hombre o mujer, con el fin de someterle para que tenga relaciones sexuales con una persona del mismo sexo.
Sobre el artículo 144A, Human Rights Watch (2016) indicó que este artículo fue copiado literalmente del artículo 3 de la ley anti-gay de Uganda (la cual fue anulada por el Tribunal Constitucional de Uganda en agosto de 2014). Además, afirman que Gambia está adoptando, cada vez más, la ley islámica en sus prácticas de gobierno. Después de la adopción de esta ley, docenas de personas LGBT dejaron el país.
El segundo ciclo del Examen Periódico Universal (EPU) de Naciones Unidas tuvo lugar en octubre de 2014 según indica el informe de ILGA (2016). Gambia recibió 12 recomendaciones respecto a la despenalización y la discriminación por orientación sexual e identidad de género. Todas fueron rechazadas sin hacer mención alguna al tema.
En febrero de 2015, el Comité de Derechos del Niño (CRC) de Naciones Unidas insistió a Gambia de que se asegure de que los niños LGBT o niños de familias LGBT no sufran discriminación, además pidió la eliminación de la penalización de la homosexualidad.
En marzo de 2015, el Comité de Derechos Económicos, Sociales y Culturales (CESCR) de Naciones Unidas recomendó a Gambia la adopción de leyes antidiscriminación en consonancia con sus obligaciones respecto al Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales (PIDESC), así como la eliminación de toda ley que pueda llevar a la discriminación, procesamiento o castigo basándose en la orientación sexual o identidad de género.
En julio de 2015, el Comité de la Convención sobre la Eliminación de todas las formas de Discriminación contra la Mujer (CEDAW) de Naciones Unidas pidió a Gambia que eliminara la penalización de los delitos “contra natura” y “homosexualidad agravada”, que ofrezca protección eficaz frente a la violencia y la discriminación, que capacite a los funcionarios que se encargan de hacer cumplir la ley y que ponga fin a la detención arbitraria de lesbianas.
El informe del Departamento de Estado (2015) afirma que hay una discriminación fuerte en la sociedad, además, no hay organizaciones LGBT en el país. Hay casos de detención y de aplicación de la ley anti-gay. La Agencia de Inteligencia Nacional (AIN) arrestó a tres personas sospechosas de actividades homosexuales en noviembre de 2014 tras una operación de seguridad, como indica el informe del Departamento de Estado (2015). Los tres hombres, Alieu Sarr, Momarr Sowe y M. L. Bittaye, comparecieron ante el juez en diciembre de 2014 en Banjul. Fueron los primeros a los que las autoridades intentaron juzgar bajo la ley de “homosexualidad agravada”. Las autoridades pasaron el caso al Tribunal Supremo y los tres fueron absueltos finalmente. Después de eso, huyeron del país. Aunque durante su detención, afirman haber sido torturados de manera grave.
En un informe de Human Rights Watch comentan los abusos y las persecuciones de 2013 a 2015 dentro de un clima de miedo y represión: arrestos arbitrarios, detenciones y desapariciones forzadas, lo que causa que muchas personas huyan del país. Las víctimas que han sido detenidas comentan haber sido torturadas por oficiales. Un hombre que huyó del país en 2015 tras ser absuelto del delito de actos “contra natura”, afirma haber sido torturado repetidamente y amenazado de muerte si no proporcionaba nombres de otros homosexuales en Gambia.
En cuanto a VIH/SIDA, la discriminación hacia las personas seropositivas obstaculiza la identificación y tratamiento de las personas y conlleva el rechazo por parte de la familia o la pareja cuando su condición se conoce. El gobierno lucha contra el VIH/SIDA a través de un plan estratégico nacional que proporciona cuidados, tratamiento y apoyo a las personas seropositivas. El plan también incluye programas de prevención.
Fuentes:
Carrol, A. “Homofobia de Estado. Estudio jurídico mundial sobre la orientación sexual en el derecho: criminalización, protección y reconocimiento” [online]. ILGA, mayo de 2016 (Edición No. 11). Disponible en: http://ilga.org/downloads/02_ILGA_Homofobia_De_Estado_2016_ESP_WEB_150516.pdf [Consultado: 13/07/2016]
Human Rights Watch [HRW]. “State of Fear” [online]. 2015. Disponible en: https://www.hrw.org/sites/default/files/report_pdf/gambia0915_4up_0.pdf [Consultado: 13/07/2016]
“The Gambia 2015 Human Rights Report” [online]. U.S. Department of State, 2015. Disponible en: http://www.state.gov/documents/organization/252897.pdf [Consultado: 13/07/2016]
Stewart, C. “Gambia acquits 3 men of ‘aggravated homosexuality’” [online]. Erasing 76 Crimes, 1 de Agosto de 2015. Disponible en: https://76crimes.com/2015/08/01/gambia-acquits-3-men-of-aggravated-homosexuality/ [Consultado: 13/07/2016]
Stewart, C. “15 were arrested in anti-gay Gambia; all are now free” [online]. Erasing 76 Crimes, 1 de Agosto de 2015. Disponible en: https://76crimes.com/2015/08/01/15-were-arrested-in-anti-gay-gambia-all-are-now-free/ [Consultado: 13/07/2016]
Stewart, C. “Tortured in Gambia: LGBTI people, journalists, activists, clergy” [online]. Erasing 76 Crimes, 17 de septiembre de 2015. Disponible en: https://76crimes.com/2015/09/17/tortured-in-gambia-lgbti-people-journalists-activists-clergy/ [Consultado: 13/07/2016]

Martes, 11 de julio de 2016

Escrito por Caroline Morgan Adams y actualizado por Minerva Expósito Guixeras

Pena máxima: prisión no menor a 9 años sin opción de multa o suspensión del cumplimiento de la pena si esta es por sodomía

En Suazilandia los actos sexuales realizados con consentimiento entre personas del mismo sexo son ilegales. Específicamente, se condena la sodomía, la cual es entendida como el coito anal entre dos varones, según se establece en la Ley Penal y de Procedimiento Penal de 1939 bajo el título “Delito de violación, etc.” como indican en el informe de Homofobia de Estado de ILGA (2016).

El artículo 185(5) dice que, quien cometa o intente cometer el acto de sodomía, podrá ser declarado culpable de agresión indecente o agresión regular. El informe de ILGA indica que, al parecer, la imputación de sodomía permite la detención sin orden judicial y que la sentencia no puede ser menor a 9 años sin opción de multa o suspensión del cumplimiento de la pena. No se precisa si las relaciones entre mujeres se penalizan, aunque parece ser que no.

El informe del Departamento de Estado de EEUU (2015) indica que sigue vigente la legislación contra la sodomía del periodo colonial, pero no se especifican las penas y no se han conocido arrestos. En varias ocasiones durante el año, el gobierno hizo declaraciones afirmando que las relaciones entre personas del mismo sexo son ilegales, pero no persigue ni condena los casos.

En el primer ciclo del Examen Periódico Universal (EPU) de Naciones Unidas de Suazilandia en 2011, el gobierno rechazó cinco recomendaciones (de España, Estados Unidos y Portugal) para despenalizar la sodomía. El informe de ILGA afirma que, a pesar de eso, sí aceptaron otras dos recomendaciones para “implementar ‘medidas para prevenir la violencia contra la comunidad LGBT, a través de campañas de promoción y formación’ (EE.UU.) y garantizar el acceso a la salud sin discriminación basado en la orientación sexual o la identidad de género (Portugal)”.

Pero la organización Lawyers for Human Rights in Suazilandia (LHRS) señala la falta de acción del Estado debido a la homofobia inherente en el país. Además, la violencia homofóbica parece ir en aumento en Suazilandia. Las personas LGBT que son abiertas sobre su sexualidad enfrentan censura y exclusión dentro del sistema basado en el patronazgo (un sistema jerárquico que distribuye la tierra y otros bienes. Fromado por grupos de hombres swazi dedicados a servir al rey), lo que puede resultar en el desalojo de la casa. Los jefes, los pastores y los oficiales del gobierno critican las relaciones entre personas del mismo sexo bajo la premisa de que es una conduzca que no se corresponde con la moral de Suazilandia ni con la del cristianismo. Debido al estigma que hace que las personas no sean abiertas respecto a su sexualidad, es difícil conocer la discriminación que sufren en el empleo basada en la orientación sexual o la identidad de género.

En marzo de 2015 encontramos un caso de violencia contra una mujer lesbiana. Kaylo Glover fue asesinada en un bar por un hombre que “no quería estar en presencia de lesbianas”. El hombre fue a su coche a por un hacha, con la que atacó a Kaylo. Sus amigos se apresuraron en llevarla al hospital en coche, mientras eran perseguidos. Kaylo murió desangrada.

La lucha contra la violencia y opresión de las personas LGBT es dura y muy complicada porque la existencia de organizaciones de apoyo es minúscula. Las organizaciones LGBT tienen problemas para registrarse. Por ejemplo, la organización House of Our Pride está bajo una organización que trabaja en asuntos del VIH/SIDA. Otra organización LGBT es la Asociaciónde Gais y Lesbianas de Suazilandia (GALESWA), la cual se formó en la década de 1990 y tiene sólo un miembro conocido.

Este año (2016), es el primero en el que se ha celebrado el Día Internacional contra la Homofobia, Transfobia y Bifobia (IDAHO Day) organizada por activistas locales de Rock of Hope, House of Our Pride y Health Plus 4 Men.

La influencia negativa sobre las personas LGBT se debe al “estigma social asociado con ser VIH positivos [que] desalienta a personas a hacerse la prueba. Sin embargo, a menudo hay largas filas, especialmente de jóvenes, a la espera de hacerse las pruebas durante las campañas de prevención. [Además] las fuerzas armadas animan a hacerse las pruebas y no discriminan a quienes resultan positivos”, asegura una publicación del Departamento de Estado de los Estados Unidos (2014).

AfroBarometer muestra una tolerancia en la sociedad frente al VIH/SIDA del 93% y solo un 26% frente a la homosexualidad.

Fuentes:

Carrol, A. “Homofobia de Estado. Estudio jurídico mundial sobre la orientación sexual en el derecho: criminalización, protección y reconocimiento” [online]. ILGA, mayo de 2016 (Edición No. 11). Disponible en: http://ilga.org/downloads/02_ILGA_Homofobia_De_Estado_2016_ESP_WEB_150516.pdf [Consultado: 24/06/2016]

Dulani, B. et al. “Good neighbours? African express high levels of tolerance for many, but not for all” [online]. AfroBarometer, 1 de marzo de 2016 (No. 74). Disponible en: http://afrobarometer.org/sites/default/files/publications/Dispatches/ab_r6_dispatchno74_tolerance_in_africa_eng1.pdf [Consultado: 09/06/2016]

“IDAHOT Report 2016: Swaziland” [online]. International Day against Homophobia, Biphobia and Transphobia, 2016. Disponible en: http://dayagainsthomophobia.org/idahot-report-2016-swaziland/ [Consultado: 28/06/2016]

Mbabane. “Reaching out to gays for the first time” [online]. IRIN, 14 de febrero de 2012. Disponible en: http://www.irinnews.org/report/94857/swaziland-reaching-out-gays-first-time [Consultado: 28/06/2016]

Steward, C. “Swaziland lesbian murdered in latest anti-gay attack” [online]. Erasing 76 Crimes, 26 de marzo de 2015. Disponible en: https://76crimes.com/2015/03/26/swaziland-lesbian-murdered-in-latest-anti-gay-attack/ [Consultado: 28/06/2016]

“Swaziland 2014 Human Rights Report” [online]. U.S. Department of State, 2014. Disponible en: http://www.state.gov/documents/organization/236624.pdf [Consultado: 28/06/2016]

“Swaziland 2015 Human Rights Report” [online]. U.S. Department of State, 2015. Disponible en: http://www.state.gov/documents/organization/252947.pdf [Consultado: 28/06/2016]

Martes, 05 de julio de 2016

Escrito por Minerva Expósito Guixeras

Pena máxima: multa igual o superior del nivel 14 (250.000 dólares de Zimbabue – 619,4 €) y/o prisión de hasta un año por sodomía

En Zimbabue los actos sexuales realizados con consentimiento entre personas del mismo sexo son ilegales según el Código Penal (en vigor desde el 8 de julio de 2006). El artículo 73 penaliza la sodomía y establece que, el varón que realice, con consentimiento de otro varón, el coito anal o cualquier contacto físico diferente al coito anal que pueda ser calificado “como acto indecente por una persona razonable”, comete sodomía y será castigado con una multa igual o superior del nivel 14 (250.000 dólares de Zimbabue) y/o prisión de hasta un año. Además, las dos partes que intervienen en los actos podrán ser castigadas. Aunque según indica el informe del Departamento de Estado de EEUU (2015), no se conocen enjuiciamientos en casos de actos sexuales consentidos entre personas del mismo sexo.  

Como indica el informe de Homofobia de Estado de ILGA (2016), en el primer ciclo del Examen Periódico Universal (EPU) de Naciones Unidas en octubre de 2011, Zimbabue recibió solo una recomendación, de Francia, acerca de la derogación de la ley que penaliza la sodomía. Pero esta recomendación fue rechazada. Además, el Estado no hizo referencia a la orientación sexual ni a la identidad de género ni en el informe final ni en el diálogo interactivo.

El informe de ILGA (2016) comenta que en la sociedad hay un ambiente de grave hostilidad hacia las personas LGBT en los últimos años. Tanto el presidente Mugabe como la Unión Nacional Africana de Zimbabue – Frente Patriótico (ZANU-PF) critican públicamente al colectivo LGBT. El informe del Departamento de Estado (2015) comenta que en la Asamblea General de Naciones Unidas en el 28 de septiembre de 2015 el presidente declaró “no somos gais” y rechazó la promoción de derechos LGBT, ya que, según él, eso iría en contra de los valores, las normas, las tradiciones y las creencias del país.

Los líderes religiosos y la sociedad cristiana también fomentan la discriminación hacia las personas LGBT.

El informe del Departamento de Estado (2015) dice que, debido a la presión social, algunas familias someten a sus miembros LGBT a “violaciones correctivas” y matrimonios forzados para fomentar la conducta heterosexual. Las mujeres, en particular, son sometidas a violaciones por parte de hombres de la familia. Estos abusos raramente se denuncian a la policía. Las personas LGBT suelen abandonar la escuela a una edad temprana debido a la discriminación y hay un gran número de personas LGBT sin empleo ni hogar.  

Los activistas de Gays and Lesbians of Zimbabue (GALZ), organización dedicada a defender los derechos del colectivo LGBT, sufren discriminación y acoso. En diciembre de 2014 un grupo de intrusos entraron en el evento privado de final de año de GALZ para atacar y robar, dejando a 35 personas heridas. En contraste, el Bulawayo-based Sexual Rights Center (SRC), una organización que también se dedica a defender los derechos de las “minorías sexuales”, informa de que sufre un acoso mínimo.

A pesar de la discriminación, en octubre de 2015 el Tribunal de lo Laboral admitió la petición de un trabajador que había sido despedido de la función pública después de haber sido detenido y haber pagado una multa tras una redada que hizo la policía en una fiesta celebrada por la organización GALZ. El tribunal consideró que este despido era inconstitucional, aunque la constitución no prohíbe la discriminación basada en orientación sexual e identidad de género.

El Día Internacional contra la Homofobia, Transfobia y Bifobia se ha celebrado en Zimbabue durante varios años, siempre de forma modesta y aprovechando el día para defender sus derechos y denunciar los abusos.

Muchas personas LGBT no buscan tratamiento médico para infecciones de transmisión sexual u otros problemas de salud debido al miedo de que el personal sanitario los evite o los denuncie a la policía. El gobierno tiene una política que prohíbe la discriminación hacia las personas con VIH/SIDA, así como está prohibida la discriminación hacia los trabajadores seropositivos en el sector privado. También se hacen campañas, por parte de organizaciones no gubernamentales locales e internacionales, para informar y eliminar el estigma. A pesar de eso, la discriminación persiste y es un problema. 

AfroBarometer muestra en sus estadísticas una tolerancia en la sociedad del 94% hacia las personas seropositivas y del 10% hacia las personas homosexuales.

Fuentes:

Carrol, A. “Homofobia de Estado. Estudio jurídico mundial sobre la orientación sexual en el derecho: criminalización, protección y reconocimiento” [online]. ILGA, mayo de 2016 (Edición No. 11). Disponible en: http://ilga.org/downloads/02_ILGA_Homofobia_De_Estado_2016_ESP_WEB_150516.pdf [Consultado: 05/07//2016]

“Criminal Law (Codification and reform) act” [online]. Disponible en: https://www.unodc.org/res/cld/document/zwe/2006/criminal_law_codification_and_reform_act_html/criminal_law_codification_and_reform_act.pdf [Consultado: 05/07/2016]

Dulani, B. et al. “Good neighbours? African express high levels of tolerance for many, but not for all” [online]. AfroBarometer, 1 de marzo de 2016 (No. 74). Disponible en: http://afrobarometer.org/sites/default/files/publications/Dispatches/ab_r6_dispatchno74_tolerance_in_africa_eng1.pdf [Consultado: 05/07/2016]

“IDAHOT Report 2016: Zimbabwe” [online]. International Day against Homophobia, Transphobia & Biphobia, 2016. Disponible en: http://dayagainsthomophobia.org/idahot-report-2016-zimbabwe/ [Consultado: 05/07/2016]

Martes, 07 de julio de 2016

Escrito por Minerva Expósito Guixeras

Pena máxima: prisión de 6 meses a 3 años y multa de 4.000 a 1.000.000 de francos (6 – 1.524,4 €) por actos sexuales con un menor de 21 años entre personas del mismo sexo

En la República del Congo, los actos sexuales realizados con consentimiento entre personas del mismo sexo son legales según el Código Penal de 1947, siempre y cuando el acto no involucre un menor de 21 años, ya que la edad mínima para consentir actos sexuales en parejas de personas del mismo sexo es de 21 años y en parejas de personas de distinto sexo es de 13 años. Según el artículo 331 del Código Penal, “cualquiera que haya cometido un acto indecente contra natura con una persona del mismo sexo más joven de 21 años, será castigada con prisión de 6 meses a 3 años y una multa de 4.000 a 1.000.000 de francos” según indica el informe de Homofobia de Estado de ILGA (2016). Además, la Constitución y la Ley de Empleo no prohíben la discriminación basada en orientación sexual o identidad de género según el informe del Departamento de Estado de EEUU (2015).

El informe del Departamento de Estado afirma que las autoridades no usan la ley para arrestar o enjuiciar a personas LGBT, pero a veces los oficiales de policía han acosado a hombres homosexuales y han reivindicado que la ley prohíbe la actividad entre personas del mismo sexo con el fin de obtener pequeños sobornos.

Este informe también indica que no hay leyes que limiten específicamente la libertad de expresión o reunión de las personas LGBT. De hecho, encontramos la ONG gay llamada Asociación de Apoyo de Grupos Vulnerables, la cual es parte del Comité Nacional de VIH/SIDA. El informe también habla de otra organización que lucha por los intereses de los hombres homosexuales en la ciudad de Pointe-Noire. Por lo que vemos, no se encuentran organizaciones que engloben los intereses de lesbianas, bisexuales y transexuales. No hemos podido confirmar si dichas organizaciones cuentan o no con personería jurídica.

No se conocen casos de violencia hacia el colectivo LGBT durante el año 2015, sin embargo, esto puede ser debido al estigma social, que impide que las personas LGBT agredidas informen de los abusos a la policía, ya que, como indica el informe del Departamento de Estado (2015), el grupo de Pointe-Noire dijo que la policía abusó verbal, física y sexualmente de jóvenes gais de forma abierta. Aunque de forma oficial no se discrimine al colectivo, los hombres homosexuales jóvenes y pobres son los más vulnerables.

En cuanto al VIH/SIDA, existe discriminación social hacia las personas seropositivas. Aunque, según el informe del Departamento de Estado (2015), la ley protege a estas personas, puesto que se castiga la divulgación ilegal de registros médicos, negligencia en el tratamiento por parte de los profesionales, abandono familiar y el despido injustificado. Por lo que el gobierno también trabaja en los problemas relacionados con el VIH/SIDA y busca concienciar a la sociedad acerca del hecho de que las personas seropositivas pueden contribuir a la sociedad.

Fuentes:

Carrol, A. “Homofobia de Estado. Estudio jurídico mundial sobre la orientación sexual en el derecho: criminalización, protección y reconocimiento” [online]. ILGA, mayo de 2016 (Edición No. 11). Disponible en: http://ilga.org/downloads/02_ILGA_Homofobia_De_Estado_2016_ESP_WEB_150516.pdf [Consultado: 14/06/2016]

“Republic of the Congo 2015 Human Rights Report” [online]. U.S. Department of State, 2015. Disponible en: http://www.state.gov/documents/organization/252883.pdf [Consultado: 14/06/2016]

Viernes, 01 de julio de 2016

Escrito por Minerva Expósito Guixeras

Pena máxima: hasta 5 años de prisión por coito ilícito con consentimiento

El Código Penal de 1953 (modificado por la Ley 40 del 2 de octubre de 1973) establece que los actos sexuales entre personas del mismo sexo son ilegales. El informe de Homofobia de Estado de ILGA (2016) indica que la ley que penaliza la Zina (sexo extramarital y sexo prematrimonial) añadió a los artículos 407 y 408 un cuarto parágrafo sobre la penalización de los actos sexuales realizados con consentimiento entre personas del mismo sexo.

De esta manera, el artículo 407(4) castiga con prisión de hasta 5 años el coito ilícito con consentimiento. El artículo 408(4) dice que “Quien hiciere caer en desgracia el honor de una persona, habiendo para ello obtenido el consentimiento de la otra persona, será punible, junto con la otra persona, con prisión”.

Además, existe una ley que restringe la libertad de expresión respecto a la orientación sexual y la identidad de género: el artículo 421 de 1953 castiga con detención de hasta un año y multa de hasta 50 dinares (32,3 €) a quien cometa un acto de indecencia en un espacio público o a quien ofenda la decencia pública mediante la distribución de escritos, imágenes u otros artículos de carácter indecente o quien los exhiba para su venta.

Además, las leyes no prohíben específicamente la discriminación basada en orientación sexual, identidad de género o estado seropositivo.

Libia no recibió recomendaciones sobre la orientación sexual y la identidad de género ni en el primer ciclo, ni en el segundo ciclo del Examen Periódico Universal (EPU) de Naciones Unidas (noviembre de 2010 y mayo de 2015). Aunque algunas organizaciones internacionales sí hicieron mención a estos temas: ILGA, ARC International, International Gay and Lesbian Human Rights Comission (IGLHRC), los cuales hicieron una presentación conjunta en el año 2010. Por otro lado, Amnistía Internacional mencionó también estos temas. Además, una nueva organización virtual de activistas de Libia, Quzah, remitió un informe sobre la situación LGBT en Libia, atendiendo a la discriminación existente en la sociedad.

La discriminación en la sociedad persiste, según indica el informe del Departamento de Estado de EEUU (2015). Este informe indica que no se conocen denuncias sobre la discriminación basada en orientación sexual o identidad de género en el empleo, alojamiento, acceso a la educación o servicios sanitarios. Hay escasa información. Puede que no se informe de la discriminación debido al miedo de posibles abusos o violencia. Tampoco hay información sobre si hay leyes sobre crímenes de odio u otro tipo de mecanismos judiciales que ayuden a iniciar procesos por crímenes motivados por odio contra miembros del colectivo LGBT. Sí que se conocen denuncias de violencia física, acoso y chantajes.

El 22 de noviembre del año 2012 hubo un caso de abusos por parte de la milicia islámica extremista, la cual, en una redada, arrestó a doce supuestos hombres homosexuales por “perturbar la paz”, supuestamente no fueron detenidos por actividades homosexuales. La milicia amenazó poco después del arresto de que iba a ejecutarlos. Posteriormente lo negaron y dijeron que los llevarían al Ministerio de Justicia. A pesar de eso, los doce hombres fueron liberados de manera inesperada la semana siguiente.

Respecto al VIH/SIDA, el informe del Departamento de Estado (2015) dice que no hay información disponible sobre la violencia social hacia las personas seropositivas. En años anteriores, sí que se dieron informes sobre la discriminación social sufrida debido a la asociación del VIH/SIDA con el uso de drogas, con el sexo fuera del matrimonio y con la homosexualidad. También se conocen informes afirmando que el gobierno separa a los detenidos sospechosos de ser seropositivos del resto de los detenidos. 

Fuentes:

Carrol, A. “Homofobia de Estado. Estudio jurídico mundial sobre la orientación sexual en el derecho: criminalización, protección y reconocimiento” [online]. ILGA, mayo de 2016 (Edición No. 11). Disponible en: http://ilga.org/downloads/02_ILGA_Homofobia_De_Estado_2016_ESP_WEB_150516.pdf [Consultado: 01/07/2016]

“Libya 2015 Human Rights Report” [online]. U.S. Department of State, 2015. Disponible en: http://www.state.gov/documents/organization/253149.pdf [Consultado: 01/07/2016]

Stewart, C. “Rosier outlook for 12 Libyans jailed after militia’s gay raid” [online]. Erasing 76 Crimes, 27 de noviembre de 2012. Disponible en: https://76crimes.com/2012/11/27/rosier-outlook-for-12-libyans-jailed-after-militias-gay-raid/ [Consultado: 01/07/2016]

Stewart, C. “Libyan militia releases12 reportedly gay men” [online]. Erasing 76 Crimes, 30 de noviembre de 2012. Disponible en: https://76crimes.com/2012/11/30/libyan-militia-releases-12-reportedly-gay-men/ [Consultado: 01/07/2016]

Página 1 de 8
FaLang translation system by Faboba
 
Copyright © 2013 África LGBT. Todos los derechos reservados.
 

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y su experiencia al usarlo. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial del sitio ya se han establecido. Para más información sobre las cookies que usamos y cómo desactivarlas, lee nuestra política de cookies.

  Acepto las cookies de esta web.
EU Cookie Directive Module Information