11/02/2017 En los días del 9 al 11 del pasado mes de Diciembre tuvo lugar el primer festival de cine LGBTI de Uganda. Desde AfricaLGBT hemos tenido la oportunidad de hablar sobre ello con la persona responsable de comunicación de este festival.

11/02/2017 En los días del 9 al 11 del pasado mes de Diciembre tuvo lugar el primer festival de cine LGBTI de Uganda. Desde AfricaLGBT hemos tenido la oportunidad de hablar sobre ello con la persona responsable de comunicación de este festival.

18/01/2016 Fetus Mogae, ex presidente de Botsuana, dice que los líderes africanos que se niegan a reconocer los derechos LGBT son “egoístas” y tienen una “mentalidad equivocada”.

Jueves, 30 de junio de 2016

Escrito por María García y actualizado por Minerva Expósito Guixeras

Pena máxima: pena de muerte en doce provincias del norte de Nigeria

En Nigeria los actos sexuales realizados con consentimiento entre personas del mismo sexo son ilegales. El informe de Homofobia de Estado de ILGA (2016) indica que la pena de muerte se aplica en doce provincias del norte de Nigeria. Aunque no existen instancias documentadas de aplicación de la pena de muerte por cortes de ley de la Saria en el Norte de Nigeria. La pena de muerte se aplica entre hombres, mientras que la pena máxima en las mujeres es la flagelación y/o la prisión. Los estados  que han adoptado esas leyes son: Bauchi (en el año 2001), Borno (2000), Gombe (2001), Jigawa (2000), Kaduna (2001), Kano (2000), Katsina (2000), Kebbi (2000), Niger (2000), Sokoto (2000), Yobe (2001) y Zamfara (2000).

Además, Nigeria cuenta con leyes que restringen directamente la libertad de expresión acerca de la vida e intereses LGBT y también prohíben específicamente el matrimonio entre personas del mismo sexo en la Ley de Prohibición de Matrimonio entre Personas del Mismo Sexo. La ley fue firmada en enero de 2014 por el ex Presidente de Nigeria y castiga el matrimonio o unión civil entre personas del mismo sexo con 14 años de prisión. Esta ley, además de prohibir el matrimonio, prohíbe ‘el registro de clubes gay, sociedades y organizaciones, su mantenimiento, procesiones y reuniones’ y el delito conlleva una sanción de 10 años de prisión”, según indica el informe de ILGA (2016). Aunque el informe del Departamento de Estado de EEUU (2015) dice que no se conocen informes de que el gobierno haya aplicado esta ley durante el año.

En el capítulo 77 del Código Penal de Nigeria aparecen los artículos que prohíben los actos sexuales realizados con consentimiento entre personas del mismo sexo. El artículo 214 castiga con una pena de prisión de 14 años a quien tenga conocimiento carnal “contra natura” con otra persona o a quien permita que un varón tenga conocimiento carnal “contra natura” con él o ella. El artículo 215 castiga con una pena de prisión de 7 años a quien intente cometer los delitos especificados en el artículo 214, además, se especifica que el delincuente no podrá ser arrestado sin una orden judicial. El artículo 217 castiga con una pena de prisión de tres años al varón que cometa actos de indecencia grave con otro varón, en público o en privado, incite a otro varón a que lo cometa con él o intente incitar a otro varón a que lo cometa con él o con otra persona.

El informe de ILGA (2016) menciona que en el Examen Periódico Universal (EPU) de Naciones Unidas “el país no ofreció ninguna respuesta a las recomendaciones de su primer ciclo del EPU de 2009 para despenalizar las relaciones sexuales consensuales entre personas adultas del mismo sexo y retirar las prohibiciones del matrimonio entre personas del mismo sexo. En su segundo ciclo, el gobierno rechazó las 12 recomendaciones relacionadas con temas de orientación sexual e identidad de género sobre despenalización, discriminación, obligaciones internacionales y la puesta en libertad de las personas detenidas por sus actividades sexuales.”

Las personas LGBT informan de que el acoso y las amenazas contra ellos debido a su orientación sexual o identidad de género han aumentado. Los grupos LGBT informan  de numerosos arrestos, aunque los detenidos fueron liberados sin cargos en todos los casos después de pagar una fianza.

En enero de 2015 varias personas fueron arrestadas por el departamento de policía, el cual vela por la aplicación de la leySaria,declarando que varios hombres “afeminados” estaban llevando a cabo una boda gay. Varios de los detenidos informaron a los medios de que simplemente se trataba de una fiesta de cumpleaños, sin embargo esto no evitó que fueran objetivo de violencia homofóbica tras el altercado debido a que se hizo público por los medios. Por otro lado, la actuación de los tribunales islámicos en el norte de Nigeria atemoriza a las personas LGBT, ya que al menos cuatro hombres han sido públicamente castigados mediante latigazos y condenados a un año de cárcel en caso de no pagar las multas impuestas.

Además, la policía ha interpretado la ley como una justificación para obtener dinero de ciudadanos inocentes, como se demuestra con el caso de Ikechukwu, el cual fue acosado, amenazado y acusado de homosexualidad por las fuerzas de policía, para más tarde arrebatarle dinero.

Un caso muy mediático es el de Aderonke Apata, fundadora de African Rainbow Family, un grupo LGBT que ayuda a buscar asilo en el Reino Unido para evitar la ley anti-LGBT nigeriana. Ella ha visto rechazada varias veces su propia solicitud de asilo en el Reino Unido. Aderonke Apata tuvo que huir de Nigeria al Reino Unido después de que su marido, sospechara su orientación sexual y le acusara de adulterio, lo que está penado con la lapidación, según la ley islámica que practica su marido. Pero en el Reino Unido sus peticiones de asilo no fueron aceptadas y aun así, vivió en las calles de Manchester ocultándose para evitar su deportación. Cuando fue descubierta, intentó pedir asilo de nuevo con motivo de su orientación sexual, pero el Ministerio del Interior rechazó la solicitud basándose en el hecho de que Aderonke Apata tenía un hijo del matrimonio anterior, por lo que afirmaron que no podía ser lesbiana. Aderonke Apata afirma que su lesbianismo es lo que la llevará a ser lapidada y no el supuesto adulterio. El informe de ILGA (2016) indica que la lapidación es el castigo de la ley de la Saria aplicado en algunas regiones del norte de Nigeria y  aplicado únicamente a quienes practican el islam por adulterio, violación (si la persona acusada está casada), incesto (si la persona acusada está casada) y por actos sexuales consentidos entre personas del mismo sexo.

Otro caso conocido en relación al activismo es el de Ifeanyi Orazulike, activista conocido y miembro de African Men for Sexual Health and Rights (AMSHeR), el cual fue detenido de forma ilegal en un litigio contra la policía de la ciudad de Abuja. Ifeanyi Orazulike triunfó en su caso: el Tribunal Federal aceptó la prueba aportada sobre la violencia, la humillación y el intento de extorsión. Por lo que se ordenó una compensación y una disculpa pública a cargo de la fuerza policial.

Como hemos visto, existen varias organizaciones LGBT en el país, como por ejemplo, Queer Alliance. Los activistas nigerianos, desde hace varios años, aprovechan el Día Internacional contra la Homofobia, Tranfobia y Bifobia (IDAHO Day) para reclamar los derechos humanos de las personas LGBT y denunciar la discriminación y la violencia.

Según una investigación llevada a cabo por el Pew Research Center el 85% de los ciudadanos creen que la homosexualidad no es natural. Sin embargo, el gobierno no impide el trabajo de organizaciones sin ánimo de lucro que trabajan para crear espacios seguros y apoyar a las personas LGBT, tanto a través de talleres educativos como de ayuda legal. Además, los resultados de una reciente encuesta telefónica indican que pese a que el progreso es lento, los jóvenes son más abiertos en cuanto a aceptar a las personas LGB, aunque la gran mayoría de la población (87%) está a favor de la ley de 2014 que prohíbe el matrimonio homosexual (y cualquier otra muestra de afectividad, asociacionismo o apoyo). Esa misma encuestarefleja que, a pesar del enorme rechazo social, el 30% de los encuestados está de acuerdo con que las personas LGBT tengan acceso a la sanidad, vivienda y educación. Pese a estos números tan desesperanzadores los grupos activistas LGBT confían en que las nuevas generaciones den paso al cambio en la sociedad nigeriana.

Respecto al VIH/SIDA, debido al miedo de ser rechazados, los hombres gais y bisexuales son cada vez más reacios a acceder a los servicios sanitarios de VIH/SIDA. La sociedad considera el VIH/SIDA un resultado del comportamiento inmoral y un castigo por las relaciones con personas del mismo sexo. Las personas seropositivas suelen perder sus trabajos e incluso se les niega el acceso a los servicios sanitarios. Por lo que las autoridades y las ONGs buscan reducir el estigma a través de campañas de educación.

Las estadísticas de AfroBarometer muestran una tolerancia en la sociedad del 52% hacia las personas seropositivas y del 16% hacia las personas homosexuales.

Fuentes:

“Aderonke Apata” [online]. Broken Rainbow. Disponible en: http://www.brokenrainbow.org.uk/content/aderonke-apata [Consultado: 30/06/2016]

Carrol, A. “Homofobia de Estado. Estudio jurídico mundial sobre la orientación sexual en el derecho: criminalización, protección y reconocimiento” [online]. ILGA, mayo de 2016 (Edición No. 11). Disponible en: http://ilga.org/downloads/02_ILGA_Homofobia_De_Estado_2016_ESP_WEB_150516.pdf [Consultado: 30/06/2016]

Cohen, C. “Home Office tells Nigerian asylum seeker: ‘You can’t be a lesbian, you’ve got children” [online]. The Telegraph, 4 de marzo de 2015. Disponible en: http://www.telegraph.co.uk/women/womens-life/11448766/Lesbian-Nigerian-woman-told-Prove-youre-gay-to-stay-in-Britain.html [Consultado: 30/06/2016]

Daemon, M. “Training Nigeria’s future LGBT Leaders” [online]. Erasing 76 Crimes, 24 de mayo de 2016. Disponible en: https://76crimes.com/2016/05/24/training-nigerias-future-lgbt-leaders/ [Consultado: 30/06/2016]

Daemon, M. ““Nigerian police extort money from man they claim is gay” [online]. Erasing 76 Crimes, 25 de junio de 2016. Disponible en: https://76crimes.com/2016/06/25/nigerian-police-extort-money-from-man-they-claim-is-gay/ [Consultado: 30/06/2’16]

Dugan, E. “Aderonke Apata deportation case: ‘If the Home Office doesn’t believe I’m gay, I’ll send them a video that proves it’” [online]. Independent, 8 de junio de 2014. Disponible en: http://www.independent.co.uk/news/uk/home-news/aderonke-apata-deportation-case-if-the-home-office-doesn-t-believe-i-m-gay-i-ll-send-them-a-video-9509738.html [Consultado: 30/’6/2016]

Dulani, B. et al. “Good neighbours? African express high levels of tolerance for many, but not for all” [online]. AfroBarometer, 1 de marzo de 2016 (No. 74). Disponible en: http://afrobarometer.org/sites/default/files/publications/Dispatches/ab_r6_dispatchno74_tolerance_in_africa_eng1.pdf [Consultado: 30/06/2016]

“Nigeria 2015 Human Rights Report” [online]. U.S. Department of State, 2015. Disponible en: http://www.state.gov/documents/organization/252927.pdf [Consultado: 30/06/2016]

“Nigeria IDAHOT Report 2012” [online]. International Day against Homophobia, Transphobia y Biphobia, 2012. Disponible en: http://dayagainsthomophobia.org/nigeria-idaho-report-2012/ [Consultado: 30/06/2016]

Stewart, C. “Cheers and praise for victory in Nigerian Court” [online]. Erasing 76 Crimes, 30 de marzo de 2016. Disponible en: https://76crimes.com/2016/03/30/cheers-and-praise-for-victory-in-nigerian-court/ [Consultado: 30/06/2016]

Stewart, C. “Nigeria: 12 arrests at party; police call it ‘gay wedding’” [online]. Erasing 76 Crimes, 27 de enero de 2015. Disponible en: https://76crimes.com/2015/01/27/nigeria-12-arrests-at-party-police-call-it-gay-wedding/ [Consultado: 30/06/2016]

Stewart, C. “Nigeria survey: Progres son LGB issues, a long way to go” [online]. Erasing 76 Crimes, 30 de junio de 2015. Disponible en: https://76crimes.com/2015/06/30/nigeria-survey-progress-on-lgb-issues-a-long-way-to-go/ [Consultado: 30/06/2016]

Miércoles, 08 de junio de 2016

Escrito por Caroline Morgan Adams y actualizado por Minerva Expósito Guixeras

Pena máxima: las relaciones entre personas del mismo sexo no están penalizadas

En Mali los actos sexuales entre personas del mismo sexo no se criminalizan. Además, la edad mínima para consentir actos sexuales es la misma en parejas heterosexuales y parejas homosexuales. A pesar de esta legislación, no hay leyes que prohíban la discriminación basada en orientación sexual e identidad de género.

Aunque la homosexualidad no está penalizada, la ley sí prohíbe la asociación con fines inmorales, así como está prohibida la adopción en parejas homosexuales según el informe del Departamento del Estado de EEUU (2015).

Este mismo informe también indica que no se conocen organizaciones dedicadas especialmente al colectivo LGBT en Mali, pero algunas ONGs sí que han tenido programas sanitarios y de apoyo centrados específicamente en los hombres homosexuales.

Además de proveer programas de apoyo, algunas de las ONGs en Mali también han informado sobre actos de agresión hacia las personas LGBT tales como “violencia física,psicológica y sexual, en lo que la sociedad considera como castigo correctivo” [asimismo] “Miembros de la familia, vecinos y grupos de extraños cometieron en lugares públicos la mayoría de los actos violentos y la policía con frecuencia se negó a intervenir,” aclara el informe del Departamento del Estado (2015).

Debido a esa discriminación, muchos individuos se sienten obligados a esconder su identidad y se sienten muy aislados. El informe del Departamento de Estado (2015) cuenta que una ONG informó de que las personas LGBT abandonan frecuentemente la escuela, su trabajo y evitan ir a los centros sanitarios para tratar infecciones que puedan asociarse a su orientación sexual, por ejemplo. De esta manera, esconden su identidad sexual y evitan así la estigmatización. Las estadísticas de AfroBarometer indican que solo al 10% de los encuestados no les importaría tener un vecino homosexual.

El informe del Departamento de Estado de EEUU (2013) relata uno de los casos de violencia basada en orientación sexual, cuando “El 3 de septiembre, en Mopti, una pareja gay organizó una fiesta que los residentes locales la interpretaron como una celebración de un matrimonio gay. Una multitud de personas se reunieron y golpearon a los asistentes. La Guardia Nacional no proporcionó asistencia pese a los llamamientos de ayuda. Durante los siguientes tres días, tuvo lugar una especie de cacería en Mopti, capturando y golpeando a las personas sospechosas de ser LGBT. El siguiente viernes a la hora de las oraciones, los imanes locales hablaron de forma negativa sobre la orientación sexual del mismo sexo, lo que provocó más violencia en la ciudad. [A causa de estos actos] Las ONG locales asistieron a más de 200 personas LGBT que huyeron de sus hogares en Mopti”.

En cuanto al VIH/SIDA, las personas seropositivas sufren discriminación. El gobierno, por su parte, no realiza campañas para concienciar a la sociedad ni para reducir esta discriminación. Las leyes laborales no protegen de la discriminación a estas personas. Aunque AfroBarometer muestra una tolerancia en la sociedad hacia las personas seropositivas del 47%.

Fuentes:

Carrol, A.; Itaborahy, L. P. “Homofobia de Estado. Estudio jurídico mundial sobre la orientación sexual en el derecho: criminalización, protección y reconocimiento” [online]. ILGA, mayo 2016 (11ª edición). Disponible en: http://ilga.org/downloads/02_ILGA_Homofobia_De_Estado_2016_ESP_WEB_150516.pdf   [Consultado: 01/06//2016]

Dulani, B. et al. “Good neighbours? African express high levels of tolerance for many, but not for all” [online]. Afro Barometer. Marzo de 2016 (nº74). Disponible en: http://afrobarometer.org/sites/default/files/publications/Dispatches/ab_r6_dispatchno74_tolerance_in_africa_eng1.pdf [Consultado: 01/06/2016]

“Mali 2015 Human Rights Report” [online]. U.S. Department of State, 2015. Disponible en: http://www.state.gov/documents/organization/252915.pdf [Consultado: 01/06/2016]

“Mali 2013 Human Rights Report” [online]. U.S. Department of State, 2013. Disponible en: http://www.state.gov/documents/organization/220345.pdf [Consultado: 01/06/2016]

Lunes, 08 de junio de 2016

Escrito por Minerva Expósito Guixeras

Pena máxima: la homosexualidad no está penalizada

En Mozambique los actos sexuales realizados con consentimiento entre personas del mismo sexo no están penalizados. Además, la edad mínima para consentir actos sexuales es la misma tanto en parejas heterosexuales como en parejas homosexuales. Mozambique prohíbe la discriminación basada en orientación sexual en los artículos 4, 5 y 108 de la Ley de Empleo No. 23/2007. El artículo 4 también especifica el estado seropositivo. Por otro lado, el matrimonio homosexual está prohibido según la Ley sobre Familia de Mozambique. El informe del Departamento de Estado de EEUU (2015) afirma que el Estado falla en reforzar las prohibiciones contra los actos discriminatorios.

Como vemos, solo se prohíbe la discriminación basada en orientación sexual en la Ley de Empleo. El informe del Departamento de Estado (2015) indica que hay informes de discriminación basada en orientación sexual e identidad de género y afirma que la intimidación no previene a las personas de informar de los abusos recibidos. El informe indica que no existen mecanismos legales que ayuden a la persecución de los perpetradores de los crímenes de odio y otros actos de violencia contra el colectivo LGBT. Cuando las personas LGBT buscan tratamiento, a veces son discriminadas por el personal médico debido a su orientación sexual. A pesar de eso, AfroBarometer indica que hay una tolerancia del 56% respecto a las personas homosexuales en la sociedad.

Lambda (Asociación Mozambiqueña de Defensa de las Minorías Sexuales), asociación LGBT de Mozambique, proporciona asesoramiento, asistencia legal y consejo sanitario a las personas LGBT. Gracias a la presión que ejerció Lambda durante siete años, se consiguió que en junio de 2015 se eliminaran las leyes coloniales portuguesas que databan del año 1886 y que criminalizaban los actos “contra natura” con tres años de trabajos forzados. The Guardian dice que el movimiento fue simbólico ya que esta ley no se había aplicado desde la independencia, por lo que aún queda mucho por lo que luchar. Lambda en 2008 intentó registrarse legalmente y desde entonces no ha tenido respuesta, a pesar de haber entregado la documentación necesaria para su legalización. El periodo de espera tarda un máximo de 45 días, según informa África LGBT. En teoría no debería haber barreras legales para su registro, pero según el Ministerio de Justicia su registro es un asunto sensible. Lambda ha tenido varias reuniones con el Ministerio de Justicia, pero la respuesta de este no ha cambiado.

En cuanto al VIH/SIDA, el informe del Departamento de Estado (2015) indica que el 11% de la población  es seropositiva. El Índice de Estigma de Personas Viviendo con VIH/SIDA (2013) menciona que el 24% de los encuestados habían sido amenazados verbalmente o insultados, un 36% sufrieron presión psicológica o manipulación de parte del esposo, un 12,8% fueron excluidos de las actividades familiares, un 7,2% fueron excluidos de actividades sociales y un 5,1% fueron atacados físicamente. El informe del Departamento de Estado (2015) también indica que se conocen muchos informes de mujeres abandonadas por sus esposos y familia y expulsadas de su hogar debido a su estado seropositivo. 76Crimes enfatiza la crisis sanitaria causada por la gran homofobia de la sociedad, la cual impide que muchas personas busquen tratamiento. En el artículo de 76Crimes se explica el caso de Tony Andrea, homosexual. Andrea tiene malaria y cuando llegó a la clínica, la enfermera, sospechando de su orientación sexual, le dijo “la gente como tú miente mucho… no tienes malaria”. Por lo tanto, esta discriminación es un problema no solo en el tratamiento de VIH/SIDA. El gobierno lanzó un plan de respuesta al VIH de tres años en 2013. Roberto Paulo, de Lambda, dice que a las personas transgénero se les niega la atención sanitaria hasta que van a su casa a cambiarse de ropa. Dice que “esta sociedad hetero-normativa es bastante difícil para las personas LGBT que necesitan servicios […] es difícil salir de casa para ir a los hospitales”. Aunque según las estadísticas de AfroBarometer, al 66% de los encuestados no les importaría tener un vecino con VIH/SIDA.

Fuentes:

“Asociación Lambda de Mozambique: cinco años esperando su legalización”. África LGBT, 17 de noviembre de 2013. Disponible en: http://africalgbt.org/index.php/es/item/114-asociacion-lgbt-de-mozambique-lambda/114-asociacion-lgbt-de-mozambique-lambda [Consultado: 08/06/2016]

Carrol, A. “Homofobia de Estado. Estudio jurídico mundial sobre la orientación sexual en el derecho: criminalización, protección y reconocimiento” [online]. ILGA, mayo de 2016 (Edición No. 11). Disponible en: http://ilga.org/downloads/02_ILGA_Homofobia_De_Estado_2016_ESP_WEB_150516.pdf [Consultado: 06/06/2016]

Dulani, B. et al. “Good neighbours? African express high levels of tolerance for many, but not for all” [online]. AfroBarometer, 1 de marzo de 2016 (No. 74). Disponible en: http://afrobarometer.org/sites/default/files/publications/Dispatches/ab_r6_dispatchno74_tolerance_in_africa_eng1.pdf [Consultado: 06/06/2016]

“EXECUTIVE SUMMARY – PLHIV Stigma Index Mozambique” [online]. Stigma Index, 2013. Disponible en: http://www.stigmaindex.org/sites/default/files/reports/Mozambique%20Exec%20Summary.pdf [Consultado: 06/06/2016]

“Labour Law. Law Nr. 23/2007 of 1st August 2007” [online]. Disponible en: http://www.tipmoz.com/library/resources/tipmoz_media/labour_law_23-2007_1533E71.pdf [Consultado: 06/06/2016]

“Mozambique 2015 Human Rights Report” [online]. U.S. Department of State, 2015. Disponible en: http://www.state.gov/documents/organization/252921.pdf [Consultado: 06/06/2016]

Smith, D. “Mozambique LGBT activists move on to next battle after anti-gay law scrapped” [online]. The Guardian, 20 de junio de 2015. Disponible en: http://www.theguardian.com/world/2015/jun/30/mozambique-lgbt-activists-anti-gay-law-scrapped [Consultado: 06/06/2016]

Steward, C. “Bias still complicates Mozambique’s battle against Aids” [online]. Erasing 76 Crimes, 30 de marzo de 2016. Disponible en: https://76crimes.com/2016/03/30/bias-still-complicates-mozambiques-battle-against-aids/ [Consultado: 06/06/2016]

Jueves, 26 de mayo de 2016

Escrito por María García y actualizado por Minerva Expósito Guixeras

Pena máxima: se han despenalizado las relaciones sexuales entre personas del mismo sexo

Este mismo año ha cambiado la legislación en Seychelles, pues se ha despenalizado la homosexualidad. El 17 de mayo de 2016, en el día internacional contra la Homo-Lesbo-bi-Transfobia se presentó y aprobó en el Parlamento de Seychelles una enmienda al Código Penal que descriminaliza el acto de sodomía. El motivo de este cambio lo podemos encontrar en los esfuerzos internacionales. Como establece el informe de Homofobia de Estado de ILGA (2016), la delegación de Seychelles, en su primer Examen Periódico Universal (EPU) de 2011 y tras las recomendaciones de Australia, Canadá, Francia, Noruega y España, se comprometió a descriminalizar las relaciones sexuales realizadas con consentimiento entre personas del mismo sexo ya que, según el gobierno, esta ley “no representa el punto de vista de la sociedad y el gobierno”, y aclaraban que no se perseguía a nadie por esta ley. Durante el año 2014, según el informe del Departamento de Estado de EEUU (2014) afirmó que el Colegio Judicial organizó una serie de reuniones y seminarios para llevar a cabo un debate público acerca de los derechos de las personas LGBT, y sobre la cuestión de la descriminalización de las relaciones homosexuales. En enero de 2016, tuvo lugar el segundo examen EPU donde la delegación de Seychelles afirmó que se estaba revisando el Código Penal, especialmente el artículo 151. Un poco más tarde, en febrero, el Presidente James Michel anunció la intención de revocar la ley que criminalizaba el acto de sodomía, la cual fue introducida durante la colonización.

El artículo 151 del Código Penal hablaba de “delitos contra natura” y establecía que, quien tuviera conocimiento carnal contra natura con cualquier persona, con un animal, o quien permita que un varón tenga conocimiento carnal “contra natura” con él o ella, sería castigado con 14 años de prisión. Sin embargo, las relaciones entre mujeres no se nombraban.

Las recomendaciones acerca de modificar este artículo se tuvieron en cuenta de acuerdo al artículo 27 de la Constitución, el cual prohíbe “la discriminación en cualquier terreno”, excepto la que sea necesaria en una sociedad democrática”. Además, el informe de Homofobia de Estado de ILGA (2016) recalca que, según las autoridades, el artículo 151 “ya no representa el punto de vista del gobierno ni de la sociedad”. También hay que tener en cuenta que las leyes laborales de Seychelles prohíben la discriminación, incluida la orientación sexual, la identidad de género o el estado seropositivo.

La Agencia de Noticias de Seychelles afirma que la propuesta fue hecha en primer lugar por el Presidente James Michel. En cuanto a la votación, de 28 miembros presentes (se ausentaron 4 miembros), 14 votaron a favor, mientras que el resto se abstuvo. Por lo tanto, no hubo votos en contra.

En el plano social, las opiniones a favor de la enmienda se apoyan en los Derechos Humanos, mientras que las opiniones en contra (principalmente religiosas) afirman que esta enmienda causará decadencia moral y destruirá a las familias, además, consideran el acto de sodomía un pecado que no debería descriminalizarse. Respecto a la aceptación del colectivo LGBT en Seychelles, existe un estigma social que hace que la discriminación y los abusos no sean informados ni perseguidos, por lo que no hay informes de esta discriminación. En cuanto a organizaciones LGBT, Fabianna Bonne dirige la única asociación LGBT de Seychelles.

Además, en Junio de 2015 en la residencia del Alto Comisionado Británico en Seychelles se ofició una boda entre dos hombres, ya que ambos tenían pasaporte británico, por lo que se ofició en territorio inglés, sin embargo la Oficina declaró que, si el gobiernode Seychelles hubiera reaccionado de manera negativa, la boda no se habría oficiado ya que“se tiene el mayor respeto por la ley, la cultura, las creencias y los valores de la República de Seychelles”. Esta boda inició un debate sobre si los actos sexuales entre personas del mismo sexo deberían ser descriminalizadas o no.

En cuanto al VIH/SIDA, tampoco se conocen informes de discriminación hacia las personas seropositivas. Aunque según el informe del Departamento de Estado de EEUU (2015) hay una ley no escrita que obliga a cualquier extranjero que quiera casarse con una persona seychellense a hacerse una prueba de VIH y, si esta da positivo, no se le permite llevar a cabo el matrimonio.

Fuentes:

Carrol, A.; Itaborahy, L. P. “Homofobia de Estado. Estudio jurídico mundial sobre la orientación sexual en el derecho: criminalización, protección y reconocimiento” [online]. ILGA, mayo 2016 (11ª edición). Disponible en: http://ilga.org/downloads/02_ILGA_Homofobia_De_Estado_2016_ESP_WEB_150516.pdf   [Consultado: 18/05/2016]

“Constitution of the Republic of Seychelles” [online]. 21 de junio de 1993. Disponible en: http://www.electionpassport.com/files/SC-Constitution-2011.pdf [Consultado: 19/05/2016]

“Report: The State of Human Rights for LGBT People in Africa” [online] Human Rights Campaign Foundation y Human Rights First, julio de 2014. Disponible en: http://hrc-assets.s3-website-us-east-1.amazonaws.com//files/images/blog/LGBT_Africa_Report_HRCHRF.pdf[Consultado: 19/05/2016]

Steward, C. “Seychelles: Same-sex wedding, but anti-gay law remains” [online]. Erasing 76 Crimes, 28 de junio de 2015. Disponible en:  https://76crimes.com/2015/06/28/seychelles-same-sex-wedding-but-anti-gay-law-remains/ [Consultado: 19/05/2016]

“Seychelles 2014 Human Rights Report” [online]. U.S. Department of State, 2014. Disponible en: http://www.state.gov/documents/organization/236612.pdf [Consultado: 10/05/2016]

“Seychelles 2015 Human Rights Report” [online]. U.S. Department of State, 2015. Disponible en: http://www.state.gov/documents/organization/252935.pdf [Consultado: 20/05/2016]

Uranie, S.; Amla, H. “First same-sex union in Seychelles takes place at British High commissioner’s residence” [online]. Seychelles News Agency, 13 de junio de 2015.  Disponible en: http://www.seychellesnewsagency.com/articles/3128/First+same-sex+union+in+Seychelles+takes+place+at+British+high+commissioners+residence [Consultado: 19/05/2016]

Uranie, S. et al. “Seychelles parliament passes bill to decriminalize sodomy” [online]. Seychelles News Agency, 18 de mayo del 2016. Disponible en: http://www.seychellesnewsagency.com/articles/5198/Seychelles+parliament+passes+bill+to+decriminalize+sodomy [Consultado: 19/05/2016]

Miércoles, 11 de mayo del 2016

Escrito por Minerva Expósito Guixeras

Pena máxima: ninguna

En Sudáfrica la homosexualidad no está penada por ley, como tampoco los actos homosexuales. La legislación de Sudáfrica permite la igualdad del colectivo LGBT en diversos aspectos: la edad de consentimiento mínima para los actos sexuales es la misma para parejas heterosexuales que para las homosexuales; asimismo, está prohibida la discriminación en el ámbito laboral por motivos de orientación sexual. Además, Sudáfrica es el único país africano que ha establecido dentro de su constitución la prohibición de discriminación basada en la orientación sexual, así como está prohibida la incitación al odio basada en la orientación sexual. También es el único país africano que permite el matrimonio homosexual y la adopción conjunta en parejas del mismo sexo.

Respecto al plano internacional, Sudáfrica fue el único país africano que votó a favor de la resolución de septiembre del 2014 del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas que condena la violencia y la discriminación basada en identidad de género y orientación sexual.

Mientras que la legislación sudafricana prohíbe la discriminación basada en identidad de género y orientación sexual, en la sociedad todavía persiste la homofobia y los abusos a la comunidad LGBT. Tanto la aceptación de la sociedad sudafricana hacia el colectivo LGBT como la homofobia se muestran en diversas estadísticas. La encuesta realizada por El Centro de Investigación Pew en 2013 indica que el 61% de los encuestados afirmó que la sociedad no debería aceptar la homosexualidad, mientras que en las estadísticas realizadas en el año 2016 por Afro Barometer se muestra un grado de aceptación mayor, puesto que indican que al 67% de los sudafricanos no les importaría tener un vecino homosexual.

En cuanto a la discriminación y los abusos cometidos contra la comunidad LGBT sudafricana, estos se dirigen principalmente hacia las mujeres lesbianas y las personas transgénero. La homofobia ha influenciado a los gobiernos locales y a las empresas, especialmente en las contrataciones, a pesar de la prohibición de discriminación basada en orientación sexual o identidad de género.

Se documentan casos de acoso policial y asaltos sexuales especialmente a lesbianas, como también se conocen casos de “violaciones correctivas”, las cuales son promovidas por grupos homófobos. Human Rights Watch realizó varias entrevistas en 2011 donde se puede observar la discriminación y los abusos que reciben las mujeres lesbianas y los hombres transgénero, dando a conocer especialmente las violaciones. Las víctimas no se atreven a informar a la policía, ya que es común que reciban burlas, acoso o victimización. Estas personas entrevistadas afirman haber recibido discriminación en los sectores de educación, empleo y servicios.

En 2014, el gobierno respondió ante estos abusos con la Estrategia de Intervención Nacional con el fin de proporcionar una respuesta rápida a los abusos y crímenes contra la comunidad LGBT. Entre sus objetivos también se encuadra la educación de los oficiales del gobierno locales, así como del público. Entre la sociedad también se encuentran grupos que luchan para promover el respeto de los derechos del colectivo LGBT, así como grupos que buscan eliminar los derechos del colectivo, sobre todo tradicionalistas africanos y fundamentalistas religiosos.

Respecto al VIH/SIDA, existe un problema de estigma social, especialmente en las zonas rurales. Muchas personas con VIH/SIDA, sobre todo mujeres pobres pertenecientes a zonas rurales, han afirmado haber recibido discriminación o abusos en algún momento. Por otro lado, las estadísticas de Afro Barometer muestran que al 91% de los sudafricanos no les importaría tener un vecino con VIH/SIDA.

Fuentes:

Carrol, A.; Itaborahy, L. P. “Homofobia de Estado. Un estudio mundial jurídico sobre la criminalización, protección y reconocimiento del amor entre personas del mismo sexo”[online]. Ilga, mayo 2015 (10ª edición). Disponible en: http://old.ilga.org/documents/ILGA_SSHR2015_espanol.pdf [Consultado: 11/05/2016]

Dulani, B. et al. “Good neighbours? African express high levels of tolerance for many, but not for all” [online]. Afro Barometer. Marzo de 2016 (nº74). Disponible en: http://afrobarometer.org/sites/default/files/publications/Dispatches/ab_r6_dispatchno74_tolerance_in_africa_eng1.pdf [Consultado: 11/05/2016]

“South Africa 2015 Human Rights Report” [online]. U.S. Department of State. Disponible en: http://www.state.gov/documents/organization/252941.pdf [Consultado: 11/05/2016]

Steward, C. “South Africa might eliminate gay rights” [online]. Erasing 76 Crimes. Disponible en: https://76crimes.com/2012/05/08/south-africa-might-eliminate-gay-rights/ [Consultado: 11/05/2016]

“Sudáfrica: ¿Derechos LGBT o sólo en teoría?” [Online]. Human Rights Watch. Disponible en: https://www.hrw.org/es/news/2011/12/05/sudafrica-derechos-lgbt-solo-en-teoria [Consultado: 11/05/2016]

Viernes, 13 de mayo de 2016

Escrito por Minerva Expósito Guixeras

Pena máxima: 14 años de prisión por “delitos contra natura”

En las leyes de Malaui los actos homosexuales realizados con consentimiento están considerados ilegales. En el Código Penal de Malaui, en el capítulo 7:01 aparecen diversos artículos que prohíben las relaciones homosexuales. En primer lugar, en el artículo 153 aparecen los “delitos contra natura” donde se castiga con 14 años de prisión, con o sin castigos físicos, a las personas que tengan conocimiento carnal “contra natura” o permitan que otras personas las tengan con ellas. En segundo lugar, en el artículo 154 se condenan los intentos de cometer delitos “contra natura” con una pena de prisión de siete años, con o sin castigos físicos. En tercer lugar, en el artículo 156 se prohíben los actos impúdicos entre hombres, contemplando los actos que se realicen tanto en público como en privado. Asimismo, también se castigan las incitaciones a actos sexuales. Estos actos se castigan con cinco años de prisión, con o sin castigos físicos. Por último, estos artículos se referían especialmente a las relaciones sexuales entre hombres, pero en diciembre de 2010 se aprobó la modificación del Código Penal y en enero de 2011 el presidente Bingu Wa Mutharika hizo efectivo el Proyecto de ley, estableciendo el artículo 137A, el cual condena los actos impúdicos entre mujeres que se realicen tanto en público como en privado, con una pena de cárcel de cinco años.

A partir del 5 de noviembre del 2012 el gobierno de Malawi suspendió toda ley que prohibía las relaciones entre personas del mismo sexo, ya que estas eran de legado colonial. Por lo tanto, se había establecido un moratorio en 2012 bajo el presidente Joyce Banda en arrestos y persecuciones de actos homosexuales con consentimiento. Sin embargo, este moratorio fue incumplido varias veces con arrestos cometidos por la policía, aunque en estos casos se quitaron los cargos.

En cuanto al matrimonio homosexual, no está permitido por la ley. En el informe del ILGA sobre homofobia de Estado en el año 2015 aparece que, en ese mismo año, se firmó la Ley del Matrimonio, Divorcio y Relaciones Familiares donde se aseguraron que no se pudieran realizar matrimonios entre personas del mismo sexo. Si se efectuara el matrimonio sin conocimiento de no cumplir la ley, este hecho se condenaría con cinco años de prisión. Asimismo, tuvieron en cuenta la situación de las personas transgénero, por lo que establecieron “sexo” como el sexo biológico, para evitar que estas personas se casaran con alguien del mismo sexo.

La ley de Malaui prohíbe la discriminación basada en raza, color, sexo, religión, lenguaje, etc., pero no especifica la orientación sexual.

En el plano internacional, el gobierno de Malaui ha recibido varios avisos de las Naciones Unidas, pues está violando los Derechos Humanos y legitimando la homofobia. El gobierno en julio de 2015 aceptó dos recomendaciones: en primer lugar, conseguir la protección efectiva de las personas LGBT y perseguir a los que emprendan acciones violentas contra el colectivo; en segundo lugar, asegurar un acceso efectivo a la salud por parte de las personas con VIH/SIDA.

En el plano social, el colectivo LGBT sufre discriminación y abusos. Como se puede observar en el informe del Departamento de Estado de EEUU de 2015, el Centro para Derechos Humanos y Rehabilitación y el Centro para el Desarrollo de las Personas documentaron 40 casos de abusos hacia el colectivo LGBT entre enero y septiembre. Además, las encuestas de Afro Barometer muestran muy poca aceptación hacia el colectivo, pues solo al 6% de los encuestados no les importaría tener un vecino homosexual.

Gracias a los esfuerzos del Centro para Derechos Humanos y Rehabilitación y el Centro para el Desarrollo de las Personas, ha habido avances en l aceptación del colectivo LGBT en la sociedad. En 2016 el presidente Peter Mutharika propuso un referéndum que garantizaría los derechos básicos de las minorías, con la intención de proteger los derechos del colectivo LGBT. Por lo tanto, actualmente hay un debate sobre si deberían garantizarse los derechos de las personas LGBT o continuar persiguiéndolas.

Las personas con VIH/SIDA también enfrentan abusos y discriminación, sobre todo en las áreas rurales. Aunque se han realizado campañas con cierto éxito por parte del gobierno y de ONGs para combatir esta discriminación. Afro Barometer muestra que al 91% de los encuestados no les importaría tener a un vecino con VIH/SIDA.

Fuentes:

Carrol, A.; Itaborahy, L. P. “Homofobia de Estado. Un estudio mundial jurídico sobre la criminalización, protección y reconocimiento del amor entre personas del mismo sexo”[online]. Ilga, mayo 2015 (10ª edición). Disponible en: http://old.ilga.org/documents/ILGA_SSHR2015_espanol.pdf [Consultado: 10/05/2016]

Dulani, B. et al. “Good neighbours? African express high levels of tolerance for many, but not for all” [online]. Afro Barometer. Marzo de 2016 (nº74). Disponible en: http://afrobarometer.org/sites/default/files/publications/Dispatches/ab_r6_dispatchno74_tolerance_in_africa_eng1.pdf [Consultado: 10/05/2016]

“Malawi 2015 Human Rights Report” [online]. U.S. Department of State. Disponible en: http://www.state.gov/documents/organization/252913.pdf [Consultado: 13/05/2016]

“Sex between Women Now a Crime in Malawi: New Law Violates Human Rights Obligations of Malawi” [online]. International Comission of Jurists, febrero de 2011. Disponible en: http://www.iglhrc.org/sites/default/files/488-1.pdf [Consultado: 13/05/2016]

Steward, C. “Malawi drops charges against 2 arrested for gay sex” [online]. Erasing 76 crimes, diciembre de 2015. Disponible en: https://76crimes.com/2015/12/19/malawi-drops-charges-against-2-arrested-for-gay-sex/ [Consultado: 13/05/2016]

Steward, C. “In Malawi, the glass is half full (experimental version)” [online]. Erasing 76 Crimes, febrero de 2016. Disponible en: https://76crimes.com/2016/02/11/in-malawi-the-glass-is-half-full-experimental-version/ [Consultado: 13/05/2016]

01/02/2016 Desde diciembre del año pasado, en Malaui se está desarrollando un tenso debate en torno al colectivo LGBTIQ. Esta controversia está protagonizada por una abrumadora mayoría, que rechaza la aceptación

Página 1 de 5
FaLang translation system by Faboba
 
Copyright © 2013 África LGBT. Todos los derechos reservados.
 

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y su experiencia al usarlo. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial del sitio ya se han establecido. Para más información sobre las cookies que usamos y cómo desactivarlas, lee nuestra política de cookies.

  Acepto las cookies de esta web.
EU Cookie Directive Module Information