18/11/2016 El pasado 27 de octubre dos adolescentes, Sanaa y Hajar, de 16 y 17 años respectivamente, fueron detenidas por las autoridades marroquíes

Viernes, 24 de junio de 2016

Escrito por Minerva Expósito Guixeras

Pena máxima: de 1 a 3 años de prisión y multa de entre 100.000 a 500.000 francos (152,4 – 762,2 €) por actos “contra natura”

En Togo los actos sexuales realizados con consentimiento entre personas del mismo sexo son ilegales. El artículo 88 del Código Penal de 1980 (revisado en abril del año 2000) establece como delito los actos “contra natura” con personas del mismo sexo, los cuales son castigados con una pena de prisión de 1 a 3 años y una multa de entre 100.000 a 500.000 francos. Además, ni la constitución ni la ley prohíben la discriminación basada en orientación sexual o identidad de género. Existen leyes anti-discriminación, pero estas no se aplican a las personas LGBT. Las leyes tampoco permiten a las personas transgénero cambiar el género en los documentos de identidad.

El informe de Homofobia de Estado de ILGA (2016) dice que en el segundo ciclo del Examen Periódico Universal (EPU) de Naciones Unidas de Togo en octubre de 2011, Togo recibió cinco recomendaciones en relación a la orientación sexual, pero las rechazó afirmando que “Togo no estaba dispuesto a legislar sobre la cuestión de la homosexualidad, dado que los homosexuales no padecían ningún tipo de discriminación. Dicha legislación podría de hecho ser contraproducente, dada la actitud de la población”. Entre las recomendaciones, España propuso poner en marcha campañas de concienciación.

El informe de ILGA (2016) indica que en los últimos años ha habido retos en el desarrollo de un discurso sobre orientación sexual e identidad de género, además la policía reprime al colectivo LGBT.  Aun así, hay activismo. El informe indica que “la mayor amenaza para las personas LGBT de Togo es la iglesia y los líderes religiosos. La iglesia católica es muy poderosa, influye fuertemente en cuestiones de moral, política y otros asuntos”. El informe del Departamento de Estado de EEUU (2015) indica que la ley no se aplica de forma directa, sino que, cuando ocurren los arrestos, se les suele acusar de algún otro delito como forma de justificar el arresto, como perturbar la paz u orinar en público. El colectivo LGBT sufre discriminación en el empleo, alojamiento y en el acceso a servicios sanitarios y a la educación.

El informe del Departamento de Estado (2015) indica que el gobierno ha permitido el registro de grupos LGBT con el Ministerio del Interior como grupos relacionados con la salud, sobre todo los grupos enfocados en la prevención del VIH/SIDA.  Los activistas informan de que la violencia hacia las personas LGBT es común, pero la policía ignora las quejas.

En cuanto al VIH/SIDA, la ley prohíbe la discriminación basada en VIH/SIDA y el gobierno lucha contra esta discriminación. Sin embargo, la discriminación hacia las personas seropositivas se encuentra en varios niveles. Por ejemplo, hay informes de familiares de personas seropositivas que han rechazado compartir los cubiertos con ellos. Como indican en Erasing 76 Crimes, los grupos que luchan contra el VIH/SIDA en Togo señalan que los esfuerzos para combatir el VIH/SIDA no van más allá de hacer listas de grupos de riesgo, sin asegurarse de que se atienda a estos grupos. En teoría, Togo tiene un programa de prevención que incluye la distribución gratuita de preservativos y lubricantes, pero en la práctica esto no se da. Esto es debido a que los tres grupos enfocados a hombres que tienen sexo con hombres, incluyendo el grupo local Men’s, no reciben los suficientes condones y lubricantes, así como tampoco reciben  dinero para poder comprarlos. Men’s es el único grupo que reparte condones y lubricantes gratuitos a hombres que tienen sexo con hombres en Lomé, la capital de Togo.

AfroBarometer muestra una tolerancia en la sociedad del 71% hacia las personas seropositivas y del 10% hacia los homosexuales.

Fuentes:

Carrol, A. “Homofobia de Estado. Estudio jurídico mundial sobre la orientación sexual en el derecho: criminalización, protección y reconocimiento” [online]. ILGA, mayo de 2016 (Edición No. 11). Disponible en: http://ilga.org/downloads/02_ILGA_Homofobia_De_Estado_2016_ESP_WEB_150516.pdf [Consultado: 24/06/2016]

“Code Pénal du Togo” [online]. Disponible en: http://www.vertic.org/media/National%20Legislation/Togo/TG_Code_Penal.pdf [Consultado: 24/06/2016]

Dulani, B. et al. “Good neighbours? African express high levels of tolerance for many, but not for all” [online]. AfroBarometer, 1 de marzo de 2016 (No. 74). Disponible en: http://afrobarometer.org/sites/default/files/publications/Dispatches/ab_r6_dispatchno74_tolerance_in_africa_eng1.pdf [Consultado: 24/06/2016]

LeBlanc, D. “AIDS in Togo and Cameroon: Empty promises kill” [online]. Erasing 76 Crimes, 9 de julio de 2014. Disponible en: https://76crimes.com/2014/07/09/togo-and-cameroon-empty-promises-kill/ [Consultado: 24/06/2016]

“Togo 2015 Human Rights Report” [online]. U.S. Department of State, 2015. Disponible en: http://www.state.gov/documents/organization/252951.pdf [Consultado: 24/06/2016] 

Escrito por María García y actualizado por Minerva Expósito Guixeras

Lunes, 04 de julio de 2016

Pena máxima: prisión de 15 años a cadena perpetua por actos sexuales “contra natura”

En Zambia los actos sexuales realizados con consentimiento entre personas del mismo sexo son ilegales según el Código Penal (modificado por la ley 15 de 2005). El informe de Homofobia de Estado de ILGA (2016) indica que el artículo 155 castiga con prisión de 15 años a cadena perpetua a quien mantuviere relaciones sexuales “contra natura” con otra persona o permita que un varón tenga relaciones sexuales “contra natura” con él o ella. El artículo 156 castiga con pena de prisión de 7 a 14 años a quien intente cometer los delitos especificados en el artículo 155. Por último, el artículo 158 establece que toda persona que, en público o en privado, cometa cualquier acto de indecencia grave con una persona de su mismo sexo, o induzca a otra persona a cometerlos, o intente inducir a otra persona a cometerlos, comete un delito grave y será castigada con una pena de prisión de 7 a 14 años. El artículo 158 añade que un niño que, en público o en privado, cometa cualquier acto de indecencia grave con otro niño de su mismo sexo, o induzca a otra persona a cometer un acto semejante con otro niño o persona adulta del mismo sexo, será castigado con pena de servicios para la comunidad o terapia durante el periodo de tiempo que determine el tribunal en el mejor interés del menor.

Estas leyes homofóbicas no son el único problema, sino que la pasividad del gobierno en cuanto a la latente discriminación agrava la violencia social existente.

El informe de ILGA (2016) menciona que en el segundo ciclo del Examen Periódico Universal (EPU) de Naciones Unidas, Zambia recibió once recomendaciones de las cuales solo fue aceptada una recomendación relacionada con las “investigaciones imparciales” de ataques contra personas LGBT. Respecto al VIH/SIDA, afirmó que “’la protección y promoción de los derechos humanos es uno de los pilares guía en el diseño y aplicación de la nueva política nacional sobre el VIH/SIDA’, pero sin hacer mención directa o indirectamente a cuestiones de orientación sexual o identidad de género”.

Uno de los casos más mediáticos fue el del activista contra el VIH Paul Kasonkomona, quien finalmente fue absuelto tras diversos problemas en el proceso judicial por el cual Kasonkomona fue encarcelado tras reivindicar en una televisión pública los derechos de las personas LGBT, así como los de los trabajadores sexuales en octubre de 2013 y comentar la necesidad de derogar los artículos 155, 156 y 158 del Código Penal. Teniendo en cuenta que la constitución del país africano defiende la libertad de expresión, países comoEstados Unidosreclamaron respuestas al gobierno debido a la actuación de carácter discriminatorio que tuvieron en cuanto a este caso, ya que fue recurrido en varias ocasiones. El 25 de febrero el Tribunal Supremo lo absolvió de los cargos de “ofrecerse con fines inmorales en un lugar público” debido a que el Estado no había presentado suficientes pruebas en el caso. Pero el Estado apeló esta decisión y el 15 de mayo de 2015 el Ministro de la Corte confirmó la absolución de Kasonkomona ya que el Estado no había probado sus alegaciones en contra de Kasonkomona. El anterior vice-presidente de ZambiaGuy Scottadmitió públicamente que este arresto tenía motivaciones políticas. Esta decisión del tribunal Superior de Zambia sigue una corriente de progreso en cuanto a la defensa de los derechos de las personas LGBT en África. El Tribunal Supremo de Zambia distinguió entre ejercer la prostitución callejera para mantener relaciones sexuales con una persona del mismo sexo y defender los derechos de las personas LGBT.

La discriminación ocurre a varios niveles, desde el acceso al trabajo, la educación o la sanidad, e incluso se dan abusos policiales. Según indica el informe del Departamento de Estado de EEUU (2015), las personas LGBT están especialmente en riesgo de sufrir violencia social debido a los prejuicios, interpretaciones erróneas de la ley, falta de protección legal e incapacidad de acceder a los servicios sanitarios. Algunos políticos, figuras mediáticas y líderes religiosos expresan oposición hacia la protección básica de personas LGBT.

Según el informe del Departamento de Estado (2015), se conocen varios casos de “ofensas antinatura”. Más que presentar los casos en juicio, la policía en varias ocasiones arresta a las personas sospechosas de ser LGBT bajo cargos falsos, forzándolas a pasar al menos una noche en la cárcel. En la mayoría de los casos la policía demanda un soborno antes de liberar a estas personas. Cada vez más, la policía acusa a las personas transgénero de “falsificación de identidad” y las somete a abuso verbal y acoso durante la detención. Generalmente, los cargos no pueden ser procesados de manera exitosa, por lo que los detenidos son liberados. Aunque en octubre la policía en Mongu arrestó a una mujer transgénero fue condenada por cargos de sodomía en noviembre y aún está esperando la sentencia.

Según la activista zambianaJuliet Mphandelas declaraciones de la primera dama del paísChristine Kaseba-Sataque parecían apoyar la causa son simples campañas propagandísticas “para que el Estado solicite financiación a fondos donantes sin acompañarlo de la responsabilidad de proteger los derechos individuales ni garantizar el acceso a los servicios esenciales de prevención, tratamiento y atención sanitaria del VIH/SIDA para la comunidad LGBTI”. También cuenta que el miedo es constante, no solo de ser atacado por tu propia familia, sino de ser arrestado en cualquier momento. Durante el año 2014 las noticias de discriminación homofóbica fueron sumamente comunes, siendo atacados por turbas, por la policía, expuestos por medios de comunicación, etc.

Por otro lado, es importante considerar el trabajo de las cortes nacionales que están luchando por aplicar la ley de manera justa y equitativa, por lo que su trabajo ayuda a las personas LGBT a no ser encarceladas de manera arbitraria. Por ejemploPhilip Mubiana y James Mwapefueron absueltos tras pasar más de un año en la cárcel ya que sus familias les denunciaron a la policía tras un llamamiento nacional para informar de las personas que estaban “en el armario”. Sin embargo, el ministro de justicia, conocido por su posición “anti-gay” ganó las elecciones de enero de 2015.Edgar Lunguha declarado su actitud anti-LGBT en varias ocasiones diciendo que no iba a apoyar los derechos de los homosexuales ya que “no iba a comprometer la naturaleza humana por razones económicas”.

Varios grupos promueven de forma discreta los derechos de las personas LGBT, principalmente en el sector de la salud. A pesar de eso, se ha llegado a celebrar el Día Internacional contra la Homofobia, Transfobia y Bifobia (IDAHO Day). En 2013, el grupo Trans Bantu Zambia (TBZ) organizaron movilizaciones para dar a conocer los efectos brutales de la transfobia que sufren diariamente; el grupo Friends of RAINKA apelaron al gobierno, la iglesia y el público para que detuviesen el discurso de odio hacia las personas LGBT; por último, Amnistía Internacional hizo especial énfasis a casos de abusos de derechos humanos que se habían dado en el país. En 2015 personas transexuales se estaban preparando para celebrar el IDAHO Day.

Respecto al VIH/SIDA, el gobierno desalienta de forma activa la discriminación hacia las personas serpositivas. La mayoría de los empresarios han adoptado políticas no discriminatorias hacia personas con VIH/SIDA en el lugar de trabajo. Se ha formado al sector público, lo que ha incrementado la concienciación pública y la aceptación, pero la discriminación social y laboral persiste.

Las estadísticas de AfroBarometer muestran una tolerancia en la sociedad del 87% hacia las personas seropositivas y del 7% hacia las personas homosexuales.

Fuentes:

Carrol, A. “Homofobia de Estado. Estudio jurídico mundial sobre la orientación sexual en el derecho: criminalización, protección y reconocimiento” [online]. ILGA, mayo de 2016 (Edición No. 11). Disponible en: http://ilga.org/downloads/02_ILGA_Homofobia_De_Estado_2016_ESP_WEB_150516.pdf [Consultado: 04/07//2016]

Dulani, B. et al. “Good neighbours? African express high levels of tolerance for many, but not for all” [online]. AfroBarometer, 1 de marzo de 2016 (No. 74). Disponible en: http://afrobarometer.org/sites/default/files/publications/Dispatches/ab_r6_dispatchno74_tolerance_in_africa_eng1.pdf [Consultado: 09/06/2016]

LusakaTimes. “Estados Unidos pide a Zambia no recurrir la absolución del activista de los derechos de los gais Kasonkomona” [online]. ÁfricaLGBT, 6 de marzo de 2014. Disponible en: http://www.africalgbt.org/index.php/es/item/125-estados-unidos-pide-zambia [Consultado: 04/07/2016]

Reid, G. “Varias resoluciones en África hacen avanzar los derechos de LGBT”. ÁfricaLGBT, 5 de agosto de 2015. Disponible en: http://africalgbt.org/index.php/es/item/316-resoluciones-africa-avanzar [Consultado: 04/07/2016]

SALC. “El Tribunal Supremo de Zambia confirma  la absolución del activista de VIH, Paul Kasonkomona” [online]. ÁfricaLGBT, 15 de mayo de 2015. Disponible en: http://www.africalgbt.org/index.php/es/item/287-tribunal-supremo-zambia-paul-kasonkomona [Consultado: 04/07/2016]

Stewart, C. “Zambia libera a dos supuestos gais después de un año en prisión” [online]. ÁfricaLGBT, 3 de julio de 2014. Disponible en: http://www.africalgbt.org/index.php/es/item/201-zambia-libera-do-gais [Consultado: 04/07/2016]

Steward, C. “For 1 million people, blog unmasks anti-LGBTI violence” [online]. Erasing 76 Crimes, 13 de julio de 2015. Disponible en: https://76crimes.com/2015/07/13/for-1-million-people-blog-unmasks-anti-lgbti-violence/ [Consultado: 04/07/2016]

Stewart, C. “Anti-gay politician sworn in as Zambian president” [online]. Erasing 76 Crimes, 25 de enero de 2015. Disponible en: https://76crimes.com/2015/01/25/anti-gay-politician-sworn-in-as-zambian-president/ [Consultado: 04/07/2016]

“Zambia 2015 Human Rights Report” [online]. U.S. Department of State, 2015. Disponible en: http://www.state.gov/documents/organization/252955.pdf [Consultado: 04/07/2016]

“Zambia IDAHO Report 2013” [online]. International Day against Homophobia, Transphobia & Biphobia, 2013. Disponible en: http://dayagainsthomophobia.org/es/zambia-idaho-report-2013/ [Consultado: 05/07/2016]

“Zambia ISAHO Report 2015” [online]. International Day against Homophobia, Transphobia & Biphobia, 2015. Disponible en: http://dayagainsthomophobia.org/idahot-events-2015-zambia/ [Consultado: 04/07/2016]

Jueves, 09 de junio de 2016

Escrito por María García y actualizado por Minerva Expósito Guixeras

Pena máxima: 14 años de prisión por actos sexuales “contra natura” realizados con consentimiento

Como indica el informe de Homofobia de Estado de ILGA (2016), el Código Penal fue enmendado por el Decreto Nº 5 en el año 2003 y establece que las relaciones sexuales entre personas del mismo sexo son ilegales. El artículo 162 dice que, quien tenga relaciones sexuales “contra natura” con otra persona o quien permita que una persona tenga relaciones sexuales “contra natura” con él mismo, será castigado con una pena de prisión de 14 años. Si el acto se realiza sin consentimiento u obteniendo el consentimiento a la fuerza, la pena de prisión será de 21 años. El artículo 163 considera ilegales los intentos de actos “contra natura” especificados en el artículo 162, las cuales son penadas con 7 años de cárcel. El artículo 165 establece que la sodomía es “una relación sexual ilegítima e intencional por el ano entre dos varones” y está considerada una indecencia grave, por lo que el artículo dice que el hombre que cometa, en público o privado, un acto de indecencia grave, induzca a otro hombre a cometerlo o intente inducir la realización de un acto similar, incluso con terceras personas, será castigado con 5 años de prisión. Por último, sobre la Ley de Procedimiento Penal y Producción de la Prueba, el artículo 185(5) dice que “Quien sea imputado de sodomía o agresión en tentativa de sodomía podrá ser culpable de lesiones indecentes o lesiones comunes, si tales hechos fueran corroborados. Bajo el título I de la parte II de la misma ley, el delito de sodomía bajo la ley consuetudinaria es considerado como uno de los delitos para los cuales no es necesario contar con orden judicial para efectuar detenciones”. En cuanto a la Constitución, esta no protege de forma explícita a las personas LGBT de la discriminación. La Ley de Empleo tampoco prohíbe específicamente la discriminación basada orientación sexual o identidad de género.

Según el informe deHuman Rights Campaign Foundation,existe el miedo de que  una legislación como la de Uganda (cuya pena máxima es la cadena perpetua) se extienda por la zona y la discriminación en Kenia se endurezca. Mientras tanto, este país se sitúa como foco de recepción de refugiados en la región debido a la violencia y la estigmatización sufrida por la población LGBT en países vecinos.

Según el informe de ILGA (2016), el 24 de abril de 2015 el Tribunal Superior de Kenia determinó que la Junta de Coordinación de Organizaciones no Gubernamentales y el Procurador General violó el artículo 36 sobre libertad de asociación de la nueva Constitución de Kenia por impedir el registro de la organización National Gay & Lesbian Human Rights Comission (NGLHRC). El Tribunal afirmó que en la expresión “toda persona” del artículo 36 se incluye a las personas LGBT y añadió que la ley criminaliza los actos sexuales y no la orientación sexual per se. El Tribunal determinó que la Junta había usado sus propias convicciones morales para denegar los derechos de otros.

Kenia, pese a la legislación, se caracteriza por tener un movimiento LGBT activo según el informe de ILGA (2016). Por ejemplo, también se encuentran en Kenia la Coalición Lésbico-Gay de Kenia (GALCK) y la Comisión de Derechos Humanos de las Lesbianas.

El informe de ILGA (2016) indica que la delegación de Kenia, en el segundo ciclo del Examen Periodico Universal (EPU) de Naciones Unidas en enero de 2015, recibió dos recomendaciones (de Chile y Polonia) para despenalizar las relaciones sexuales realizadas con consentimiento. Dinamarca y Chile recomendaron promulgar leyes que combatieran el odio. Por último, Francia habló sobre la no-discriminación y Brasil mencionó la libertad de expresión y los derechos de las personas LGBT. El Estado respondió que había ciertos temas críticos en debate y, en cuanto a los derechos de las personas LGBT, dijo que “nadie había podido probar la aplicación de la ley penal sobre la base de su orientación sexual”.

El informe del Departamento de Estado de EEUU (2015) indica que la policía detiene a las personas bajo estas leyes, sobre todo a las personas sospechosas de prostitución, pero son liberadas en poco tiempo. Aunque las organizaciones LGBT afirman que la policía usa frecuentemente leyes de orden público para arrestar a personas LGBT, más que usar las leyes que condenan los actos sexuales entre personas del mismo sexo. Estadísticas presentadas en la Asamblea Nacional en marzo de 2014 indicaban que la policía ha abierto 595 casos de “delitos contra natura” desde 2010. Estas estadísticas mezclan casos de actos sexuales realizados con consentimiento entre personas del mismo sexo con actos no consentidos y casos de bestialismo. El informe realizado por dos organizaciones LGBT indica que entre los años 2012 y 2014 hubo ocho procesamientos de homosexuales por cargos de indecencia. Además, en custodia, la policía suele acosar, intimidar o abusar físicamente a estas personas.

De esta manera, el informe del Departamento de Estado (2015) indica que la discriminación hacia el colectivo LGBT está expandida en el país. AfroBarometer muestra una tolerancia del 14% hacia las personas homosexuales.

Por otra parte, a consecuencia de la denegación de los derechos de personas intersexuales en el caso Richard Muasya vs Fiscal General y otros del año 2007, se consiguió en diciembre de 2014 la promulgación de la Ley de Personas privadas de Libertad que refleja expresamente la existencia de personas intersexuales y cómo tienen que ser atendidas. Tras subsecuentes casos las personas intersexuales están reconocidas y protegidas por la legislación keniata. Pero, aun así, ocurren casos de violencia hacia los intersexuales, como el caso de Muhadh Ishmael, víctima de un ataque anti-intersexuales en diciembre de 2015. A partir de ahí comenzó una iniciativa para conseguir fondos para darle un entierro decente. El 1 de enero de 2016 tuvo lugar un entierro simple gracias a las donaciones. Muhadh Ishmael era discriminado por su familia, le confinaron en su casa y no le dejaron ir a la escuela ni a la mezquita local. Tras la muerte de sus padres, la familia restante decidió deshacerse de él. Cuatro hombres le llevaron a un terreno lejano, le desnudaron, le drogaron y le cortaron el pene. Fue abandonado en un bosque y un motorista le encontró y le llevó al hospital, pero fue demasiado tarde para él, ya que Mudadh murió desangrado.

En cuanto a los derechos de los transexuales, existen dos casos muy destacados, considerados grandes logros a pesar de la criminalización existente en el país. Audrey Mbugua fue la primera transexual que pidió el cambio de nombre y de género. Audrey tuvo que luchar, pero consiguió cambiar legalmente su nombre, aunque su nuevo documento no especifica su género. Actualmente dirigeTransgender Education and Advocacy, una organización que lucha por la eliminación del estigma que rodea la transexualidad.

El segundo caso fue ganado por Alexander Ngungu Nthungi, aún su nombre legal, en la Corte Suprema de Kenia que declaró que la policía había violado su derecho de dignidad durante el arresto al desnudarla en público para "aclarar" su género, por lo que se compensó a Nthungi con 200.000 chelines (1743€).

En Kenia hay un gran número de refugiados y 76Crimes informa de que hay refugiados que escaparon de las leyes anti-gay de sus países de origen. Estos refugiados ahora se encuentran en peligro por las amenazas del gobierno de Kenia de cerrar los campos de refugiados, pese a los ruegos de ACNUR (Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados). Aunque la mayoría de los refugiados LGBT no se encuentran en los campos de refugiados, sino en los centros urbanos. También indican que los refugiados LGBT sufren acoso y brutalidad por parte de la policía. 

En cuanto al VIH/SIDA, el informe del Departamento de Estado (2015) dice que el gobierno, junto a organizaciones privadas, apoya una red de más de 8000 centros de pruebas y asesoramiento, proporcionando diagnósticos gratuitos del VIH/SIDA. También se pueden realizar diagnósticos de otras infecciones de transmisión sexual (ITS) en hospitales y clínicas por todo el país. El informe indica que en un estudio realizado en el año 2014 se pudo ver que el 57% de los adolescentes seropositivos se desconectaban del tratamiento debido al estigma social. Aunque el gobierno ha llevado a cabo programas para reducir esta estigmatización y para animar a las personas a hacerse la prueba de VIH/SIDA. El gobierno también apoya el asesoramiento y la prevención de la transmisión vertical de madre a hijo. Por otro lado, AfroBarometer muestra en sus estadísticas que al 86% de los encuestados no les importaría tener un vecino con VIH/SIDA.

Fuentes:

Carrol, A. “Homofobia de Estado. Estudio jurídico mundial sobre la orientación sexual en el derecho: criminalización, protección y reconocimiento” [online]. ILGA, mayo de 2016 (Edición No. 11). Disponible en: http://ilga.org/downloads/02_ILGA_Homofobia_De_Estado_2016_ESP_WEB_150516.pdf [Consultado: 09/06/2016]

Dulani, B. et al. “Good neighbours? African express high levels of tolerance for many, but not for all” [online]. AfroBarometer, 1 de marzo de 2016 (No. 74). Disponible en: http://afrobarometer.org/sites/default/files/publications/Dispatches/ab_r6_dispatchno74_tolerance_in_africa_eng1.pdf [Consultado: 09/06/2016]

Kadida, J. “Kenya: Transgender Woman Wins Name Change Battle” [online]. All Africa, 8 de octubre de 2014. Disponible en: http://allafrica.com/stories/201410080710.html [Consultado: 09/06/2016]

“Laws of Kenya. The Penal Code. Chapter 63” [online]. Disponible en: https://www.issafrica.org/cdct/mainpages/pdf/Terrorism/Legislation/Kenya/Kenya%20Penal%20Code%201-100%20of%20119%20A%20.pdf [Consultado: 09/06/2016]

“Kenya 2015 Human Rights Report” [online]. U.S. Department of State, 2015. Disponible en: http://www.state.gov/documents/organization/252905.pdf [Consultado: 09/06/2016]

“Report: The State of Human Rights for LGBT People in Africa” [online]. Human Rights Campaign Foundation y Human Rights First, julio de 2014. Disponible en: http://hrc-assets.s3-website-us-east-1.amazonaws.com//files/images/blog/LGBT_Africa_Report_HRCHRF.pdf [Consultado: 09/06/2016]

Rserven. “Kenyan judge rules that strip-searching transgender woman to determine her gender undignified” [online]. Daily Kos, 22 de junio de 2013. Disponible en: http://www.dailykos.com/story/2013/06/21/1217790/-Kenyan-judge-rules-that-strip-searching-transgender-woman-to-determine-her-gender-undignified [Consultado: 09/06/2016]

Steward, C. “Grim future for LGBT refugees in Kenya?” [online]. Erasing 76 Crimes, 13 de mayo de 2016. Disponible en: https://76crimes.com/2016/05/13/grim-future-for-lgbt-refugees-in-kenya/ [Consultado: 09/06/2016]

Steward, C. “Intersex victim buried in Kenya; compassion from afar” [online]. Erasing 76 Crimes, 13 de enero de 2016 [Consultado: 09/06/2016]

Steward, C. “Will Kenyan intersex victim get a decent funeral at least?” [online]. Erasing 76 Crimes, 24 de diciembre de 2015. Disponible en: https://76crimes.com/2015/12/24/will-kenyan-intersex-victim-get-a-decent-funeral-at-least/ [Consultado: 09/06/2016]

Viernes, 10 de junio de 2016

Escrito por María García y actualizado por Minerva Expósito Guixeras

Pena máxima: no está penalizada la homosexualidad

Lesoto descriminalizó el sexo entre hombres en 2010, ya que hasta el momento existían leyes que fueron heredadas del proceso de colonización que penalizaba los actos sexuales entre personas del mismo sexo, aunque no eran aplicadas. Además también se estableció en el 2010 que la edad mínima para consentir relaciones sexuales es la misma tanto en parejas homosexuales como en parejas heterosexuales. Aunque no hay leyes específicas que protejan al colectivo LGBT de la discriminación.

En cuanto al plano social, según el informe del Departamento de Estado de EEUU (2015), la discriminación sigue existiendo tanto en el acceso a la atención primaria como en la participación en actividades religiosas. Asimismo, está prohibida la entrada en el país de personas homosexuales. En 76Crimes encontramos confesiones de personas LGBT, las cuales afirman recibir comentarios homofóbicos diariamente. AfroBarometer muestra una tolerancia del 16% en la sociedad de Lesoto.

En cuanto al activismo, encontramos el Grupo de Apoyo Matrix. Desde su creación en 2008, este grupo ha sido pionero y líder de la defensa de los derechos de las personas LGBT. Matrix organizó la primera marcha del Día contra la Homofobia y la Transfobia (IDAHOT) el 17 de mayo de 2013. El 17 de mayo de 2014 Matrix organizó otra marcha buscando justicia y trato justo para las personas LGBT. Este año (2016) volvió a celebrarse este día en Lesoto, la cual es la cuarta marcha pública organizada por Matrix. Gracias a estas marchas, se está consiguiendo la sensibilización gradual de la población.

Además, según el informe del Departamento de Estado (2015), los miembros de Matrix tienen una buena relación con el gobierno, como puede verse cuando, en junio de 2015, un miembro de Matrix fue agredido y la respuesta de la policía fue rápida y eficiente según informó un miembro de la organización.

Matrix continúa con la realización de la marcha por el día IDAHOT, sin embargo el principal objetivo de sus campañas está dirigido al acceso a atención primaria, ya que Lesoto es uno de los países con mayor prevalencia de VIH/SIDA entre hombres jóvenes, y el tercer país del mundo con mayor índice de prevalencia.

En cuanto al VIH/SIDA, el informe del Departamento de Estado (2015) indica que, de acuerdo al Ministerio de Salud, ha aumentado el acceso a la terapia antirretroviral, con 111,322 personas bajo tratamiento. Aunque este número se mantiene debajo del objetivo nacional. También se tratan a las embarazadas seropositivas para proteger tanto a la madre como al hijo. En la sociedad existe cierta discriminación, aunque hay una gran tolerancia hacia las personas seropositivas: según AfroBarometer,  al 84% de los encuestados no les importaría tener un vecino con VIH/SIDA. Por otro lado, en 2013 la Red de Lesotho de personas viviendo con VIH y SIDA realizó un estudio encuestando a 1,085 personas seropositivas: el 43% había perdido el empleo u otras formas de ingresos, al 15% se les rechazó el empleo, el 5% cambió de residencia debido al acoso o no se les permitió alquilar una residencia privada, a menos del 4% se les denegó el acceso a la educación y, por último, al 6% se les negó el acceso a los servicios sanitarios. El informe del Departamento de Estado (2015) indica que no se podrán ocupar del problema del VIH/SIDA y la discriminación debido a que en 2011 se cerró la Comisión Nacional del SIDA y que Lesoto carece de leyes que especifiquen el problema. En 76Crimes comentan que, debido al tabú y los prejuicios culturales acerca de la homosexualidad, no se les incluye en los programas de VIH del país. Aunque se les incluye en la teoría, en la práctica no. Tampoco tienen servicios sanitarios gay-friendly. Por la misma razón, los trabajadores sanitarios no pueden responder de manera eficiente, ya que los pacientes no revelan las prácticas sexuales que realizan y, por lo tanto, no se accede a una educación sexual básica, así como tampoco acceden a  métodos de protección que podrían prevenir el contagio.

Fuentes:

Carrol, A. “Homofobia de Estado. Estudio jurídico mundial sobre la orientación sexual en el derecho: criminalización, protección y reconocimiento” [online]. ILGA, mayo de 2016 (Edición No. 11). Disponible en: http://ilga.org/downloads/02_ILGA_Homofobia_De_Estado_2016_ESP_WEB_150516.pdf [Consultado: 10/06/2016]

Dulani, B. et al. “Good neighbours? African express high levels of tolerance for many, but not for all” [online]. AfroBarometer, 1 de marzo de 2016 (No. 74). Disponible en: http://afrobarometer.org/sites/default/files/publications/Dispatches/ab_r6_dispatchno74_tolerance_in_africa_eng1.pdf [Consultado: 10/06/2016]

Hall, L. “’We are here’: Basotho march for LGBT rights” [online]. Voices of Africa, 21 de mayo de 2015. Disponible en: http://voicesofafrica.co.za/basotho-march-lgbti-rights/ [Consultado: 10/06/2016]

“Lesotho 2015 Human Rights Report” [online]. U.S. Department of State, 2015. Disponible en: http://www.state.gov/documents/organization/252907.pdf [Consultado: 10/06/2016]

“Penal Code Act, 2010” [online]. Disponible en: https://www.unodc.org/tldb/pdf/Lesotho/Lesotho_CP.pdf [Consultado: 10/06/2016]

“Report: The State of Human Rights for LGBT People in Africa” [online]. Human Rights Campaign Foundation y Human Rights First, julio de 2014. Disponible en: http://hrc-assets.s3-website-us-east-1.amazonaws.com//files/images/blog/LGBT_Africa_Report_HRCHRF.pdf [Consultado: 09/06/2016]

Steward, C. “Lesotho gets its first gay pride march” [online]. Erasing 76 Crimes, 31 de mayo de 2013. Disponible: https://76crimes.com/2013/05/31/lesotho-gets-its-first-gay-pride-march/ [Consultado: 10/06/2016]

Steward, C. “Marching against homophobia in anti-gay Lesotho” [online]. Erasing 76 Crimes, 20 de mayo de 2014. Disponible en: https://76crimes.com/2014/05/20/marching-against-homophobia-in-anti-gay-lesotho/ [Consultado: 10/06/2014]

Steward, C. “Lesotho: Celebrating LGBT pride in a homophobic nation” [online]. Erasing 76 Crimes, 31 de mayo de 2016. Disponible en: https://76crimes.com/2016/05/31/lesotho-celebrating-lgbt-pride-in-a-homophobic-nation/ [Consultado: 10/06/2016]

Lunes, 08 de junio de 2016

Escrito por Minerva Expósito Guixeras

Pena máxima: la homosexualidad no está penalizada

En Mozambique los actos sexuales realizados con consentimiento entre personas del mismo sexo no están penalizados. Además, la edad mínima para consentir actos sexuales es la misma tanto en parejas heterosexuales como en parejas homosexuales. Mozambique prohíbe la discriminación basada en orientación sexual en los artículos 4, 5 y 108 de la Ley de Empleo No. 23/2007. El artículo 4 también especifica el estado seropositivo. Por otro lado, el matrimonio homosexual está prohibido según la Ley sobre Familia de Mozambique. El informe del Departamento de Estado de EEUU (2015) afirma que el Estado falla en reforzar las prohibiciones contra los actos discriminatorios.

Como vemos, solo se prohíbe la discriminación basada en orientación sexual en la Ley de Empleo. El informe del Departamento de Estado (2015) indica que hay informes de discriminación basada en orientación sexual e identidad de género y afirma que la intimidación no previene a las personas de informar de los abusos recibidos. El informe indica que no existen mecanismos legales que ayuden a la persecución de los perpetradores de los crímenes de odio y otros actos de violencia contra el colectivo LGBT. Cuando las personas LGBT buscan tratamiento, a veces son discriminadas por el personal médico debido a su orientación sexual. A pesar de eso, AfroBarometer indica que hay una tolerancia del 56% respecto a las personas homosexuales en la sociedad.

Lambda (Asociación Mozambiqueña de Defensa de las Minorías Sexuales), asociación LGBT de Mozambique, proporciona asesoramiento, asistencia legal y consejo sanitario a las personas LGBT. Gracias a la presión que ejerció Lambda durante siete años, se consiguió que en junio de 2015 se eliminaran las leyes coloniales portuguesas que databan del año 1886 y que criminalizaban los actos “contra natura” con tres años de trabajos forzados. The Guardian dice que el movimiento fue simbólico ya que esta ley no se había aplicado desde la independencia, por lo que aún queda mucho por lo que luchar. Lambda en 2008 intentó registrarse legalmente y desde entonces no ha tenido respuesta, a pesar de haber entregado la documentación necesaria para su legalización. El periodo de espera tarda un máximo de 45 días, según informa África LGBT. En teoría no debería haber barreras legales para su registro, pero según el Ministerio de Justicia su registro es un asunto sensible. Lambda ha tenido varias reuniones con el Ministerio de Justicia, pero la respuesta de este no ha cambiado.

En cuanto al VIH/SIDA, el informe del Departamento de Estado (2015) indica que el 11% de la población  es seropositiva. El Índice de Estigma de Personas Viviendo con VIH/SIDA (2013) menciona que el 24% de los encuestados habían sido amenazados verbalmente o insultados, un 36% sufrieron presión psicológica o manipulación de parte del esposo, un 12,8% fueron excluidos de las actividades familiares, un 7,2% fueron excluidos de actividades sociales y un 5,1% fueron atacados físicamente. El informe del Departamento de Estado (2015) también indica que se conocen muchos informes de mujeres abandonadas por sus esposos y familia y expulsadas de su hogar debido a su estado seropositivo. 76Crimes enfatiza la crisis sanitaria causada por la gran homofobia de la sociedad, la cual impide que muchas personas busquen tratamiento. En el artículo de 76Crimes se explica el caso de Tony Andrea, homosexual. Andrea tiene malaria y cuando llegó a la clínica, la enfermera, sospechando de su orientación sexual, le dijo “la gente como tú miente mucho… no tienes malaria”. Por lo tanto, esta discriminación es un problema no solo en el tratamiento de VIH/SIDA. El gobierno lanzó un plan de respuesta al VIH de tres años en 2013. Roberto Paulo, de Lambda, dice que a las personas transgénero se les niega la atención sanitaria hasta que van a su casa a cambiarse de ropa. Dice que “esta sociedad hetero-normativa es bastante difícil para las personas LGBT que necesitan servicios […] es difícil salir de casa para ir a los hospitales”. Aunque según las estadísticas de AfroBarometer, al 66% de los encuestados no les importaría tener un vecino con VIH/SIDA.

Fuentes:

“Asociación Lambda de Mozambique: cinco años esperando su legalización”. África LGBT, 17 de noviembre de 2013. Disponible en: http://africalgbt.org/index.php/es/item/114-asociacion-lgbt-de-mozambique-lambda/114-asociacion-lgbt-de-mozambique-lambda [Consultado: 08/06/2016]

Carrol, A. “Homofobia de Estado. Estudio jurídico mundial sobre la orientación sexual en el derecho: criminalización, protección y reconocimiento” [online]. ILGA, mayo de 2016 (Edición No. 11). Disponible en: http://ilga.org/downloads/02_ILGA_Homofobia_De_Estado_2016_ESP_WEB_150516.pdf [Consultado: 06/06/2016]

Dulani, B. et al. “Good neighbours? African express high levels of tolerance for many, but not for all” [online]. AfroBarometer, 1 de marzo de 2016 (No. 74). Disponible en: http://afrobarometer.org/sites/default/files/publications/Dispatches/ab_r6_dispatchno74_tolerance_in_africa_eng1.pdf [Consultado: 06/06/2016]

“EXECUTIVE SUMMARY – PLHIV Stigma Index Mozambique” [online]. Stigma Index, 2013. Disponible en: http://www.stigmaindex.org/sites/default/files/reports/Mozambique%20Exec%20Summary.pdf [Consultado: 06/06/2016]

“Labour Law. Law Nr. 23/2007 of 1st August 2007” [online]. Disponible en: http://www.tipmoz.com/library/resources/tipmoz_media/labour_law_23-2007_1533E71.pdf [Consultado: 06/06/2016]

“Mozambique 2015 Human Rights Report” [online]. U.S. Department of State, 2015. Disponible en: http://www.state.gov/documents/organization/252921.pdf [Consultado: 06/06/2016]

Smith, D. “Mozambique LGBT activists move on to next battle after anti-gay law scrapped” [online]. The Guardian, 20 de junio de 2015. Disponible en: http://www.theguardian.com/world/2015/jun/30/mozambique-lgbt-activists-anti-gay-law-scrapped [Consultado: 06/06/2016]

Steward, C. “Bias still complicates Mozambique’s battle against Aids” [online]. Erasing 76 Crimes, 30 de marzo de 2016. Disponible en: https://76crimes.com/2016/03/30/bias-still-complicates-mozambiques-battle-against-aids/ [Consultado: 06/06/2016]

Martes, 08 de junio de 2016

Escrito por Caroline Morgan Adams y actualizado por Minerva Expósito Guixeras

Pena máxima: trabajos forzados por un tiempo no superior a 5 años

El artículo 250 del Código Penal de 1838 castiga la “sodomía y bestialismo” con trabajos forzados por un tiempo no superior a 5 años. Si el acto se comete con un menor o una persona discapacitada mental o físicamente, la pena será prisión por no más de dos años. 

El informe de Homofobia de Estado de ILGA (2016) indica que en el año 2007 “el gobierno presentó el anteproyecto de ley sobre delitos sexuales, que hubiera eliminado el artículo 250 sobre sodomía y hubiera establecido la misma edad para dar consentimiento válido a los 16 años para todos los actos sexuales”, pero esta ley no fue aprobada. Por lo que se puede deducir que la edad mínima de consentimiento no es la misma en parejas del mismo sexo. Además, en el 2013 el gobierno anunció su intención de modificar el Código Penal “con el objetivo de tomar medidas más eficaces para la penalización de varios actos de perversión sexual”.

El informe del Departamento de Estado de EEUU (2015) afirma que la penalización por sodomía afecta tanto a las parejas homosexuales como a las heterosexuales, pero que los casos de sodomía raramente llegan a las Cortes, y que estos casos han tratado casi exclusivamente de parejas heterosexuales, sobre todo como un factor agravante en los divorcios. El informe indica que las autoridades raramente usan la criminalización de la sodomía contra parejas homosexuales, a no ser que se informe de un asalto sexual donde se ha realizado el acto de sodomía.

El informe de ILGA (2016) menciona que en la sección “Conducta Personal y Profesional” del Código de Ética para Funcionarios Públicos de 2015 se prohíbe la discriminación basada en orientación sexual. La Ley de Igualdad de Oportunidades (2008) prohíbe la discriminación en el empleo y en otras actividades, especificando la discriminación basada en orientación sexual.

Las personas LGBT han sido discriminadas a la hora de donar sangre, lo cual estaba prohibido para el colectivo. Aunque en 2013, a raíz de una queja realizada en el año 2012 ante la Comisión de Igualdad de Oportunidades de Mauricio, esta prohibición fue levantada en el año 2013. El Ministerio modificó su política y el sitio web para indicar que las personas que han tenido actividad sexual entre personas del mismo sexo podrían donar sangre.

En el segundo ciclo del Examen Periódico Universal (EPU) de Naciones Unidas en el año 2013, la delegación de Mauricio recibió recomendaciones de Irlanda, Australia y Canadá para despenalizar la sodomía, pero el gobierno todavía no ha tomado ninguna decisión en cuanto a la despenalización.

El informe del Departamento de Estado (2015) dice que las personas LGBT son sometidas a abusos verbales y físicos por parte de sus familiares. Las ONGs locales, Collectif Arc-enCiel y Young Queer Alliance han recibido informes sobre estos abusos, ya que las personas LGBT prefieren denunciar los abusos en las organizaciones que ir a la policía. Esto es debido a que “las víctimas generalmente se negaron a presentar denuncias ante la policía, por temor al ostracismo o, en algunos casos, temor a represalias por parte de miembros de la familia”. Por ejemplo, el informe detalla el caso de una joven travesti que fue arrestada el 18 de septiembre de 2015 sin razón aparente por la policía de Sodnac. Llevaron a la joven a la comisaría donde fue desnudada y registrada delante de otros oficiales de la policía que se reían de ella. La víctima archivó la queja en la Comisión Nacional de Derechos Humanos y a finales de 2015 la investigación todavía estaba en curso.

La discriminación también se dirige hacia las personas serpositivas, aunque la ley prohíbe la discriminación por VIH/SIDA. La ONG local, Prévention Information Lutte contre le SIDA (PILS), registró dos casos durante el 2013 de discriminación contra los pacientes de VIH/SIDA donde a dos trabajadores extranjeros se les negó un permiso de trabajo debido a su estatus de VIH. PILS también informó de que se realizaron infracciones en la confidencialidad con respecto a los registros médicos de los pacientes de VIH/SIDA en los hospitales públicos, en particular sobre Rodrigues Island, donde siguió siendo un problema. También, a pacientes con VIH/SIDA se les ha negado la ayuda social debido a la ausencia de los médicos de referencia apropiados en la junta médica del Ministerio de Salud y Calidad de Vida, lo que obliga a los pacientes de VIH/SIDA a vivir en la incertidumbre, según el Departamento del Estado de los Estados Unidos. En octubre de 2014 una estudiante extranjera casi fue deportada debido a su estado seropositivo, aunque consiguió que el gobierno la permitiera quedarse hasta el fin de sus estudios.

AfroBarometer muestra una tolerancia del 53% en la sociedad frente a las personas seropositivas, mientras que la tolerancia hacia las personas homosexuales es del 49%.

Fuentes:

Carrol, A. “Homofobia de Estado. Estudio jurídico mundial sobre la orientación sexual en el derecho: criminalización, protección y reconocimiento” [online]. ILGA, mayo de 2016 (Edición No. 11). Disponible en: http://ilga.org/downloads/02_ILGA_Homofobia_De_Estado_2016_ESP_WEB_150516.pdf [Consultado: 07/06/2016]

“Criminal Code” [online]. Disponible en: http://www.wipo.int/edocs/lexdocs/laws/en/mu/mu008en.pdf [Consultado: 07/06/2016]

Dulani, B. et al. “Good neighbours? African express high levels of tolerance for many, but not for all” [online]. AfroBarometer, 1 de marzo de 2016 (No. 74). Disponible en: http://afrobarometer.org/sites/default/files/publications/Dispatches/ab_r6_dispatchno74_tolerance_in_africa_eng1.pdf [Consultado: 06/06/2016]

“Mauritius (2nd cycle)” [online]. Arc International, 20 de marzo de 2014. Disponible en: http://arc-international.net/global-advocacy/universal-periodic-review/m/mauritius/2nd-cycle/ [Consultado: 07/06/2016]

“Mauritius 2015 Human Rights Report” [online]. U.S. Department of State, 2015. Disponible en: http://www.state.gov/documents/organization/252919.pdf [Consultado: 07/06/2016]

Miércoles, 08 de junio de 2016

Escrito por Caroline Morgan Adams y actualizado por Minerva Expósito Guixeras

Pena máxima: prisión de entre 6 meses y 3 años y multa de entre 120 a 1000 dirhams (11 – 91,8 €), salvo que haya agravantes

En Marruecos los actos sexuales realizados entre personas del mismo sexo son ilegales según establece el Código Penal (26 de noviembre de 1962) y, además, existen leyes de “propaganda” y “moralidad” que restringen la libertad de expresión en cuanto a la orientación sexual. Por otro lado, las leyes antidiscriminación no especifican la orientación sexual ni la identidad de género. Además, el Código Penal no criminaliza los crímenes de odio.

El artículo 489 del Código Penal castiga los actos lascivos y “delitos contra natura” con personas del mismo sexo con una pena de prisión de entre 6 meses y 3 años y una multa de entre 120 a 1000 dirhams, salvo que haya agravantes. El artículo 483 habla de “moralidad que restringe la libertad de expresión en relación con la orientación sexual y la identidad de género” y dice que “quien cometiere actos de indecencia pública, ya sea mediante desnudez u obscenidad en sus acciones, será punible con prisión de 1 mes a 2 años y una multa de 200 a 500 dirhams [18,3 – 45,9 €]”. El artículo añade que se contempla este delito cuando hay uno o más testigos involuntarios, testigos menores de dieciocho años o se realiza en público. El informe del Departamento de Estado de EEUU (2015) indica que las autoridades enjuician al menos una vez al año a personas que han tenido relaciones sexuales con su mismo sexo.

Marruecos tuvo su segundo ciclo del Examen Periódico Universal (EPU) de Naciones Unidas en octubre de 2015. El informe de Homofobia de Estado de ILGA (2016) menciona que EEUU “hizo una recomendación para ‘aprobar rápidamente las solicitudes de licencia para todas las organizaciones de la sociedad civil que cumplan con los requisitos legales, incluidas las organizaciones que abogan por las poblaciones minoritarias’”.

El informe mencionado también indica que el Comité de Derechos Económicos, Sociales y Culturales (CESCR) de Naciones Unidas hizo recomendaciones a Marruecos acerca de la orientación sexual e identidad de género en octubre de 2015 en el cuarto informe periódico de Marruecos. El CESCR recomendó “(d) Asegurar que [...] los homosexuales puedan disfrutar de los derechos reconocidos en el Pacto, en particular el acceso al empleo, los servicios sociales, la atención de la salud y la educación”. También manifestó su preocupación acerca de la penalización de la homosexualidad y la discriminación y violencia que sufren las personas LGBT, ya que se conocen una gran cantidad de informes de detenciones e intimidación policial.

Según publicaAfricaLGBT, estas penalizaciones van en contra de un pacto que firmó Marruecos hace décadas: “Criminalizar conductas homosexualesconsentidas entre adultos viola los derechos humanos fundamentales protegidos por la ley internacional. El Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos (ICCPR, por sus siglas en inglés), que Marruecos ratificó en 1979, prohíbe las interferencias con el derecho a la privacidad”.

Sin embargo, la ONU aclara que este pacto no ha servido para que Marruecos deje de perseguir a las personas LGBT y tampoco ha parado los juicios ilegales, lo cual demuestra la facilidad con la que los oficiales en Marruecos pueden llevar a cabo un juicio injusto. “El tribunal de apelación de la ciudad de Beni Mellal confirmó la condena [de los hombres] basándose únicamente en las declaraciones que hicieron mientras estaban bajo custodia policial. Los seis rechazaron dichas declaraciones durante el juicio, argumentando que solo las habían firmado por las amenazas policiales” según una publicación en AfricaLGBT.

Asimismo, las personas LGBT, por su orientación sexual o identidad de género, también sufren violencia social, hostigamiento y chantaje, entre otros abusos, aunque no con mucha frecuencia,según indica el informe del Departamento del Estado (2015). Se conocen informes de discriminación social, violencia física y acoso por motivos de orientación sexual o identidad de género, pero no se conocen informes en el ámbito laboral, sanitario o educativo, así como tampoco en cuestiones de alojamiento, según indica el informe del Departamento de Estado (2015). Por ejemplo, en junio de 2015 grabaron a unos hombres atacando a un hombre supuestamente homosexual. Las autoridades arrestaron a los agresores, pero el 2 de julio los Ministerios de Interior y Justicia afirmaron que la víctima había violado la ley e instaron a los hombres a “no tomar la justicia por sus propias manos”. En otro caso sucedido en septiembre, las autoridades arrestaron dos hombres en Casablanca por asaltar a un supuesto hombre homosexual, al que obligaron a desnudarse antes de chantajearle con enseñar el video del asalto a su familia.

En 76Crimes comentan varios casos y en uno de ellos, el condenado es la víctima y no los asaltantes: el 25 de marzo de 2016 se atacó en Beni-Mellal a dos hombres homosexuales que parecían ser pareja. El acto tuvo lugar en la casa de la pareja. Los asaltantes, tras golpearles e insultarles, les obligaron a desvestirse mientras lo grababan todo en vídeo. Tanto los asaltantes como las víctimas fueron detenidos. La primera víctima fue condenada a 4 meses de prisión y tuvo que pagar una multa de 500 dirhams (45,9 €) por “homosexualidad”. La decisión sobre la condena de la segunda víctima se alargó al 11 de abril, mientras que los asaltantes salieron impunes. Otro caso sucedió el 29 de junio de 2015 en Fez, cuando una turba atacó a un supuesto hombre homosexual que, en realidad, podría ser una mujer transexual. La respuesta del gobierno de Marruecos fue fomentar la homofobia sugiriendo que las personas homosexuales son anormales y comparten la culpa de la violencia anti-gay. La Corte de Fez el 7 de julio liberó provisionalmente a los sospechosos y convocó una segunda audiencia para el día 23. La víctima fue interrogada en la comisaría hasta el día siguiente, pero no se le levantaron cargos. 

Aunque según el informe del Departamento de Estado de EEUU (2015) los medios de comunicación abordan de forma más abierta que en los últimos años las cuestiones sobre orientación sexual e identidad de género.

No se conocen organizaciones que defiendan específicamente los derechos del colectivo LGBT.

En cuando al VIH/SIDA,  las personas seropositivas también sufren discriminación. Estas personas tienen opciones de tratamiento limitadas y el informe del Departamento de Estado (2015) indica que “El Programa Conjunto de las Naciones Unidas sobre el VIH/SIDA informó que algunos proveedores de atención sanitaria se mostraron reacios a tratar a las personas con VIH/SIDA debido al temor a la infección. Esas personas fueron atendidas la mayoría de las veces por ONGs locales debido a la falta de profesionalidad de los sectores sanitarios.

AfroBarometer indica que en la sociedad de Marruecos hay una tolerancia del 42% hacia las personas seropositivas, mientras que en el caso de la homosexualidad solo hay una tolerancia del 16%.

Fuentes:

Boosh, H. “Marruecos: las condenas por homosexualidad se mantienen” [online]. Artículo traducido de Human Rights Watch para ÁfricaLGBT, 8 de julio de 2014. Disponible en: http://africalgbt.org/index.php/en/marruecos/item/212-marruecos-las-condenas-se-mantienen. Original: https://www.hrw.org/middle-east/n-africa/morocco/western-sahara  [Consultado: 01/06/2016]

Carrol, A.; Itaborahy, L. P. “Homofobia de Estado. Estudio jurídico mundial sobre la orientación sexual en el derecho: criminalización, protección y reconocimiento” [online]. ILGA, mayo 2016 (11ª edición). Disponible en: http://ilga.org/downloads/02_ILGA_Homofobia_De_Estado_2016_ESP_WEB_150516.pdf   [Consultado: 01/06//2016]

Código Penal de Marruecos “Code Penal (promulgué par Dahir nº 1-59-413 du 26 novembre 1962 (28 joumada II 1382))” [online]. World Intellectual Property Organization. Disponible en: http://www.wipo.int/wipolex/en/text.jsp?file_id=190447 [Consultado: 01/06/2016]

Dulani, B. et al. “Good neighbours? African express high levels of tolerance for many, but not for all” [online]. Afro Barometer. Marzo de 2016 (nº74). Disponible en: http://afrobarometer.org/sites/default/files/publications/Dispatches/ab_r6_dispatchno74_tolerance_in_africa_eng1.pdf [Consultado: 01/06/2016]

“Morocco 2015 Human Rights Report” [online]. Disponible en: http://www.state.gov/documents/organization/253151.pdf [Consultado: 01/06/2016]

“Morocco LGBTI Resources” [online]. International Refugee Rights Initiative: Rights in Exile Programme. Disponible en: http://www.refugeelegalaidinformation.org/morocco-lgbti-resources [Consultado: 01/06/2016]

“Observaciones finales sobre el cuarto informe periódico de Marruecos” [online]. United Nations Human Rights: Office of the High Comissioner. Disponible en: http://tbinternet.ohchr.org/_layouts/treatybodyexternal/Download.aspx?symbolno=E%2fC.12%2fMAR%2fCO%2f4&Lang=en [Consultado: 01/06/2016]

Steward, C. “Prison for victim of Morocco attack, not for attackers” [online]. Erasing 76 Crimes, 4 de abril de 2016. Disponible en: https://76crimes.com/2016/04/04/prison-for-victim-of-morocco-attack-not-for-attackers/ [Consultado: 01/06/2016]

Steward, C. “Morocco blames victim for anti-LGBTI mob attack” [online]. Erasing 76 Crimes, 15 de julio de 2015. Disponible en: https://76crimes.com/2015/07/15/morocco-blames-victim-for-anti-lgbti-mob-attack/ [Consultado: 01/06/2016]

Miércoles, 08 de junio de 2016

Escrito por Caroline Morgan Adams y actualizado por Minerva Expósito Guixeras

Pena máxima: las relaciones entre personas del mismo sexo no están penalizadas

En Mali los actos sexuales entre personas del mismo sexo no se criminalizan. Además, la edad mínima para consentir actos sexuales es la misma en parejas heterosexuales y parejas homosexuales. A pesar de esta legislación, no hay leyes que prohíban la discriminación basada en orientación sexual e identidad de género.

Aunque la homosexualidad no está penalizada, la ley sí prohíbe la asociación con fines inmorales, así como está prohibida la adopción en parejas homosexuales según el informe del Departamento del Estado de EEUU (2015).

Este mismo informe también indica que no se conocen organizaciones dedicadas especialmente al colectivo LGBT en Mali, pero algunas ONGs sí que han tenido programas sanitarios y de apoyo centrados específicamente en los hombres homosexuales.

Además de proveer programas de apoyo, algunas de las ONGs en Mali también han informado sobre actos de agresión hacia las personas LGBT tales como “violencia física,psicológica y sexual, en lo que la sociedad considera como castigo correctivo” [asimismo] “Miembros de la familia, vecinos y grupos de extraños cometieron en lugares públicos la mayoría de los actos violentos y la policía con frecuencia se negó a intervenir,” aclara el informe del Departamento del Estado (2015).

Debido a esa discriminación, muchos individuos se sienten obligados a esconder su identidad y se sienten muy aislados. El informe del Departamento de Estado (2015) cuenta que una ONG informó de que las personas LGBT abandonan frecuentemente la escuela, su trabajo y evitan ir a los centros sanitarios para tratar infecciones que puedan asociarse a su orientación sexual, por ejemplo. De esta manera, esconden su identidad sexual y evitan así la estigmatización. Las estadísticas de AfroBarometer indican que solo al 10% de los encuestados no les importaría tener un vecino homosexual.

El informe del Departamento de Estado de EEUU (2013) relata uno de los casos de violencia basada en orientación sexual, cuando “El 3 de septiembre, en Mopti, una pareja gay organizó una fiesta que los residentes locales la interpretaron como una celebración de un matrimonio gay. Una multitud de personas se reunieron y golpearon a los asistentes. La Guardia Nacional no proporcionó asistencia pese a los llamamientos de ayuda. Durante los siguientes tres días, tuvo lugar una especie de cacería en Mopti, capturando y golpeando a las personas sospechosas de ser LGBT. El siguiente viernes a la hora de las oraciones, los imanes locales hablaron de forma negativa sobre la orientación sexual del mismo sexo, lo que provocó más violencia en la ciudad. [A causa de estos actos] Las ONG locales asistieron a más de 200 personas LGBT que huyeron de sus hogares en Mopti”.

En cuanto al VIH/SIDA, las personas seropositivas sufren discriminación. El gobierno, por su parte, no realiza campañas para concienciar a la sociedad ni para reducir esta discriminación. Las leyes laborales no protegen de la discriminación a estas personas. Aunque AfroBarometer muestra una tolerancia en la sociedad hacia las personas seropositivas del 47%.

Fuentes:

Carrol, A.; Itaborahy, L. P. “Homofobia de Estado. Estudio jurídico mundial sobre la orientación sexual en el derecho: criminalización, protección y reconocimiento” [online]. ILGA, mayo 2016 (11ª edición). Disponible en: http://ilga.org/downloads/02_ILGA_Homofobia_De_Estado_2016_ESP_WEB_150516.pdf   [Consultado: 01/06//2016]

Dulani, B. et al. “Good neighbours? African express high levels of tolerance for many, but not for all” [online]. Afro Barometer. Marzo de 2016 (nº74). Disponible en: http://afrobarometer.org/sites/default/files/publications/Dispatches/ab_r6_dispatchno74_tolerance_in_africa_eng1.pdf [Consultado: 01/06/2016]

“Mali 2015 Human Rights Report” [online]. U.S. Department of State, 2015. Disponible en: http://www.state.gov/documents/organization/252915.pdf [Consultado: 01/06/2016]

“Mali 2013 Human Rights Report” [online]. U.S. Department of State, 2013. Disponible en: http://www.state.gov/documents/organization/220345.pdf [Consultado: 01/06/2016]

08/06/2016 La literatura poscolonial LGTBIA (Lesbianas, Gais, Transexuales, Bisexuales, Intersexuales y Asexuales) es un género que está empezando a conocerse en España

Página 1 de 6
FaLang translation system by Faboba
 
Copyright © 2013 África LGBT. Todos los derechos reservados.
 

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y su experiencia al usarlo. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial del sitio ya se han establecido. Para más información sobre las cookies que usamos y cómo desactivarlas, lee nuestra política de cookies.

  Acepto las cookies de esta web.
EU Cookie Directive Module Information