21/02/2017 La situación del colectivo en Sudán es una de las más difíciles de toda África y del mundo. Desde 1991 el gobierno sudanés prohíbe a personas del mismo sexo mantener relaciones consentidas.

Lunes, 08 de julio de 2016

Escrito por Minerva Expósito Guixeras

Pena máxima: cadena perpetua o pena de muerte por cometer el delito de sodomía tres veces

En Sudán los actos sexuales realizados con consentimiento entre personas del mismo sexo son considerados ilegales, siendo castigados hasta con la pena de muerte si se reincide tres veces, como establece el Código Penal de 1991 (Ley 8 de 1991). El artículo 148 del Código Penal considera que la sodomía es el acto de insertar el pene, o equivalente, dentro del ano de una mujer o varón. Así como también está considerado ilegal permitir que alguien inserte el pene, o equivalente, en el ano. Por lo tanto, el artículo 148 castiga la sodomía con 100 latigazos y, también, podría ser castigado con 5 años de prisión. Si se vuelve a reincidir en este delito, esto se castiga con 100 latigazos y 5 años de prisión. Si se reincide por tercera vez, el acto de sodomía se castiga con la cadena perpetua o la pena de muerte. Por otro lado, el artículo 151 castiga los actos de indecencia grave y los sexuales (que no sean sodomía o zina [relaciones sexuales ilegales según la ley islámica, como el sexo extramarital y prematrimonial) con 40 latigazos y también se puede aplicar la pena de hasta un año de prisión o una multa. Por último, el artículo 157 considera como delito la difamación  sobre la castidad, lo cual se castiga con 80 latigazos. Además, las personas LGBT no son protegidas por las leyes antidiscriminación, como dice el informe del Departamento de Estado de EEUU (2015).

El informe de ILGA de Homofobia de Estado (2016) indica que en el primer ciclo del Examen Periódico Universal (EPU) de Naciones Unidas “el Estado no hizo mención a las presentaciones remitidas por la sociedad civil que hacían referencia a la orientación sexual o identidad de género”.

Entre la sociedad existe un fuerte sentimiento de homofobia. Además, las personas LGBT temen por sus vidas y no declaran su orientación sexual o identidad de género en público. Aunque la homosexualidad no está considerada ilegal per se, sino que son ilegales los actos de sodomía, el informe del Departamento de Estado (2015) dice que hay al menos un caso confirmado de una persona detenida, golpeada y acosada por las autoridades por su sospechosa afiliación a grupos amigables con el colectivo LGBT. Muchas personas LGBT se sienten obligadas a dejar el país debido al miedo de persecución, intimidación o acoso.

Las organizaciones LGBT cada vez se siente más presionadas para suspender o alterar sus actividades debido a la amenaza de daños, según indica el Departamento de Estado (2015). Existen varias organizaciones luchando por los derechos LGBT en Sudán: por ejemplo, Freedom Sudan, el primer grupo que se encontró en línea; Bedayaa, grupo en el área del Valle del Nilo (entre Egipto y Sudán); o el grupo Rainbow Sudan, que lucha por los derechos humanos LGBT y para detener el VIH/SIDA, desde el 5 de febrero de 2012, según comentan en 76Crimes. El líder de Rainbow Sudan, en una entrevista para 76Crimes, dijo que la ley islámica fue aplicada en el país en 1983 por el presidente Jafar An-Numeri y desde entonces las cosas cambiaron para el colectivo LGBT, haciendo que desde ese momento hubiera menos comprensión y tolerancia en la sociedad. Obviamente todas estas organizaciones no están legalizadas.

El Día Internacional contra la Homofobia, Transfobia y Bifobia (IDAHO) se ha celebrado en Sudán. En 2014 el colectivo LGBT local celebró el día IDAHO en la capital, Khartoum. Con la campaña “Todos son diferentes” coordinada por activistas de Egipto, la cual llegó a Sudán. El evento se volvió a celebrar al año siguiente, 2015, en el que la organización Bedayaa anunció una campaña y participó en los eventos llevados a cabo en Khartoum. Sin embargo, sobre el día IDAHO en 2016 encontramos que, debido a asuntos de seguridad por los que la población LGBT en Sudán no es públicamente visible, no se encuentran actividades llevadas a cabo para el día IDAHO, aunque Sudán estaba incluido en la campaña de la organización Bedayaa.

En cuanto al VIH/SIDA, el informe del Departamento de Estado (2015) indica que hay discriminación en la sociedad. Además, la naturaleza conservadora de la sociedad respecto a asuntos como el sexo fuera del matrimonio hace que sea difícil para los activistas y la comunidad internacional abordar estos temas. En agosto, la Sociedad Sudanesa para Víctimas del VIH documentó 3.443 personas seropositivas en el país y trabajó en proyectos para apoyar a los niños con padres seropositivos que no podían permitirse pagar la escuela.

Fuentes:

Carrol, A. “Homofobia de Estado. Estudio jurídico mundial sobre la orientación sexual en el derecho: criminalización, protección y reconocimiento” [online]. ILGA, mayo de 2016 (Edición No. 11). Disponible en: http://ilga.org/downloads/02_ILGA_Homofobia_De_Estado_2016_ESP_WEB_150516.pdf [Consultado: 20/06/2016]

“IDAHOT Report 2014: Sudan” [online]. International Day against Homophobia, Transphobia & Biphobia, 2014. Disponible en: http://dayagainsthomophobia.org/es/idahot-report-2014-sudan/ [Consultado: 20/06/2016]

“IDAHOT Events 2015: Sudan” [online]. International Day against Homophobia, Transphobia & Biphobia, 2015. Disponible en: http://dayagainsthomophobia.org/idahot-events-2015-sudan/ [Consultado: 20/06/2016]

“IDAHOT Report 2016: Sudan” [online]. Day against Homophobia, Transphobia & Biphobia, 2016. Disponible en: http://dayagainsthomophobia.org/idahot-report-2016-sudan/ [Consultado: 20/06/2016]

Steward, C. “Rainbow Sudan seeks LGBTI rights in Sudan” [online]. Erasing 76 Crimes, 16 de septiembre de 2014. Disponible en: https://76crimes.com/2014/09/16/rainbow-sudan-sogi-news/ [Consultado: 20/06/2016]

“Sudan 2015 Human Rights Report” [online]. U.S. Department of State, 2015. Disponible en: http://www.state.gov/documents/organization/252945.pdf [Consultado: 20/06/2016]

Jueves, 30 de junio de 2016

Escrito por María García y actualizado por Minerva Expósito Guixeras

Pena máxima: pena de muerte en doce provincias del norte de Nigeria

En Nigeria los actos sexuales realizados con consentimiento entre personas del mismo sexo son ilegales. El informe de Homofobia de Estado de ILGA (2016) indica que la pena de muerte se aplica en doce provincias del norte de Nigeria. Aunque no existen instancias documentadas de aplicación de la pena de muerte por cortes de ley de la Saria en el Norte de Nigeria. La pena de muerte se aplica entre hombres, mientras que la pena máxima en las mujeres es la flagelación y/o la prisión. Los estados  que han adoptado esas leyes son: Bauchi (en el año 2001), Borno (2000), Gombe (2001), Jigawa (2000), Kaduna (2001), Kano (2000), Katsina (2000), Kebbi (2000), Niger (2000), Sokoto (2000), Yobe (2001) y Zamfara (2000).

Además, Nigeria cuenta con leyes que restringen directamente la libertad de expresión acerca de la vida e intereses LGBT y también prohíben específicamente el matrimonio entre personas del mismo sexo en la Ley de Prohibición de Matrimonio entre Personas del Mismo Sexo. La ley fue firmada en enero de 2014 por el ex Presidente de Nigeria y castiga el matrimonio o unión civil entre personas del mismo sexo con 14 años de prisión. Esta ley, además de prohibir el matrimonio, prohíbe ‘el registro de clubes gay, sociedades y organizaciones, su mantenimiento, procesiones y reuniones’ y el delito conlleva una sanción de 10 años de prisión”, según indica el informe de ILGA (2016). Aunque el informe del Departamento de Estado de EEUU (2015) dice que no se conocen informes de que el gobierno haya aplicado esta ley durante el año.

En el capítulo 77 del Código Penal de Nigeria aparecen los artículos que prohíben los actos sexuales realizados con consentimiento entre personas del mismo sexo. El artículo 214 castiga con una pena de prisión de 14 años a quien tenga conocimiento carnal “contra natura” con otra persona o a quien permita que un varón tenga conocimiento carnal “contra natura” con él o ella. El artículo 215 castiga con una pena de prisión de 7 años a quien intente cometer los delitos especificados en el artículo 214, además, se especifica que el delincuente no podrá ser arrestado sin una orden judicial. El artículo 217 castiga con una pena de prisión de tres años al varón que cometa actos de indecencia grave con otro varón, en público o en privado, incite a otro varón a que lo cometa con él o intente incitar a otro varón a que lo cometa con él o con otra persona.

El informe de ILGA (2016) menciona que en el Examen Periódico Universal (EPU) de Naciones Unidas “el país no ofreció ninguna respuesta a las recomendaciones de su primer ciclo del EPU de 2009 para despenalizar las relaciones sexuales consensuales entre personas adultas del mismo sexo y retirar las prohibiciones del matrimonio entre personas del mismo sexo. En su segundo ciclo, el gobierno rechazó las 12 recomendaciones relacionadas con temas de orientación sexual e identidad de género sobre despenalización, discriminación, obligaciones internacionales y la puesta en libertad de las personas detenidas por sus actividades sexuales.”

Las personas LGBT informan de que el acoso y las amenazas contra ellos debido a su orientación sexual o identidad de género han aumentado. Los grupos LGBT informan  de numerosos arrestos, aunque los detenidos fueron liberados sin cargos en todos los casos después de pagar una fianza.

En enero de 2015 varias personas fueron arrestadas por el departamento de policía, el cual vela por la aplicación de la leySaria,declarando que varios hombres “afeminados” estaban llevando a cabo una boda gay. Varios de los detenidos informaron a los medios de que simplemente se trataba de una fiesta de cumpleaños, sin embargo esto no evitó que fueran objetivo de violencia homofóbica tras el altercado debido a que se hizo público por los medios. Por otro lado, la actuación de los tribunales islámicos en el norte de Nigeria atemoriza a las personas LGBT, ya que al menos cuatro hombres han sido públicamente castigados mediante latigazos y condenados a un año de cárcel en caso de no pagar las multas impuestas.

Además, la policía ha interpretado la ley como una justificación para obtener dinero de ciudadanos inocentes, como se demuestra con el caso de Ikechukwu, el cual fue acosado, amenazado y acusado de homosexualidad por las fuerzas de policía, para más tarde arrebatarle dinero.

Un caso muy mediático es el de Aderonke Apata, fundadora de African Rainbow Family, un grupo LGBT que ayuda a buscar asilo en el Reino Unido para evitar la ley anti-LGBT nigeriana. Ella ha visto rechazada varias veces su propia solicitud de asilo en el Reino Unido. Aderonke Apata tuvo que huir de Nigeria al Reino Unido después de que su marido, sospechara su orientación sexual y le acusara de adulterio, lo que está penado con la lapidación, según la ley islámica que practica su marido. Pero en el Reino Unido sus peticiones de asilo no fueron aceptadas y aun así, vivió en las calles de Manchester ocultándose para evitar su deportación. Cuando fue descubierta, intentó pedir asilo de nuevo con motivo de su orientación sexual, pero el Ministerio del Interior rechazó la solicitud basándose en el hecho de que Aderonke Apata tenía un hijo del matrimonio anterior, por lo que afirmaron que no podía ser lesbiana. Aderonke Apata afirma que su lesbianismo es lo que la llevará a ser lapidada y no el supuesto adulterio. El informe de ILGA (2016) indica que la lapidación es el castigo de la ley de la Saria aplicado en algunas regiones del norte de Nigeria y  aplicado únicamente a quienes practican el islam por adulterio, violación (si la persona acusada está casada), incesto (si la persona acusada está casada) y por actos sexuales consentidos entre personas del mismo sexo.

Otro caso conocido en relación al activismo es el de Ifeanyi Orazulike, activista conocido y miembro de African Men for Sexual Health and Rights (AMSHeR), el cual fue detenido de forma ilegal en un litigio contra la policía de la ciudad de Abuja. Ifeanyi Orazulike triunfó en su caso: el Tribunal Federal aceptó la prueba aportada sobre la violencia, la humillación y el intento de extorsión. Por lo que se ordenó una compensación y una disculpa pública a cargo de la fuerza policial.

Como hemos visto, existen varias organizaciones LGBT en el país, como por ejemplo, Queer Alliance. Los activistas nigerianos, desde hace varios años, aprovechan el Día Internacional contra la Homofobia, Tranfobia y Bifobia (IDAHO Day) para reclamar los derechos humanos de las personas LGBT y denunciar la discriminación y la violencia.

Según una investigación llevada a cabo por el Pew Research Center el 85% de los ciudadanos creen que la homosexualidad no es natural. Sin embargo, el gobierno no impide el trabajo de organizaciones sin ánimo de lucro que trabajan para crear espacios seguros y apoyar a las personas LGBT, tanto a través de talleres educativos como de ayuda legal. Además, los resultados de una reciente encuesta telefónica indican que pese a que el progreso es lento, los jóvenes son más abiertos en cuanto a aceptar a las personas LGB, aunque la gran mayoría de la población (87%) está a favor de la ley de 2014 que prohíbe el matrimonio homosexual (y cualquier otra muestra de afectividad, asociacionismo o apoyo). Esa misma encuestarefleja que, a pesar del enorme rechazo social, el 30% de los encuestados está de acuerdo con que las personas LGBT tengan acceso a la sanidad, vivienda y educación. Pese a estos números tan desesperanzadores los grupos activistas LGBT confían en que las nuevas generaciones den paso al cambio en la sociedad nigeriana.

Respecto al VIH/SIDA, debido al miedo de ser rechazados, los hombres gais y bisexuales son cada vez más reacios a acceder a los servicios sanitarios de VIH/SIDA. La sociedad considera el VIH/SIDA un resultado del comportamiento inmoral y un castigo por las relaciones con personas del mismo sexo. Las personas seropositivas suelen perder sus trabajos e incluso se les niega el acceso a los servicios sanitarios. Por lo que las autoridades y las ONGs buscan reducir el estigma a través de campañas de educación.

Las estadísticas de AfroBarometer muestran una tolerancia en la sociedad del 52% hacia las personas seropositivas y del 16% hacia las personas homosexuales.

Fuentes:

“Aderonke Apata” [online]. Broken Rainbow. Disponible en: http://www.brokenrainbow.org.uk/content/aderonke-apata [Consultado: 30/06/2016]

Carrol, A. “Homofobia de Estado. Estudio jurídico mundial sobre la orientación sexual en el derecho: criminalización, protección y reconocimiento” [online]. ILGA, mayo de 2016 (Edición No. 11). Disponible en: http://ilga.org/downloads/02_ILGA_Homofobia_De_Estado_2016_ESP_WEB_150516.pdf [Consultado: 30/06/2016]

Cohen, C. “Home Office tells Nigerian asylum seeker: ‘You can’t be a lesbian, you’ve got children” [online]. The Telegraph, 4 de marzo de 2015. Disponible en: http://www.telegraph.co.uk/women/womens-life/11448766/Lesbian-Nigerian-woman-told-Prove-youre-gay-to-stay-in-Britain.html [Consultado: 30/06/2016]

Daemon, M. “Training Nigeria’s future LGBT Leaders” [online]. Erasing 76 Crimes, 24 de mayo de 2016. Disponible en: https://76crimes.com/2016/05/24/training-nigerias-future-lgbt-leaders/ [Consultado: 30/06/2016]

Daemon, M. ““Nigerian police extort money from man they claim is gay” [online]. Erasing 76 Crimes, 25 de junio de 2016. Disponible en: https://76crimes.com/2016/06/25/nigerian-police-extort-money-from-man-they-claim-is-gay/ [Consultado: 30/06/2’16]

Dugan, E. “Aderonke Apata deportation case: ‘If the Home Office doesn’t believe I’m gay, I’ll send them a video that proves it’” [online]. Independent, 8 de junio de 2014. Disponible en: http://www.independent.co.uk/news/uk/home-news/aderonke-apata-deportation-case-if-the-home-office-doesn-t-believe-i-m-gay-i-ll-send-them-a-video-9509738.html [Consultado: 30/’6/2016]

Dulani, B. et al. “Good neighbours? African express high levels of tolerance for many, but not for all” [online]. AfroBarometer, 1 de marzo de 2016 (No. 74). Disponible en: http://afrobarometer.org/sites/default/files/publications/Dispatches/ab_r6_dispatchno74_tolerance_in_africa_eng1.pdf [Consultado: 30/06/2016]

“Nigeria 2015 Human Rights Report” [online]. U.S. Department of State, 2015. Disponible en: http://www.state.gov/documents/organization/252927.pdf [Consultado: 30/06/2016]

“Nigeria IDAHOT Report 2012” [online]. International Day against Homophobia, Transphobia y Biphobia, 2012. Disponible en: http://dayagainsthomophobia.org/nigeria-idaho-report-2012/ [Consultado: 30/06/2016]

Stewart, C. “Cheers and praise for victory in Nigerian Court” [online]. Erasing 76 Crimes, 30 de marzo de 2016. Disponible en: https://76crimes.com/2016/03/30/cheers-and-praise-for-victory-in-nigerian-court/ [Consultado: 30/06/2016]

Stewart, C. “Nigeria: 12 arrests at party; police call it ‘gay wedding’” [online]. Erasing 76 Crimes, 27 de enero de 2015. Disponible en: https://76crimes.com/2015/01/27/nigeria-12-arrests-at-party-police-call-it-gay-wedding/ [Consultado: 30/06/2016]

Stewart, C. “Nigeria survey: Progres son LGB issues, a long way to go” [online]. Erasing 76 Crimes, 30 de junio de 2015. Disponible en: https://76crimes.com/2015/06/30/nigeria-survey-progress-on-lgb-issues-a-long-way-to-go/ [Consultado: 30/06/2016]

Miércoles, 08 de junio de 2016

Escrito por Caroline Morgan Adams y actualizado por Minerva Expósito Guixeras

Pena máxima: pena de muerte

Somalia es uno de los países africanos donde los actos sexuales realizados con consentimiento entre personas del mismo sexo no solo están penalizados, sino que se llega a aplicar la pena de muerte por la ley de la sharia aplicada a nivel provincial en el sur de Somalia. Además, Somalia tiene leyes de “propaganda” y “moralidad” que restringen la libertad de expresión sobre la orientación sexual.

El artículo 400 del Código Penal (Decreto Legislativo 5/1962) establece que los castigos por violencia sexual serán incrementados si estos actos se cometen con una persona del mismo sexo en el contexto “contra natura”. El artículo 409 dice que “quien tuviere acceso carnal con una persona de su mismo sexo, si acaso el acto no constituyere un delito más grave, será punible con pena de prisión de 3 meses a 3 años. Si el acto cometido es un acto de lujuria distinto al acceso carnal, la pena impuesta se reducirá en un tercio”. El artículo 410 dice que “se añadirá una medida de seguridad a las sentencias aplicables a los delitos mencionados en los artículos 407, 408 y 409”. Por último, el artículo 406 es la ley de “propaganda” y moralidad” que restringe la libertad de expresión, estableciendo que quien incite a otra persona a cometer “actos indecentes” en un espacio público o abierto al público será penalizado con prisión de hasta un año o una multa de hasta 2000 chelines somalíes (2,99 €).

El informe de Homofobia de Estado de ILGA (2016) informa de que, desde la caída del dictador Mohamed Siad Barre en 1991, puede que el Código Penal no se esté aplicando de manera efectiva. Somalilandia, región del norte que se proclamó independiente en 1991 (aunque no esté reconocida internacionalmente), aún aplica el viejo Código Penal. Pero en el centro y sur del país existe un movimiento ultraconservador dentro del Islam sunita que interpreta la ley islámica de manera estricta, prohibiendo estrictamente las relaciones sexuales entre personas del mismo sexo. El castigo ante este delito es decidido según el criterio del juez, el cual puede llegar a sentenciarlo con la pena de muerte.  

En enero de 2016, Somalia tuvo el segundo ciclo del Examen Periódico Universal (EPU) de Naciones Unidas. Somalia solo recibió una recomendación sobre la orientación sexual y la identidad de género, de parte de la delegación de Canadá, pero el Estado aún no ha respondido a ella.

En la sociedad somalí se considera la orientación sexual y la identidad de género un asunto tabú. La sociedad discrimina abiertamente las personas LGBT y no existe ninguna ley que proteja al colectivo contra la discriminación. Asimismo, el gobierno no demuestra ningún interés por detener la discriminación hacia las personas LGBT, ni en investigar los abusos, ni en castigar a los cómplices de estos abusos. Tampoco existen leyes que criminalicen abusos físicos hacia esas personas en la constitución provisional.

El informe del ILGA (2016) explica que, según las palabras del artista y escritor Diriye Osman, para salir del armario en Somalia uno debe estar preparado para el abuso, el acoso, el encarcelamiento o la muerte. El informe del Departamento de Estado de EEUU (2015) indica que no hay discusión pública sobre la discriminación basada en orientación sexual o identidad de género. Además, hay pocos informes de violencia social o discriminación, seguramente debido al estigma social, ya que si informan de esos abusos su orientación sexual o identidad de género se da a conocer. Por otro lado, no se conocen organizaciones LGBT dedicadas a este colectivo.

En marzo de 2013, un adolescente fue apedreado en Mogadiscio hasta la muerte por su orientación sexual a manos de rebeldes islámicos. Según los informes, los responsables están vinculados al grupo Al Qaeda. A pesar de la continua discriminación y el temor constante que sienten las personas LGBT, las Naciones Unidas han dicho abiertamente que Somalia es un país seguro, según aclara Lorena Ramírez en una publicación de Aljazeera en AfricaLGBT.

En 76crimes advierten de que Somalia es un país peligroso para el colectivo LGBT, por lo que no es seguro devolver a estas personas a Somalia. Un informe del 2 de febrero de 2016 indica que “las personas gais no deberían ser devueltas a Somalia debido a la persecución que enfrentan debido a su orientación sexual y se les debería conceder la condición de refugiados”.

En cuanto al VIH/SIDA,  las personas con VIH-SIDA no escapan a la discriminación por parte de la sociedad, del gobierno y  de los trabajadores sanitarios. Según indica el informe del Departamento de Estado (2015) “UNICEF informó que las personas con VIH/SIDA se vieron sometidas a abuso físico, al rechazo por parte de sus familias y discriminación en el trabajo, lo que les llevóal despido. Los niños con padres seropositivos también sufrieron discriminación, lo que dificultó el acceso a los servicios”.

Fuentes:

Carrol, A.; Itaborahy, L. P. “Homofobia de Estado. Estudio jurídico mundial sobre la orientación sexual en el derecho: criminalización, protección y reconocimiento” [online]. ILGA, mayo 2016 (11ª edición). Disponible en: http://ilga.org/downloads/02_ILGA_Homofobia_De_Estado_2016_ESP_WEB_150516.pdf   [Consultado: 02/06//2016]

“Draft Report of the Working Group on the Universal Periodic Review” [online]. Human Rights Council (UN): Working Group on the Universal Periodic Review, 1 de febrero de 2016. Disponible en: http://www.upr-info.org/sites/default/files/document/somalia/session_24_-_january_2016/a_hrc_wg.6_24_l.9.pdf [Consultado: 02/06/2016]

Garcia, M. “Gay Somali Teen Stoned to Death, Village Forced to Watch”. Advocate, 20 de marzo de 2013. Disponible en: http://www.advocate.com/news/world-news/2013/03/20/gay-somali-teen-stoned-death-village-forced-watch [Consultado: 02/06/2016]

“Penal Code: Legislative Decree No. 5 of 16 December 1962”. Disponible en: http://www.somalilandlaw.com/Penal_Code_English.pdf [Consultado: 02/06/2016]

Ramírez, L. “Somalíes LGBT sufren amenazas de muerte”. ÁfricaLGBT, 10 de julio de 2013. Disponible en: http://africalgbt.org/index.php/en/somalia/item/9-somalies-lgbt-sufren-amenazas-de-muerte [Consultado: 02/06/2016]

“Somalia 2015 Human Rights Report” [online]. U.S. Department of State, 2015. Disponible en: http://www.state.gov/documents/organization/252939.pdf [Consultado: 02/06/2016]

Steward, C. “Report: Somalia too risky for LGBT people” [online]. Erasing 76 crimes, 16 de febrero de 2016. Disponible en: https://76crimes.com/2016/02/16/report-somalia-too-risky-for-lgbt-people/ [Consultado: 02/06/2016]

Jueves, 09 de junio de 2016

Escrito por María García y actualizado por Minerva Expósito Guixeras

Pena máxima: 14 años de prisión por actos sexuales “contra natura” realizados con consentimiento

Como indica el informe de Homofobia de Estado de ILGA (2016), el Código Penal fue enmendado por el Decreto Nº 5 en el año 2003 y establece que las relaciones sexuales entre personas del mismo sexo son ilegales. El artículo 162 dice que, quien tenga relaciones sexuales “contra natura” con otra persona o quien permita que una persona tenga relaciones sexuales “contra natura” con él mismo, será castigado con una pena de prisión de 14 años. Si el acto se realiza sin consentimiento u obteniendo el consentimiento a la fuerza, la pena de prisión será de 21 años. El artículo 163 considera ilegales los intentos de actos “contra natura” especificados en el artículo 162, las cuales son penadas con 7 años de cárcel. El artículo 165 establece que la sodomía es “una relación sexual ilegítima e intencional por el ano entre dos varones” y está considerada una indecencia grave, por lo que el artículo dice que el hombre que cometa, en público o privado, un acto de indecencia grave, induzca a otro hombre a cometerlo o intente inducir la realización de un acto similar, incluso con terceras personas, será castigado con 5 años de prisión. Por último, sobre la Ley de Procedimiento Penal y Producción de la Prueba, el artículo 185(5) dice que “Quien sea imputado de sodomía o agresión en tentativa de sodomía podrá ser culpable de lesiones indecentes o lesiones comunes, si tales hechos fueran corroborados. Bajo el título I de la parte II de la misma ley, el delito de sodomía bajo la ley consuetudinaria es considerado como uno de los delitos para los cuales no es necesario contar con orden judicial para efectuar detenciones”. En cuanto a la Constitución, esta no protege de forma explícita a las personas LGBT de la discriminación. La Ley de Empleo tampoco prohíbe específicamente la discriminación basada orientación sexual o identidad de género.

Según el informe deHuman Rights Campaign Foundation,existe el miedo de que  una legislación como la de Uganda (cuya pena máxima es la cadena perpetua) se extienda por la zona y la discriminación en Kenia se endurezca. Mientras tanto, este país se sitúa como foco de recepción de refugiados en la región debido a la violencia y la estigmatización sufrida por la población LGBT en países vecinos.

Según el informe de ILGA (2016), el 24 de abril de 2015 el Tribunal Superior de Kenia determinó que la Junta de Coordinación de Organizaciones no Gubernamentales y el Procurador General violó el artículo 36 sobre libertad de asociación de la nueva Constitución de Kenia por impedir el registro de la organización National Gay & Lesbian Human Rights Comission (NGLHRC). El Tribunal afirmó que en la expresión “toda persona” del artículo 36 se incluye a las personas LGBT y añadió que la ley criminaliza los actos sexuales y no la orientación sexual per se. El Tribunal determinó que la Junta había usado sus propias convicciones morales para denegar los derechos de otros.

Kenia, pese a la legislación, se caracteriza por tener un movimiento LGBT activo según el informe de ILGA (2016). Por ejemplo, también se encuentran en Kenia la Coalición Lésbico-Gay de Kenia (GALCK) y la Comisión de Derechos Humanos de las Lesbianas.

El informe de ILGA (2016) indica que la delegación de Kenia, en el segundo ciclo del Examen Periodico Universal (EPU) de Naciones Unidas en enero de 2015, recibió dos recomendaciones (de Chile y Polonia) para despenalizar las relaciones sexuales realizadas con consentimiento. Dinamarca y Chile recomendaron promulgar leyes que combatieran el odio. Por último, Francia habló sobre la no-discriminación y Brasil mencionó la libertad de expresión y los derechos de las personas LGBT. El Estado respondió que había ciertos temas críticos en debate y, en cuanto a los derechos de las personas LGBT, dijo que “nadie había podido probar la aplicación de la ley penal sobre la base de su orientación sexual”.

El informe del Departamento de Estado de EEUU (2015) indica que la policía detiene a las personas bajo estas leyes, sobre todo a las personas sospechosas de prostitución, pero son liberadas en poco tiempo. Aunque las organizaciones LGBT afirman que la policía usa frecuentemente leyes de orden público para arrestar a personas LGBT, más que usar las leyes que condenan los actos sexuales entre personas del mismo sexo. Estadísticas presentadas en la Asamblea Nacional en marzo de 2014 indicaban que la policía ha abierto 595 casos de “delitos contra natura” desde 2010. Estas estadísticas mezclan casos de actos sexuales realizados con consentimiento entre personas del mismo sexo con actos no consentidos y casos de bestialismo. El informe realizado por dos organizaciones LGBT indica que entre los años 2012 y 2014 hubo ocho procesamientos de homosexuales por cargos de indecencia. Además, en custodia, la policía suele acosar, intimidar o abusar físicamente a estas personas.

De esta manera, el informe del Departamento de Estado (2015) indica que la discriminación hacia el colectivo LGBT está expandida en el país. AfroBarometer muestra una tolerancia del 14% hacia las personas homosexuales.

Por otra parte, a consecuencia de la denegación de los derechos de personas intersexuales en el caso Richard Muasya vs Fiscal General y otros del año 2007, se consiguió en diciembre de 2014 la promulgación de la Ley de Personas privadas de Libertad que refleja expresamente la existencia de personas intersexuales y cómo tienen que ser atendidas. Tras subsecuentes casos las personas intersexuales están reconocidas y protegidas por la legislación keniata. Pero, aun así, ocurren casos de violencia hacia los intersexuales, como el caso de Muhadh Ishmael, víctima de un ataque anti-intersexuales en diciembre de 2015. A partir de ahí comenzó una iniciativa para conseguir fondos para darle un entierro decente. El 1 de enero de 2016 tuvo lugar un entierro simple gracias a las donaciones. Muhadh Ishmael era discriminado por su familia, le confinaron en su casa y no le dejaron ir a la escuela ni a la mezquita local. Tras la muerte de sus padres, la familia restante decidió deshacerse de él. Cuatro hombres le llevaron a un terreno lejano, le desnudaron, le drogaron y le cortaron el pene. Fue abandonado en un bosque y un motorista le encontró y le llevó al hospital, pero fue demasiado tarde para él, ya que Mudadh murió desangrado.

En cuanto a los derechos de los transexuales, existen dos casos muy destacados, considerados grandes logros a pesar de la criminalización existente en el país. Audrey Mbugua fue la primera transexual que pidió el cambio de nombre y de género. Audrey tuvo que luchar, pero consiguió cambiar legalmente su nombre, aunque su nuevo documento no especifica su género. Actualmente dirigeTransgender Education and Advocacy, una organización que lucha por la eliminación del estigma que rodea la transexualidad.

El segundo caso fue ganado por Alexander Ngungu Nthungi, aún su nombre legal, en la Corte Suprema de Kenia que declaró que la policía había violado su derecho de dignidad durante el arresto al desnudarla en público para "aclarar" su género, por lo que se compensó a Nthungi con 200.000 chelines (1743€).

En Kenia hay un gran número de refugiados y 76Crimes informa de que hay refugiados que escaparon de las leyes anti-gay de sus países de origen. Estos refugiados ahora se encuentran en peligro por las amenazas del gobierno de Kenia de cerrar los campos de refugiados, pese a los ruegos de ACNUR (Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados). Aunque la mayoría de los refugiados LGBT no se encuentran en los campos de refugiados, sino en los centros urbanos. También indican que los refugiados LGBT sufren acoso y brutalidad por parte de la policía. 

En cuanto al VIH/SIDA, el informe del Departamento de Estado (2015) dice que el gobierno, junto a organizaciones privadas, apoya una red de más de 8000 centros de pruebas y asesoramiento, proporcionando diagnósticos gratuitos del VIH/SIDA. También se pueden realizar diagnósticos de otras infecciones de transmisión sexual (ITS) en hospitales y clínicas por todo el país. El informe indica que en un estudio realizado en el año 2014 se pudo ver que el 57% de los adolescentes seropositivos se desconectaban del tratamiento debido al estigma social. Aunque el gobierno ha llevado a cabo programas para reducir esta estigmatización y para animar a las personas a hacerse la prueba de VIH/SIDA. El gobierno también apoya el asesoramiento y la prevención de la transmisión vertical de madre a hijo. Por otro lado, AfroBarometer muestra en sus estadísticas que al 86% de los encuestados no les importaría tener un vecino con VIH/SIDA.

Fuentes:

Carrol, A. “Homofobia de Estado. Estudio jurídico mundial sobre la orientación sexual en el derecho: criminalización, protección y reconocimiento” [online]. ILGA, mayo de 2016 (Edición No. 11). Disponible en: http://ilga.org/downloads/02_ILGA_Homofobia_De_Estado_2016_ESP_WEB_150516.pdf [Consultado: 09/06/2016]

Dulani, B. et al. “Good neighbours? African express high levels of tolerance for many, but not for all” [online]. AfroBarometer, 1 de marzo de 2016 (No. 74). Disponible en: http://afrobarometer.org/sites/default/files/publications/Dispatches/ab_r6_dispatchno74_tolerance_in_africa_eng1.pdf [Consultado: 09/06/2016]

Kadida, J. “Kenya: Transgender Woman Wins Name Change Battle” [online]. All Africa, 8 de octubre de 2014. Disponible en: http://allafrica.com/stories/201410080710.html [Consultado: 09/06/2016]

“Laws of Kenya. The Penal Code. Chapter 63” [online]. Disponible en: https://www.issafrica.org/cdct/mainpages/pdf/Terrorism/Legislation/Kenya/Kenya%20Penal%20Code%201-100%20of%20119%20A%20.pdf [Consultado: 09/06/2016]

“Kenya 2015 Human Rights Report” [online]. U.S. Department of State, 2015. Disponible en: http://www.state.gov/documents/organization/252905.pdf [Consultado: 09/06/2016]

“Report: The State of Human Rights for LGBT People in Africa” [online]. Human Rights Campaign Foundation y Human Rights First, julio de 2014. Disponible en: http://hrc-assets.s3-website-us-east-1.amazonaws.com//files/images/blog/LGBT_Africa_Report_HRCHRF.pdf [Consultado: 09/06/2016]

Rserven. “Kenyan judge rules that strip-searching transgender woman to determine her gender undignified” [online]. Daily Kos, 22 de junio de 2013. Disponible en: http://www.dailykos.com/story/2013/06/21/1217790/-Kenyan-judge-rules-that-strip-searching-transgender-woman-to-determine-her-gender-undignified [Consultado: 09/06/2016]

Steward, C. “Grim future for LGBT refugees in Kenya?” [online]. Erasing 76 Crimes, 13 de mayo de 2016. Disponible en: https://76crimes.com/2016/05/13/grim-future-for-lgbt-refugees-in-kenya/ [Consultado: 09/06/2016]

Steward, C. “Intersex victim buried in Kenya; compassion from afar” [online]. Erasing 76 Crimes, 13 de enero de 2016 [Consultado: 09/06/2016]

Steward, C. “Will Kenyan intersex victim get a decent funeral at least?” [online]. Erasing 76 Crimes, 24 de diciembre de 2015. Disponible en: https://76crimes.com/2015/12/24/will-kenyan-intersex-victim-get-a-decent-funeral-at-least/ [Consultado: 09/06/2016]

Martes, 10 de mayo de 2016

Minerva Expósito Guixeras

Pena máxima: desconocida

En Namibia los actos sexuales realizados con consentimiento entre personas homosexuales son considerados ilegales según el derecho anglosajón que impusieron los sudafricanos, solo en lo que se refiere al acto de sodomía, donde se aplica tanto a la parte “pasiva” como a la “activa”. Esta ley no alude a las relaciones entre mujeres, por lo que en este caso sí están permitidas. Aunque esta ley raramente es aplicada en actos con consentimiento, pues como indica Gender Research and Advocacy Project, en el periodo de 2003 a 2012 solo se realizaron 4 o 5 arrestos por sodomía. Según Human Dignity Trust, desde la independencia no se han llevado a la Corte casos donde se acuse la orientación sexual. La Corte Suprema, de forma gradual, considera los derechos de la comunidad LGBT.

Por ejemplo, en 2005 hubo un caso donde el Centro de Asistencia Legal tomó un caso donde dos hombres habían sido arrestados por haber sido descubiertos realizando un acto sexual en el baño de un bar, pero los cargos fueron retirados por el fiscal.

Por lo tanto, no se persiguen los actos sexuales entre personas del mismo sexo que se realizan en privado,  pero si estos actos se realizan en público se consideran inmorales e ilegales, por lo que se llevan a cabo los arrestos en esos casos. La masturbación, el sexo oral y otras prácticas que no entran en el acto de sodomía tampoco están permitidas legalmente si se realizan entre hombres, siendo consideradas “ofensas sexuales no naturales”.

En la constitución de Namibia aparece la prohibición de discriminación por motivos sexuales, aunque la discriminación basada en la orientación sexual se consiente en la sociedad.

De este modo, el gobierno rechaza cualquier legislación que proteja los derechos del colectivo LGBT como se puede contemplar en el informe de ILGA de 2015, donde aparece que Namibia se abstuvo en la votación de la resolución del 26 de septiembre de 2014 del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas que condena la discriminación con motivo de la orientación sexual o la identidad de género. A pesar de estos rechazos, en Namibia está prohibida la discriminación en el empleo con motivo de orientación sexual desde el año 2007.

En cuanto al plano social, aunque la prohibición de sodomía se aplica solo a hombres que tienen sexo con hombres, cualquier acto sexual entre personas del mismo sexo está mal considerado por la sociedad. Se han producido actos violentos contra el colectivo LGBT que no han sido registrados por el gobierno, como “violaciones correctivas” hacia lesbianas. Hay que añadir a esto que varios casos de discriminación y persecución no son informados. Aunque las estadísticas realizadas en el 2016 muestran que al 55% de los namibios no les importaría tener un vecino homosexual, según muestra Afro Barometer. La misma comunidad LGBT habla de una tolerancia creciente, aunque todavía reciben abusos y discriminación.

En Namibia encontramos activismo LGBT, por ejemplo la organización Out-Right Namibia formada en 2010 que lucha por la voz del colectivo y detener la homofobia en el país.

Respecto a las políticas de asilo, Namibia ha rechazado peticiones de asilo de hombres homosexuales. Como indica el Informe de Derechos Humanos de 2015 sobre Namibia del Departamento de Estado de EEUU, esto podemos verlo con la petición de asilo denegada de un hombre homosexual en noviembre de 2014, al que deportaron de vuelta a Uganda, a pesar de una orden de la Corte Suprema que lo prohibió. ACNUR ha recibido informes acerca de la deportación de tres hombres a Burundi, a pesar de haber pedido asilo. 

En cuanto al VIH/SIDA, existe un problema de discriminación y estigmatización. Para acceder a empleos en el sector militar y para algunos del sector civil, se realiza una prueba donde, si da positivo, a esa persona se le niega el acceso o se le realiza una segunda prueba para observar la progresión de la enfermedad. Si se da negativo en la segunda prueba se puede acceder al empleo. Aunque según Afro Barometer, al 95% de los namibios no les importaría tener un vecino con VIH/SIDA.

Fuentes:

Carrol, A.; Itaborahy, L. P. “Homofobia de Estado. Un estudio mundial jurídico sobre la criminalización, protección y reconocimiento del amor entre personas del mismo sexo”. Ilga, mayo 2015 (10ª edición).

“Criminalisation of Homosexuality” [online]. Human Dignity Trust, octubre de 2015. Disponible en: http://www.humandignitytrust.org/uploaded/Map/Country_Reports/Namibia.pdf [Consultado: 11/05/2016]

Dulani, B. et al. “Good neighbours? African express high levels of tolerance for many, but not for all” [online]. Afro Barometer. Marzo de 2016 (nº74). Disponible en: http://afrobarometer.org/sites/default/files/publications/Dispatches/ab_r6_dispatchno74_tolerance_in_africa_eng1.pdf [Consultado: 10/05/2016]

“Namibia”[online]. LGBTnet. Disponible en: http://www.lgbtnet.dk/countries/africa/namibia [Consultado: 11/05/2016]

“Namibia 2015 Human Rights Report” [online]. U.S. Department of State. Disponible en: http://www.state.gov/documents/organization/252923.pdf [Consultado: 10/05/2016]

“Namibian La won LGBT Issues” [online]. Gender Research and Advocacy Project. 2015. Disponible en: http://www.lac.org.na/projects/grap/Pdf/LGBT_mono.pdf [Consultado: 10/05/2016]

“ONU: Resolución histórica en defensa de los homosexuales” [online]. Human Rights Watch. Septiembre de 2014. Disponible en: https://www.hrw.org/es/news/2014/09/26/onu-resolucion-historica-en-defensa-de-los-homosexuales [Consultado: 10/05/2016] 

27/07/2015 Isaac Otidi Amuke es un escritor que a través de tres artículos ha pintado una imagen distinta a la que estamos acostumbrados a ver de la situación LGBTI en Uganda

01/08/2015 El pasado 30 de julio de 2015 un tribunal de Gambia absolvió a tres hombres que habían sido acusados del delito de “homosexualidad agravada”

18/07/2015 El miércoles Henry fue llevado a la comisaría de policía de Cáceres donde pasó una noche interminable y angustiosa en espera de ser deportado a su país

14/05/2015 Fundación Triángulo condena las declaraciones del presidente de Gambia donde ha manifestado que “cortará el cuello a los homosexuales que vivan en el país y ha advertido de que nadie podrá hacer nada para detenerlo” 

Página 1 de 3
FaLang translation system by Faboba
 
Copyright © 2013 África LGBT. Todos los derechos reservados.
 

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y su experiencia al usarlo. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial del sitio ya se han establecido. Para más información sobre las cookies que usamos y cómo desactivarlas, lee nuestra política de cookies.

  Acepto las cookies de esta web.
EU Cookie Directive Module Information