Martes, 10 de mayo de 2016

Minerva Expósito Guixeras

Pena máxima: prisión de dos a cinco años y multa de 2 a 10 millones de ariary (608 a 3.040 USA$) por “actos contra natura” con una persona del mismo sexo menor de 21 años

En Madagascar se consideran los actos sexuales consentidos entre personas del mismo sexo como legales, siempre y cuando superen los 21 años, como estipula el artículo 331 del Código Penal. Por lo tanto, los actos sexuales entre personas del mismo sexo no han sido penalizados si estos han respetado la mayoría de 21 años.

Esta restricción de edad no se encuentra en parejas heterosexuales, por lo que hay una desigualdad en cuanto a la edad de consentimiento. Esta desigualdad la podemos contemplar en el propio artículo 331, que establece que, si se pretenden o cometen actos sexuales con niños menores de 14 años, hay una condena de cinco a diez años en prisión y multa de dos a diez millones de ariary. Esa misma pena se impone a quien fuerce a un acto sexual no consentido con menores de 21 años. Es decir, las parejas heterosexuales mientras realicen el acto sexual con consentimiento, no encontrarán barreras legales si los miembros de la pareja superan los 14 años, pero en el caso de las parejas homosexuales, la edad mínima se eleva a los 21 años.

Existen dos problemas respecto a esta ley: por un lado, esta ley era desconocida para algunos miembros de la comunidad LGBT, lo que resultó en arrestos; por otro lado, se han relatado casos de menores de 21 años que tras mantener relaciones sexuales han chantajeado a su pareja ocasional con intención de lucrarse.

A pesar de esta restricción, en la edad de consentimiento, en las leyes no encontramos otras discriminaciones respecto al colectivo LGBT, como tampoco leyes que protejan al colectivo de estas discriminaciones.

En cuanto al plano social, existe discriminación y abusos hacia el colectivo LGBT, así como el incumplimiento del acuerdo de confidencialidad en el sector de la salud.  Las personas LGBT pueden recibir abusos incluso por oficiales o ser ignorados por estos cuando reciben abusos. Las trabajadoras del sexo travestis son las más afectadas por los abusos. Asimismo, en la sociedad de Madagascar se evita hablar de los temas relativos a la orientación sexual e identidad de género, llegando a negar la existencia del colectivo LGBT. De esta manera, se reprimen las orientaciones homosexuales para encajar dentro de la sociedad heteronormativa. Esta represión social afecta a las vidas del colectivo LGBT en varios aspectos, como en el plano familiar donde se pueden ver marginados o en el plano laboral, donde pueden encontrar dificultades para acceder a un trabajo (además, respecto al empleo, las leyes no prohíben la discriminación basada en la orientación sexual, identidad de género, edad o lenguaje). El informe del Departamento de Estado de EEUU de 2015 menciona que durante el año fueron atacados y asesinados al menos tres personas homosexuales. En las estadísticas realizadas por Afro Barometer en 2016 se indica que solo a un 12% de la población no le importaría tener un vecino homosexual.

Respecto a VIH/SIDA, el Comité Nacional de la Lucha contra el SIDA en Madagascar se encarga de evitar la discriminación hacia las personas con VIH/SIDA, luchando por que se respeten las leyes que proveen el derecho a la salud a los pacientes con VIH/SIDA y que ejecutan sanciones a quien discrimine a estas personas. Sin embargo, otras instituciones nacionales, como el Ministerio de Salud y Justicia, no hacen cumplir estas leyes. En las estadísticas de Afro Barometer se muestra que solo a un 23% de la población de Madagascar no le importaría tener un vecino con VIH/SIDA.

Fuentes:

Archer, R. “Madagascar LGBTI Resources” [online]. International Refugee Rights Iniciative: Rights in Exile Programme. Disponible en: http://www.refugeelegalaidinformation.org/madagascar-lgbti-resources [Consultado: 10/05/2016]

Carrol, A.; Itaborahy, L. P. “Homofobia de Estado. Un estudio mundial jurídico sobre la criminalización, protección y reconocimiento del amor entre personas del mismo sexo”. Ilga, mayo 2015 (10ª edición).

Dulani, B. et al. “Good neighbours? African express high levels of tolerance for many, but not for all” [online]. Afro Barometer. Marzo de 2016 (nº74). Disponible en: http://afrobarometer.org/sites/default/files/publications/Dispatches/ab_r6_dispatchno74_tolerance_in_africa_eng1.pdf [Consultado: 10/05/2016]

“Madagascar 2015 Human Rights Report” [online]. U.S. Department of State. Disponible en: http://www.state.gov/documents/organization/252911.pdf [Consultado: 10/05/2016]

 Mientras a menudo se describe a África como un continente intolerante hacia sus variadas diferencias étnicas y religiosas, las encuestas muestran un aspecto diferente

FaLang translation system by Faboba
 
Copyright © 2013 África LGBT. Todos los derechos reservados.
 

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y su experiencia al usarlo. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial del sitio ya se han establecido. Para más información sobre las cookies que usamos y cómo desactivarlas, lee nuestra política de cookies.

  Acepto las cookies de esta web.
EU Cookie Directive Module Information